cronicas

Jornada 26. Ejido 1-0 Real Murcia

Las sonrisas de hace una semana se han tornado en tristeza este domingo. Santo Domingo, un campo que en las últimas temporadas se le daba bien al Real Murcia, ha sido el estadio en el que los granas han puesto fin a su buena racha. El Polideportivo El Ejido, que solo había logrado dos victorias como local, ha sido el equipo que ha mandado a la lona a los murcianistas trece jornadas después.

Un gol de Montero al borde del descanso ha acabado siendo clave para que los puntos se quedaran en tierras almerienses y para que el Real Murcia volviese a casa con una derrota que puede apartarle definitivamente de la batalla por alcanzar el primer puesto de la clasificación. Y el traspié podría haberse convertido en un batacazo de no ser por la falta de pegada de los de Fran Alcoy en la segunda parte. Hasta tres clarísimas ocasiones erraron los celestes ante un cuadro visitante que ofreció su peor cara y que nunca mereció sacar algo positivo de esta jornada 26.

Después de trece jornadas sin perder, el Real Murcia seguía sin margen de error. El ir a remolque en la clasificación le obligaba a realizar un final sobresaliente de liga para poder superar a La Nucía e Intercity, los dos equipos que comandan la clasificación desde hace ya varios meses. La victoria de hace una semana ante el Atlético Levante había elevado los vuelos de los murcianistas, que veían el liderato a tres puntos cuando restaban nueve jornadas para el final. Pero Santo Domingo puede haberse convertido en una losa muy pesada en las aspiraciones de los murcianistas. Y es que la derrota grana llega en un fin de semana en el que el Intercity hacía los deberes ante el Recreativo Granada, para tomar impulso con 50 puntos.

Pese a saber el resultado de los de Siviero, que habían jugado por la mañana, el Real Murcia no se animó. Ver al Intercity tomando distancias pesó demasiado a los de Mario Simón, que volvieron a ofrecer su peor cara y que incluso se vieron superados en defensa, algo poco habitual. Solo la falta de acierto de los locales evitó una derrota mucho más dolorosa.

Poco se puede destacar del Real Murcia en una primera parte marcada por el intenso viento que corría en Santo Domingo. Ofensivamente los granas fueron un equipo nulo. El único disparo llegó en un tiro lejano de Julio Gracia. Todo lo contrario pasó en el bando local. Los de Fran Alcoy, necesitados de puntos para asegurar su permanencia, fueron ganando metros poco a poco. Con paciencia se hicieron con el control del partido, avisando a primero Montero ante Gallego y luego Plomer.

El gol de Montero premia los mejores minutos de los locales

El avance del reloj solo confirmaba que el gol estaba más cerca del bando local. Y se cumplió la lógica en el minuto 41. Un disparo de Montero desde el borde del área rozaba en la bota de Mario Sánchez y provocaba que Gallego no pudiera hacer nada ante un balón que se coló en el área.

Lo mejor que podía pasar es que el colegiado señalase el camino de vestuarios. Sin embargo, poco cambiaron las cosas en el inicio de la segunda parte. El Real Murcia, demasiado impreciso, apagado por bandas y nulo en ataque, no se inmutaba ante el paso de los minutos.

No le quedó a Mario Simón otra que mover el banquillo. Juan Fernández, la novedad en el once titular, volvía a desaprovechar otra de las mil oportunidades que le ha dado el técnico. El catalán, uno de los futbolistas que menos ha aportado en esta liga pero que más premios recibe por Simón, abandonaba el terreno de juego en el 53 dejando su puesto a Zeidane. Por su parte, Boris entraba por Ganet.

El Real Murcia pone fin a una racha de trece jornadas sin perder

Ganaba el Real Murcia en ataque con la presencia del jugador de Costa de Marfil, pero perdían los granas músculo en el centro del campo, y eso pudo costar muy caro. Y es que mientras que a los murcianistas les costaba un mundo llegar al área rival, el El Ejido cada vez se encontraba más cómodo explorando caminos para acechar a Gallego.

Los cambios dieron unos minutos de respiro al Real Murcia. La tuvo Santi Jara, pero su disparo fue rechazado por un defensa, y pidió penalti Boris tras ser derribado cuando se colaba en el área aprovechando un pase de Andrés Carrasco. Sin embargo, ese arreón grana fue completamente un espejismo. Solo hay que ver lo que sucedió después.

Hasta cuatro claras ocasiones acumularon los locales para poner el 2-0, pero en todas ellas no estuvieron acertados ante la meta de Gallego. Óscar, después de una gran jugada de Lucho, fue el que inició el festival de fallos en el 68. Su disparo se marchó pegado al poste. Plomer se convertía a continuación en el mejor aliado del Real Murcia, llegando a fallar hasta dos ocasiones, una de ellas clarísima (81’).

Con El Ejido sin renunciar al ataque pero con miedo a perder lo ganado, el partido entró en un sprint final de pérdidas de balón y de urgencias por parte del Real Murcia. Dani García y Javi Saura saltaron al campo, siendo Drenthe el último cambio de Mario Simón. Empujaron los granas en busca de una machada que nunca llegó.

Al final, después de trece jornadas sin perder, Santo Domingo fue el estadio que vio caer al Real Murcia. El gol de Montero condena a un equipo grana que da un paso hacia atrás en su lucha por llegar al primer puesto, un pinchazo que solo el tiempo dirá si es definitivo.

Por el momento, dentro de siete días, La Nucía visitará Nueva Condomina.

Fuente: Laopiniondemurcia.es

 

 

¡Comparte este post!

Compartir en facebook
Compartir en google
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email