cronicas

Jornada 21: Castellón 1-0 UCAM Murcia

Nuevo apagón del UCAM Murcia
Los universitarios firman un mal encuentro en Castalia y vuelven a caer a los puestos de descenso.

La mejoría del UCAM Murcia en el mes de enero no debe ocultar que los universitarios siguen metidos en un buen lío. Y lo están por varios motivos. El primero de ellos, es que son incapaces de ganar fuera de casa. Tan solo una victoria llevan a domicilio, y data del 18 de septiembre, hace ya más de cuatro meses y medio, cuando consiguieron ganar ante el Linares. Si en casa el UCAM Murcia es un equipo decente -a los números me remito-, fuera de casa es todo lo contrario. Mucho trabajo por hacer en un grupo al que no le sienta bien el autobús.

Nuevo apagón del UCAM Murcia
Nuevo apagón del UCAM Murcia

Y la segunda, y no menos importante, es que vuelven a los puestos de descenso, con el agravante de que todos los que le rodean tienen partidos aplazados y la distancia podría incluso crecer. Por ejemplo, el Atlético Sanluqueño, que marca la salvación, le saca dos puntos y tiene un partido menos, al igual que el Sevilla Atlético, una posición por detrás. El Sabadell, con un punto menos que el UCAM, acumula dos partidos menos, por lo que la posición real podría ser peor si los catalanes sacan algo positivo en los dos aplazados que tienen que disputar.

El UCAM Murcia no estuvo ante el Castellón. Se vio desde un principio que iba a ser un partido duro, y así terminó siéndolo. No pudo apenas llegar a la portería del Castellón y se mostró manso en manos de un Castellón, que sin hacer mucho, fue siempre un puntito mejor que los murcianos.

La alta presión del Castellón puso en serios problemas a los murcianos, que apenas podían dar tres pases seguidos. Sin embargo, la más clara de la primera mitad, la tuvo Alberto Fernández, con un disparo tras deshacerse de su marcador con un recorte. Le salió demasiado centrado y lo paró Campos, que minutos después tuvo que ser sustituido con molestias. Salía al campo el tercer portero del Castellón, Pablo García, al no estar disponible el segundo, pero lo cierto es que el UCAM no llegó a ponerle a prueba en la hora de partido que disputó.

Tuvo el dominio del esférico el Castellón, pero fue un dominio estéril. Llegaban los locales, sobre todo por bandas, pero sin sufrir en demasía. Cubillas puso en aprietos en un par de jugadas a Charlie y Josete, pero nada sin mucha importancia.

El Castellón sube el nivel
A los dos entrenadores no les estaba gustando lo que se estaba viendo en la primera parte, por lo que los dos decidieron hacer cambios tras el descanso. Juan Maraver, segundo entrenador del UCAM, que sustituía a Ballesta durante su sanción, decidió quitar a Liberto para meter a Moyita y Escobar sustituyó al yeclano Juanto Ortuño por Dani Torres. Salió con más intensidad el conjunto albinegro tras el descanso y se encontró con el premio en una situación que llevaban provocando durante todo el partido. Carles Salvador robó en zona de tres cuartos, condujo hacia la portería y habilitó con un pase entre líneas un balón para Koné, que hizo el 1-0 tras regatear a Biel Ribas. Dio la sensación de que Farrando pudo hacer más, que cerró mal y dejó mucho hueco tras la pérdida. Temporada para olvidar del defensa, que no anda fino en casi ninguno de los encuentros.

Restaba media hora de partido, pero lo cierto es que el Castellón estaba algo mejor en casi todas las facetas del partido. Sacó orgullo el UCAM Murcia, no se vino abajo e intentó mandar en el partido, pero sin éxito. Lo consiguió en tramos demasiado cortos que no sirvieron para certificar un dominio lo suficientemente importante como para poder hacer daño. Solamente en los últimos diez minutos puso en apuros al Castellón, con una buena ocasión de Chacartegui, pero no la aprovechó el lateral. No pudo conseguir el empate y cedió ante un Castellón, que sin hacer un gran partido, fue más sólido y aprovechó su oportunidad. Paso atrás de los universitarios, que se vuelven a meter en puestos de descenso.

Ballesta: «Nos falta contundencia asesina en el área»
Salva Ballesta no se mostró descontento con la versión que ofreció su equipo ante el Castellón, rival al que alabó. «Ha sido un partido ante un grandísimo rival, en un estadio que aprieta. El equipo ha dado la cara, pero nos ha faltado lo que nos suele pasar. Nos falta esa contundencia asesina dentro del área. Tenemos que cambiar en ese tema y trabajar en la cabeza de algunos jugadores. La sensación es que nos falta un poco más», declaraba sobre las carencias del equipo.

«Ellos han tenido más posesión, teníamos que haber dominado un poco más. Queríamos meter a Alberto y Xemi entre líneas, pero no lo hemos conseguido. Cuando lo hacíamos, creábamos peligro. Nos ha faltado toma de decisión en los últimos metros», explicaba sobre el planteamiento, aunque no llegó a materializarse de una manera correcta.

Sobre la segunda mitad, el técnico zaragozano que «hemos empezado bien, con un partido igualado, pero al final han tenido la ocasión más clara. Cuando nos meten el primer gol, es cuando empezamos a tocar y tener más velocidad de juego», finalizaba.

Fuente: La Opinión de Murcia.

¡Comparte este post!

Compartir en facebook
Compartir en google
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email