cronicas

Jornada 30. Albacete 2-0 FC Cartagena

Los albinegros caen ante un Albacete que aprovecha sus ocasiones para batir a un rival errático, falto de ideas y sin capacidad para plantear un partido distinto.

Si no era una final, al menos de primeras lo parecía. Una victoria hubiera sido diferencial para el equipo cartagenero, pero no fue así. El FC Cartagena cae ante el Albacete por 2-0 dejando pasar la oportunidad de distanciarse de los puestos de descenso. Los de Luis Carrión se mostraron francamente mal en buena parte del encuentro, superados por un Albacete que sin hacer demasiado ruido se acabó llevando tres puntos vitales. Derrota que toca el orgullo de un Cartagena que no despega a pesar de que la oportunidad se prestaba a ello.

El Albacete comenzaba algo mejor que el conjunto albinegro, ataviado con la camiseta de la provincia marítima en el Carlos Belmonte. Eddy Silvestre protagonizó la primera ocasión para los locales, aunque el disparo del almeriense se fue muy alto. Los de Menéndez comenzaron ejerciendo una presión alta, aportando intensidad al encuentro. El Cartagena tuvo la réplica con un centro de De Blasis que no encontró a nadie, pero trenzó bien la jugada el Cartagena. Con esa carta de presentación empezaba el partido: mucha intensidad, presión y un auténtico correcalles.

Rubén Castro tuvo la primera ocasión para el Cartagena transcurridos los primeros diez minutos de juego. El canario se quedaba solo dentro del área y con un buen control orientado se acomodó el balón en la diestra para enviar un disparo medido a la escuadra. El esférico acabó besando el poste, no encontró premio el conjunto de Carrión. Tras esa ocasión, el Cartagena protagonizó sus mejores minutos, encadenando varias ocasiones, pero sin encontrar portería.

El Albacete comenzó a ganar terreno después de estos minutos, y asustaba con varios contraataques que no encontraron gol, pero ponían en apuros al conjunto visitante. Álvaro Jiménez fue el hombre más activo del Alba en estos minutos, y el responsable del primer gol local. El cordobés puso el balón templado al área para que Ortuño rematase franco a portería. Raúl Navas se durmió y rompió el fuera de juego.

El gol era legal, y el Cartagena empezaba de la peor manera posible el encuentro. No encajó bien el tanto, pocos minutos después el Alba pudo hacer el segundo por medio de Zozulya, pero Prieto Iglesias lo anuló por fuera de juego.

Afrontábamos la recta final al descanso con un Albacete que tenía el dominio territorial y la posesión. El Cartagena esperaba agazapado atrás, con miedo, y sin la inspiración para salir al ataque. Con un José Ángel inoperante y Azeez falto de ideas, si la sala de máquinas fallaba, el resto también.

Al filo del descanso parecía crecer el Cartagena, que tuvo una ocasión con un remate tibio de Elady. La más clara antes del intermedio fue de Cristian López, que no supo aprovechar un balón muerto dentro del área para rematar a bocajarro. Se le fue demasiado alto el remate. El Cartagena se iba al descanso con la desventaja en el marcador y con una losa de malas sensaciones.

Los albinegros salieron con mejor cara en la segunda mitad, dispuestos a buscar el gol de la igualada. Los primeros diez minutos fueron para los albinegros, con varias acometidas que pusieron en apuros a Tomeu Nadal, pero solventó bien la zaga manchega. La buena imagen del Cartagena en los primeros compases se fue diluyendo con el paso de los minutos, incapaz de triangular jugadas de peligro, esperando atrás un fallo del Albacete. Los de Menéndez se hicieron fuertes en campo contrario, detonando varios fallos del conjunto albinegro en la salida de balón.

El más grave: Chichizola se equivocaba en el saque de puerta dejando el balón tibio cerca del área, Raúl Navas no llegó y Ortuño le robó la cartera para brindarle el gol a Dani Torres. Error infantil que condenaba al Cartagena con una desventaja de 2-0, una losa muy difícil de levantar. Tras el gol, el equipo cartagenero firmó unos minutos nefastos: erráticos con el balón, sin capacidad de reacción y faltos de actitud.

Rubén Castro intentó levantar a los suyos con una ocasión aislada que sorprendió al Albacete, pero no encontró portería. El Cartagena seguía sin ser capaz de sacar el balón jugado mientras que el Alba presionaba alto y agobiaba a los albinegros. Elady tuvo otra ocasión después de un buen pase al hueco de Nacho Gil, que fue uno de los mejores en los minutos que disputó después de salir del banco.

En la recta final del encuentro el Cartagena daba síntomas de recuperación muy leve, a pesar de estar en la lona, pero no era suficiente para conseguir anotar el gol del honor. Derrota muy dura del conjunto albinegro en Albacete que aviva la pelea por la permanencia y hace que la situación del Cartagena sea más complicada. Oportunidad de oro perdida para distanciarse de los puestos de descenso, dejando pésimas sensaciones: un Cartagena inoperante, sin alma y sin ideas.

Fuente: La Opinión de Murcia.

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email