Periódico

Jornada 7. Lorca Deportiva 2-2 Recreativo Granada

El conjunto de la Ciudad del Sol no es capaz de ganar en la vuelta de su afición al Artés Carrasco.

El Lorca Deportiva sumó su cuarto punto de la temporada tras cosechar su cuarto empate, esta vez ante el Recreativo Granada (2-2), en un partido que se en el estadio Artés Carrasco, cuyas gradas acogieron público ocho meses después. Ni así, los lorquinos, que tuvieron fases de todo tipo, lograron su primera victoria de la temporada. De esa manera, siguen en la zona baja. El empate se puede considerar justo. El Lorca siempre fue a remolque debido a las lagunas defensivas. El Granada las aprovechó aunque también regaló en su área.

El Lorca, que prescindió de la camiseta blanquiazul y utilizó la verde turquesa, presentó hasta cuatro novedades con respecto al once de la jornada anterior. Estrenaron titularidad el uruguayo Britos y el ilicitano Nacho Pastor, este último sustituyendo al sancionado Baroni. El banquillo también era novedoso, marcado por la ausencia de Iban Urbano, despedido esta semana. El equipo lo dirigió el segundo entrenador, Antonio Mur.

El Lorca empezó fiel a su estilo alegre de medio campo hacia adelante, pero dando demasiadas facilidades en la parte defensiva. Los lorquinos juegan bien pero tampoco aciertan de cara al gol. El Granada empezó asustado pero poco a poco fue desperezándose. En el minuto once, el Lorca Deportiva erró una gran ocasión para haberse estrenado en el marcador. Mala salida de balón de los visitantes, robó Carrasco dentro del área, sirvió a Oliva y este, sin que nadie le molestara, envió fuera de forma increíble cuando los seiscientos aficionados que había en la grada ya cantaban al tanto.

De lo que pudo ser a lo que fue. Tres minutos después, el Recreativo Granada se adelantó en el marcador. No estuvo acertado el central Nacho Pastor. Buena acción de Aranda que dentro del área y de zurdazo escorado batió a Alberto Hortal. A partir de ese momento el juego se equilibró en la parcela ancha, aunque el Granada era quien llegaba y con más peligro.

En el minuto treinta y uno el cuadro nazarí pudo marcar el segundo. Gran jugada de Aranda, balón atrás y Echu, que llegaba solo en carrera, quiso reventar la red pero sacó el cuero de las inmediaciones del estadio. La salida al campo de Emilio Iglesias en los locales por el lesionado Coyette volvió a darle otro aire en ataque. Nadie entendió la suplencia del, sin duda, jugador más en forma del Lorca.

Todo parecía indicar que se llegaría al descanso con ventaja granadina, pero en el tiempo de descuento el Lorca Deportiva logró la igualada. Jugadón de Emilio Iglesias por la derecha, penetra en el área, pone un balón de oro que Carrasco, de cabeza, no desaprovechó. Jarro de agua fría para los visitantes y subidón para los de casa.

Empezó la segunda parte y el técnico visitante, David Tenorio, dejó en la caseta al amonestado Bravo y sacó a Abedín. Los lorquinos metieron al Granada en su parcela y estos intentaron adelantar la defensa, eso sí, muy poblada.

Sin embargo, los granadinos aprovechaban los regalos defensivos de los lorquinos cada vez que se aproximaban al área de Hortal. Ocurrió en el minuto sesenta y uno. Otra vez Aranda, el jugador más incisivo del Granada, que recibió dentro del área y con una picadita magistral volvió a adelantar a su equipo. El Lorca atacaba con más corazón que cabeza. En el minuto setenta y tres el meta Joao Costa salvó a su equipo del empate.

Fue un presagio porque tres minutos después, el Lorca Deportiva, de forma merecida, empató otra vez la contienda. Torrente cae en la trampa de Carrasco y le derriba de una forma innecesaria dentro del área. Muy inocente el central visitante. El propio Carrasco se encargó de convertir la pena máxima, logrando el tercer tanto en su cuenta particular de la presente campaña.

El Lorca sufrió un revés en el minuto ochenta y dos. Nacho Pastor, muy flojo durante toda la mañana, derribó a Aranda, siendo el último defensor. Le costó la expulsión.

Aun así, no renunció a la victoria y siguió acosando el área visitante. Cellou y Emilio Iglesias, por la derecha, ponían balones con mucho peligro, pero los remates no eran buenos.

El Granada tuvo una gran oportunidad de ganar el encuentro en el descuento. Buena jugada de Caro por la derecha, balón al área donde Nhua no tenia oposición, pero solo sin portero, envió fuera.

Fuente: La Opinión de Murcia.

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email