cronicas

Jornada 31: UE Cornellá 1-1 UCAM Murcia

Cuando una mala dinámica se apodera de todo un equipo de estrellas de la categoría, el final no suele tener un buen desenlace. Da igual como se hagan las cosas, que el final siempre va a ser el mismo. Por muy bien que juegue el UCAM Murcia, da la sensación de que en cualquier momento llegará el golpe del rival. Así sucedió ayer ante el Cornellá. El equipo universitario hizo casi todo perfecto, pero en los minutos finales volvió a saborear la crueldad del fútbol. Otra vez, y ya van unas cuantas acumuladas a lo largo del curso. Lo hizo casi todo perfecto, pero ese casi, significó lo suficiente para arrebatar tres puntos que se antojaban vitales para la permanencia. No disparó el rival a puerta hasta el minuto 88, fruto de un buen trabajo colectivo y de una gran concentración defensiva, aunque parezca inusual en esta temporada aciaga para el UCAM. 88 minutos de control del partido que parecían esta vez sí, dar una alegría a la familia universitaria. Pero nada. Despiste en un córner a dos minutos del final y todo lo hecho queda de nuevo en vano. Es un buen resumen de la temporada que lleva el UCAM, que si bien ha jugado fatal en muchos partidos, también ha hecho méritos para llevar unas cuantas victorias más en el casillero. Y el de ayer fue de esos, de los que un 0-2 podría haber sucedido y nadie se hubiera echado las manos a la cabeza.

Un empate con sabor muy amargo, por cómo se desarrolló el partido y por la oportunidad perdida para reengancharse con pleno derecho de nuevo a la lucha. Y es que si antes del partido estaba complicada, lo está un poco más tras el encuentro. A falta de que acabe la totalidad de la jornada, el UCAM Murcia estará a seis puntos, como mínimo, de la salvación. A la espera de saber lo que hacen hoy Atlético Sanluqueño y Sevilla Atlético, sus rivales más directos. A seis puntos en el mejor de los casos, quedando 21 en juego, pinta peliaguda la cosa. Es cierto que jugando como se jugó en Cornellà, tendrá sus opciones mientras las matemáticas lo digan, pero también es cierto que la nube negra cubre cada día más a un club abocado a la Segunda RFEF. Porque ya no hablamos de que esté difícil, sino que hablamos de algo casi milagroso si el UCAM se salva. Tiene que ganar cinco partidos de siete posibles en un calendario en el que aún le restan encuentros ante equipos como Andorra o Atlético Baleares. Difícil papeleta la que tiene el UCAM Murcia por delante. Pero como dijo Aira en la rueda de prensa postpartido, jugando así, tendrán sus opciones. Porque si vamos a lo meramente objetivo es que el equipo universitario dominó a un rival que también se jugaba la vida en un campo donde solamente habían ganado cuatro equipos en toda la temporada. Un campo donde todo son hándicaps: la estructura, el césped artificial y la sensación de estar jugando un encuentro de Preferente descafeinaban una auténtica final en la ‘profesional’ Primera RFEF.

Pese a la dificultad para practicar fútbol, el UCAM Murcia fue superior al Cornellà durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Sin poder practicar un juego muy fluido, ganó prácticamente todos los choques y llegó mucho más que su rival. De hecho, tan solo se acercó el equipo catalán en los primeros diez minutos, eso sí, sin peligro.

Xemi Fernández fue el jugador más activo de los universitarios junto a Alberto Fernández y de las botas de los dos salieron las más peligrosas. El de Moratalla lo intentaba varias veces desde fuera del área, pero Anacker, arquero del Cornellà, repelió todos sus intentos.

No pudo deshacer el 0-0 antes del descanso, pero la imagen del UCAM Murcia era claramente mejor que la del Cornellà. Superó al cuadro catalán en intensidad, en posicionamiento y en ocasiones. Todo lo que se podía valorar teniendo en cuenta el campo en el que se estaba desarrollando el encuentro.
Xemi al rescate

El UCAM Murcia no pudo descorchar el champán en la primera parte, pero sí que lo hizo a la hora de partido. Y fue el de siempre. El que cogió las riendas del ‘9’ en ausencia de Rubén Mesa y elevó a los suyos con el undécimo gol de la temporada. Cuando mejor posicionado se encontraba el Cornellà, aparecieron los jugones del UCAM y el laboratorio de Aira. Alberto Fernández sacó un saque de esquina en corto para Chacartegui, que disparó solo desde la frontal y cuando parecía que su disparo lo iba a volver a detener Anacker, apareció Xemi con la cabeza para desviar la trayectoria lo justo para que acabara en gol.

Tras el gol, el UCAM Murcia se siguió sintiendo especialmente cómodo en la parcela defensiva y apenas sufrió. De hecho, tan bien estaba el equipo universitario que Aira no hizo su primer cambio hasta el minuto 75, donde volvió Josete tras superar sus problemas físicos.

En los últimos diez minutos, el Cornellà adelantó sus líneas y el UCAM las bajó. Un factor lógico con todo lo que se estaban jugando también los locales. No sufrió en general el UCAM, pero la crueldad volvió a aparecer en contra del cuadro universitario. En un córner, a tres minutos del final, Borja García hizo el 1-1.

El único despiste en todo el partido, lo aprovechó Borja. Remató completamente solo. En la jugada anterior al gol, tuvo Josema el 0-2 en un uno contra uno que le detuvo Anacker. Se acordará bien el muleño, que se fue muy frustrado del terreno de juego. Ese gol hubiera significado la tranquilidad y unos tres puntos que, casi con total seguridad, se echarán de menos a final de temporada. Se le acaba el margen al UCAM Murcia en una temporada para olvidar.

Aira: «Me voy orgulloso por cómo hemos competido»

José Manuel Aira no pudo celebrar su segunda victoria consecutiva como entrenador del UCAM Murcia, pero se mostró satisfecho por el juego ofrecido del equipo en el campo. «Estoy muy contento con el partido que hemos hecho. Hemos generado situaciones para haber ganado con ventaja y prácticamente no hemos sufrido ninguna ocasión del rival. Me voy orgulloso de cómo ha competido el equipo en un escenario muy complicado», explicaba.

Sabe que el objetivo de la permanencia está complicado, pero jugando así es posible. «Es un partido que nos tiene que dar mucha más vida. Si somos capaces de seguir así y aumentar nuestra efectividad, estaremos en buen camino. El equipo cree y está creciendo».

Defendió Aira a sus jugadores y no quiso dejar pasar la oportunidad de demostrar el compromiso de todos sus jugadores. «Estamos todos dolidos por el resultado, pero creo que todo lo que hemos hecho en el partido nos tiene que servir para todo lo que tenemos por delante. Un equipo que no estuviera comprometido no hace el partido que hemos hecho nosotros aquí», afirmaba.

Valoró la acción de Josema, que pudo haber sido el 0-2 definitivo. «Josema no define mal, acierta más Lucas que falla Josema. Le adivina el disparo. Creo que lo hace perfecto. Quizá pudiera haberse acercado un poco más, pero nada que reprochar por esa acción», expresaba.

Aira sabe que vienen días complicados por el empate, pero cree que podrán sacar la situación adelante. «Tendremos que quitarnos el duelo durante hoy, pero ya a partir de mañana a pensar en el Nástic», finalizaba.

Fuente: La Opinión de Murcia

¡Comparte este post!

Compartir en facebook
Compartir en google
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email