cronicas

Jornada 21. Minerva 3-2 Muleño

La Minerva y el Muleño disputaron ayer un partido repleto de emoción que se solventó con la remontada local en el tramo final.

El encuentro fue un toma y daca, y solo la insistencia del equipo de Luis Franco pudo vencer la tenaz resistencia del Muleño, que lo puso muy difícil. El equipo visitante salió dispuesto a darle un disgusto a los alumbreños y cuando solo habían transcurrido diez minutos de juego, conseguía ponerse por delante en el marcador con gol de Abraham en propia meta, que al querer despejar un peligroso centro introdujo el balón en las mallas. No obstante, la Minerva se repuso enseguida y siete minutos después Dieguito conseguía empalar una potente volea que no pudo atajar el portero, poniendo el empate, 1-1.

Los dos equipos tuvieron ocasiones de desnivelar el marcador, pero fue la Minerva quien dispuso de la más clara con un penalti que Sergio consiguió parar a Ureña.

En la segunda mitad la Minerva tuvo más posesión que su rival, aunque los ataques del Muleño siempre generaban peligro. Así, en el minuto 77 Ramos remataba un rechace de Aboubacar, consiguiendo el 1-2 para su equipo. Pero la Minerva sacó el coraje a relucir y en el 82 establecía de nuevo el empate con un gol de tijera de Ureña, 2-2, y cuatro minutos después era Ramón Marín quien marcaba el tanto de la victoria, después de sacarse un latigazo.

Extraído de la Opinión.

¡Comparte este post!

Compartir en facebook
Compartir en google
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email