Periódico

Jornada 22. Sevilla Atlético 1-0 FC Cartagena

Parecía difícil imaginarlo, casi imposible. Pocos podrían haber predicho hace apenas un mes la situación del Cartagena a día de hoy. Con un equipo que caminaba con paso firme hacia la consecución del liderato y que dominaba los encuentros, no parecía lógico pensar que cuatro semanas después los resultados iban a ser tan distintos. Desde el cambio de entrenador, el Cartagena solo ha ganado uno de los cinco partidos que ha disputado con Borja en el banquillo. Un pobre bagaje que le ha hecho perder un liderato que tenía en su mano con una distancia considerable sobre sus perseguidores. Marbella y Yeclano han pasado por delante de un equipo que no parece reaccionar.

Todo ello en un encuentro al que el Cartagena llegaba con ganas de resarcirse de los tres encuentros consecutivos que acumulaba sin ganar. Volvía a hacer modificaciones en el once el técnico albinegro después del empate cosechado la semana pasada en casa ante el Don Benito. Algunos de los cambios, eso sí, por obligación. Y es que tanto José Ángel Jurado –por sanción- como Verza –que atraviesa un proceso febril- se quedaban en la ciudad portuaria. Quien sí volvía a entrar en el equipo titular, y parece que lo hace para quedarse para mucho tiempo es Diegui Johannesson. Sergio Ayala parece haberle quitado el sitio de forma definitiva a Carlos David, mientras que William reaparecía en el once después de varias jornadas sin salir de inicio. El centro del campo ha estado formado por Cordero y Carrasquilla, acompañados de un Quim Araujo algo más adelantado y actuando entre líneas.

El encuentro comenzó con los dos equipos bien plantados en el terreno de juego y queriendo llevar la iniciativa del juego. A excepción de alguna llegada puntual como fue el disparo de Elady Zorilla tras una gran jugada de William por banda derecha que terminó atrapando el guardameta del Sevilla Atlético, los primeros minutos sirvieron de tanteo.
Otra vez desde los once metros

Mientras ambos equipos trataban de hacerse dominadores del balón, no tardó en llegar la primera polémica del partido. Pejiño agarró el balón en zona de tres cuartos y tras una conducción con la que logró meterse en el área, fue derribado por Andújar, acción ante la que el colegiado no logró en señalar la pena máxima. El penalti, que supuso la amonestación para el central albinegro, daba la oportunidad al filial sevillista de adelantarse en el marcador. Fue Juanpe el encargado de ejecutar el lanzamiento. Marc Martínez, al igual que sucedió frente al Badajoz, logró detener el lanzamiento desde los once metros, pero el rechace le cayó al propio lanzador y, a placer, hizo el primer gol del encuentro.

Fueron los mejores minutos de un Sevilla Atlético que logró sorprender a los albinegros, y cuyos esfuerzos se centraron desde ese momento en defender el resultado. El Cartagena, por su parte, trató de ir a por el empata desde el momento del gol. Las mejores oportunidades llegaron por las bandas. Tanto Diegui Johannesson como Forniés fueron los hombres más activos del Cartagena, pero no lograban encontrar a ningún rematador. También estuvo presente con continuidad en el ataque William, que lo intentó en reiteradas ocasiones. Sin embargo, la más clara de todo el primer tiempo para los visitantes llegó en las botas de Sergio Ayala. El central albinegro realizaba una conducción que le permitía entrar en el área rival, desde donde soltaba un potente disparo que se estrellaba en la madera. También iba a tener la oportunidad de empatar al filo del descanso Elady Zorrilla. El jienense lazaba por encima del travesaño una falta que él mismo había recibido por parte de Kibamba.

Tras el paso por vestuarios, dio la sensación de que la segunda parte iba a ser un dominio total del Cartagena. Los cinco primeros minutos estuvieron marcados por las jugadas de William desde la derecha, que puso en apuros en numerosas ocasiones a la zaga local.
Sin reacción albinegra

Tras el dominio inicial de los albinegros, el partido se convirtió en un correcalles que para nada favoreció a los de Borja. Fueron los centrales quienes lo sufrieron, especialmente con los continuos balones que los rápidos jugadores del Sevilla buscaban a su espalda. Con el carrusel de cambios en el que el técnico abulense dio entrada a Lucas de Vega, el Cartagena ganó en control del balón, pero no así en profundidad. Y es que la defensa sevillista tuvo una actuación inmaculada durante toda la tarde.

Solo consiguió el Cartagena incomodar a Alfonso, guardameta del Sevilla Atlético, con una gran combinación entre Diegui Johannesson, Carrasquilla y Caballero, pero el centro de este último fue repelido por los centrales. También entraron en el terreno de juego Jovanovic y Manu Viana. La acumulación de delanteros permitió al extremo valenciano poner varios centros con peligro, que en casi ninguna ocasión encontraron rematador. Fue en el descuento cuando uno de ellos logró encontrar la cabeza de Caballero, pero Alfonso se estiró para evitar el empate.

De esta manera, el Cartagena encadena tres jornadas consecutivas sin ganar y pierde el liderato. De hecho, los de Borja Jiménez pasan a ser terceros, en detrimento del Marbella –que es el nuevo líder del grupo- y del Yeclano, que se sitúa segundo tras ganar en casa por 3 goles a 1. Empeora aún más la racha del Cartagena desde que el técnico abulense llegara al banquillo. Cuatro de doce puntos posibles además de la eliminación en Copa del Rey que agrava el mal estado de forma.

Extraído de La Opinión.

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email