cronicas

Jornada 5. Real Oviedo 2-0 Cartagena

Llegó el primer triunfo del Oviedo en casa y lo hizo de manera justa ante un Cartagena que llegaba al Carlos Tartiere en busca de su tercera victoria seguida, pero que apenas tuvo opciones de inquietar el estreno como locales de los azules. Borja Bastón lideró a los azules no sólo con su segundo gol de la temporada sino convirtiéndose en el faro del equipo.

Apostó por la continuidad Ziganda, Borja Sánchez entró por la baja por lesión de Sangalli, pero el resto fueron los mismos de Huesca. Salió desatado el conjunto azul. Atacaba por oleadas y metió en su campo al Cartagena. Viti, Borja Sánchez y Obeng pusieron a prueba a Marc Martínez que se agigantó para sostener a los suyos. Parecía cuestión de tiempo que los locales acertasen, pero no lo hacían. Eso sí, Femenías vivía con absoluta tranquilidad y los carbayones dejaban sus mejores momentos del campeonato.

Si algo no quería el Oviedo es que el partido se interrumpiese, pero el Cartagena buscaba oxígeno y forzaron varias entradas de los fisios que acabaron por encrespar a los jugadores y a la grada, pero hicieron bajar el diapasón del juego. Tardaron 38 minutos los visitantes en asomarse al área rival. Lo hizo con un disparo de Ortuño, flojo y a las manos de Femenías.

Ya había pasado la pausa de hidratación y se anunciaba una prolongación amplia y se fue hasta los 6 minutos. Justo cuando el cronómetro marcaba el 45, Obeng inventó una acción personal en el área, parecía que el balón se le iba por línea de fondo, pero logró salvarlo y su centro impactó en la mano de Andújar. Tras dos minutos de tensión y consultas en el VAR, Galech Apezteguia señaló penalti y Borja Bastón no perdonó para dar una ventaja que era justa por los méritos de ambos equipos.

No parecía posible mantener el ritmo de la primera mitad y ambos equipos se lo tomaron con más calma tras el descanso. Eso si, la sensación de peligro siempre estaba más en el área del Cartagena que en la del Oviedo. El mazazo azul llegó a los 56′ minutos. David Costas recogió un balón suelto en el área, tras un saque de esquina y puso un centro que Andújar desvió para batir a Marc Martínez. El 2-0daba la sensación de ser definitivo.

Buscó la reacción Luis Carrión agotando los cambios, pero no era el día de los cartageneros que apenas eran capaces de generar situaciones de peligro y el encuentro llegó al final con la parroquia azul disfrutando de ver a los suyos sumar otros tres puntos que les acercan a la zona noble de la tabla.

 

Fuente: Marca.com

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email