Periódico

Jornada 27. FC Cartagena 0-0 Marbella

Llegaba uno de los días más importantes de la temporada al Cartagonova. Lo era, al menos, de lo que se ha vivido hasta el momento en el actual curso 2019/2020. El primer duelo por todo lo alto en el que ambos equipos iban a disputarse el primer puesto del grupo IV. El Marbella llegaba al feudo albinegro como líder en solitario y aventajando en solo un punto al Fútbol Club Cartagena.

Tenían los albinegros, por tanto, la oportunidad dar un estacazo directo a su rival y quitarle –a algo más de dos meses para que termine el campeonato liguero- el trono en lo más alto de la clasificación. Los andaluces, por su parte, tenían ante sí la oportunidad de dar un golpe encima de la mesa y dejar a cuatro puntos a su más inmediato perseguidor en un duelo que estaba marcado a rojo en el calendario por ambos conjuntos.

El Cartagena llegaba al partido con bajas importantes. Especialmente relevantes eran en defensa, donde David Andújar era baja después de ser expulsado la jornada anterior en Algeciras. También fueron duda durante toda la semana Johannesson y Carlos Davis, aunque finalmente sí estuvieron en un once inicial donde Borja Jiménez volvió a optar por Vinicius Tanque en punta de ataque y por recuperar de inicio a Quim Araujo en detrimento de Lucas de Vega.

El Marbella, por su parte, tampoco se reservó nada de inicio. Davis Cubillo incluyó a los dos grandes fichajes del mercado invernal, Esteban Granero y Josemi Callejón, y al máximo goleador del equipo Manel Martínez, ex del Real Murcia. Comenzó el partido con el conjunto visitante tirando de galones, calidad y, sobre todo, de una posesión de balón que durante el primer tramo de partido le dio el control absoluto del juego.

El cuadro andaluz llevó la batuta en los primeros minutos, aunque no llegaron a incomodar a un Cartagena que tuvo que perseguir el esférico en campo propio. Fue, sin embargo, a partir del minuto diez cuando los albinegros comenzaron a despertar y cuando el balón empezó a pasar por las botas de los futbolistas de la medular albinegra.

Especialmente activo estuvo Cayarga, que trató de desequilibrar en numerosas ocasiones para llevar el peligro por banda izquierda. Precisamente, un córner botado por el ex del Racing y rematado alto por Carlos David fue la primera acción de ataque de los locales. A esta, le siguió la generada por Cordero tras un robo de balón en el medio, un gran pase filtrado para Johannesson y un balón atrás de este que no encontró rematador. Tampoco lo hizo el centrado por Elady después de una gram jugada el línea de fondo.

Fue después de ese arreón del Cartagena cuando el peligro comenzó a crearlo el Marbella. Y vaya si lo creó. Y es que los visitantes tuvieron en el último tramo de la primera mitad las dos ocasiones más claras. Primero con un balón centrado por Esteban Granero que fue rematado por Manel dentro del área y desviado de forma providencial por Marc Martínez. Después, con un fallo de Carlos David que permitió el centro lateral y el remate de Samu Delgado que se terminó estrellando en el palo. Fueron las últimas ocasiones de una primera parte que terminó a un ritmo frenético.
Recomposición albinegra

Tras el paso por vestuarios, el partido dio un giro radical. El Cartagena pasó a ser dueño y señor del juego. El conjunto de Borja Jiménez consiguió anular la posesión del Marbella y llevar la iniciativa que le acercó a tener más llegadas al área contraria. Fue de nuevo a través de Cayarga cuando el conjunto albinegro consiguió generar más ocasiones. Sin embargo, fueron los visitantes los que, sin apenas general juego, estuvieron a punto de marcar.

Una internada por banda derecha acababa con un remate al palo de Granero que hacía volver a temblar a un Cartagena que ni mucho menos se echó atrás. Continuó el dominio de los albinegros y cerca estuvo de tener premio, porque el remate a la madera del conjunto marbellí fue respondido de forma inmediata. Carrasquilla ponía un base al hueco para la llegada de Johannesson, que ponía el balón desde la derecha para que Vinicius Tanque enviara el balón al larguero con el muslo. Fueron los mayores minutos de asedio del Cartagena que comenzó a diluirse cuando el partido entró en el carrusel de cambios. Uno de ellos fue la entrada de William, volvió a encender la chispa con una jugada individual que terminó sacando Wilfred.

Era el preludio de lo que se iba a vivir en los minutos finales. Al borde del minuto noventa Berto Cayarga fue derribado dentro del área y el colegiado señalaba la pena máxima. Los de Borja Jiménez tenían ante sí la oportunidad de dar un golpe al Marbella y ponerse líder, pero el guardameta visitante tenía otros planes. Jurado asumía la responsabilidad de tirar un penalti que los jugadores del Marbella se encargaron de atrasar lo máximo posible para desconcentrarle creando una trifulca antes del lanzamiento. Y le salió a la perfección, porque el centrocampista vio cómo Wilfred detenía el lanzamiento.

El Cartagena lo intentó hasta el final pero no pudo deshacer un empate que le mantiene como segundo clasificado a un punto del Marbella. De este modo los albinegros, que podrían haber salido dependiendo de sí mismos, tendrán que contar con los fallos del conjunto andaluz. Córdoba es la próxima parada y será otra gran prueba para el Cartagena.

Extraído de La Opinión.

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email