Periódico

Jornada 17. Yeclano 0-2 Recreativo Granada

El conjunto de Sandroni sigue sin hacer números para eludir el descenso de categoría.

El Yeclano Deportivo redujo todavía más sus opciones de eludir el descenso a Tercera División al caer ante el Recreativo Granada en casa, en un duelo que estaba siendo igualado hasta la controvertida expulsión por roja directa de Fran Martínez a diez minutos para el descanso. Los de Sandroni siguieron evidenciando una clara falta de mordiente y una difusa idea de juego que volvió a ser neutralizada con facilidad, esta vez por todo un filial de Europa League que se empleó con oficio.

Y eso que la tarde olía a esas soleadas de Privamera con ‘tufillo’ a play-off y con más colorido en el graderío. Incluso parecía el momento perfecto para despedir al mal fario, ya que los guionistas de Netflix que se estaban cebando con los azulgranas en las últimas jornadas parecían tremendamente seducidos por la política a través de una moción de censura a lo Panenka.

Thank you for watching

Precisamente Víctor Fenoll tuvo la primera del partido a los dos minutos mostrando hambre y ganas en un disparo de primeras que se marchó fuera por poco. Sin embargo, el filial nazarí rápidamente supo imponer su relato durante los quince primeros minutos y amenazaba con darle el giro dramático que ya ofrecieron El Ejido y Lorca en duelos caseros clave de semanas anteriores.

El Granada metía al Yeclano en su campo, y Caio ofrecía peligro tanto cuando aparecía por dentro como cuando lo hacía por banda, y en una de esas le dio la bola a Miguel, quien disparó fuera por poco en una posición perfecta. El Yeclano reaccionó minutos más tarde, y también tuvo su cuarto de hora de dominio con arreones que no eran finalizados entre los tres palos. Los de Sandroni mostraban mucha predisposición y ganas, pero a partir de tres cuartos parecían como una parejica que no sabe romper el hielo para darse el primer beso.

Hasta entonces todo se mostraba equilibrado y abierto, y parecía desapercibida la labor arbitral de Angelov Borison. Pero en esta campaña de mayoría absoluta de disgustos azulgranas, los trencillas están teniendo reiterados votos de castigo determinantes, y en esta ocasión iba a ser en forma de expulsión. Jugada rápida granadina donde Fran Martínez se tira al suelo e incluso toca el balón para evitar la entrada del área del delantero rival, el cual procedía a hacerlo algo escorado a la izquierda. Con Ayoze no tan lejos, y con la amarilla como opción más consecuente respecto a lo que se veía, el colegiado no dudó en pulsar el botón rojo nuclear para hacer saltar por los aires las esperanzas azulgranas.

La inferioridad fue resuelta provisionalmente con Zambrano de central y Luis con Saura. Y cuando parecía que el equipo cerraba filas para llegar al descanso y poder reorganizar la estratagema, Alberto puso una bola desde la banda y Miguel esta vez sí definió a gol para materializar en el marcador los sondeos a pie de campo tras la expulsión. Sandroni movió ficha y entendiendo que no iba a tener demasiada posesión, dejó en vestuarios a los más talentosos, Javi Saura y Víctor Fenoll. Chino recompuso la línea defensiva y Álex Vaquero en su 35 cumpleaños inyectó pundonor a la medular, asumiendo la inferioridad por la derecha en una entrega de todo ese costado a Fortes. Aunque el cambio que más aportó a los azulgranas fue la entrada de Iker Torre por un Pedro García que lo dejaron tieso de un golpe en el que ni pitaron falta. El veterano ariete vasco hizo lo que hace muchos partidos que no se ve en La Constitución: ganarlas por arriba y dar juego al bajar las bolas directas. Algún balón parado de Vaquero tuvo peligro, pero seguía el equipo sin culminar.
ad
¡Descubre nuestros consejos!
¿Piel sensible?

Cuando mejor temperatura parecía coger el juego del Yeclano, un saque de banda nefastamente defendido dio lugar a que Caio recibiera libre de marca en el corazón del área y lograra el 0-2 definitivo. Iker Torre tuvo en su cabeza la bola que podría haber revolucionado el encuentro, pero su remate en falta se marchó levemente alto. De ahí al final, un querer y no poder, con absurdo penalti omitido sobre Cristian Perales.

Fuente: La Opinión de Murcia.

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email