cronicas

Jornada 15. Yeclano 1-0 Archena

Disputadísimo partido en La Constitución donde el Yeclano creció en cuanto a bagaje y el Archena volvió a demostrar sobre el césped que tiene trazas de equipo de zona noble pese a la mala racha de resultados. Salinas desequilibró el encuentro marcando por segundo partido consecutivo, a través de un sensacional latigazo desde media distancia (1-0).

Ante un graderío algo más desangelado que otros días, con olor a puente y pólvora patronal, el Archena comenzó el partido con una contundencia exquisita. Provocó varias llegadas y cuatro córners en cinco minutos que, eso sí, no supo materializar. Conforme el Yeclano se estiró, justo después de un envío en largo a Alvarito en el que intentó hacerle un sombrerito a un sobrio Emilio, el duelo se fue equilibrando. Pau, desde la frontal, y Melgar, escorado, probaron suerte en lo que era la respuesta al buen comienzo archenero. Llegó entonces una fase de tira y afloja mutuo, pero en posiciones más centradas y sin apenas finalizaciones, y con las típicas decisiones arbitrales no determinantes pero sí desesperantes.

 

Cuando más incierto estaba el encuentro, Alvarito descargó en tres cuartos a la derecha hacia Salinas, donde controló y sorprendiendo a todos con un latigazo seco sensacional que se coló por el palo largo de Emilio. Adelantado en el marcador, el Yeclano se vio más cómodo y pudo poner el segundo en un lanzamiento de Pau que Emilio detuvo en dos tiempos con el que se llegó al descanso.

La segunda mitad perdió en vistosidad pero mejoró en cuanto a equilibrio y sobriedad en el Yeclano. Tomé, en segunda jugada, y Diego Ruiz, rozando la bola en una falta, acercaban la idea tan remarcada por Adrián Hernández de cerrar el partido. Pero eso no iba a ocurrir. El archenero Pablo Moreno tuvo problemas y el técnico azulgrana no pudo aplicar el esquema de tres centrales que parece dar más comodidad a su equipo. La sensación era de control del Yeclano sin que lograra saber cuajar a la hora de llegar al área rival, mientras que el Archena, pese a mermarse físicamente, creía claramente en el empate. Lo tuvo en su cabeza Alejo en un centro de Cristóbal que se marchó fuera por muy poco, mientras que el colegiado tuvo el ‘delito’ de anular un descomunal gol de Salinas por fuera de juego, obviando su exquisito control pinchado y su concordante definición ante Emilio.

Una considerable brecha en la cabeza de De Dios tambaleó la consistencia azulgrana durante tres minutos de inferioridad numérica, pero finalmente lo solventó y aguantó sin excesivos apuros los arreones finales de un Archena que acabó hasta con su portero volcado en el área rival.

Victoria azulgrana de las que se tienen que conseguir por decreto en el comienzo de una de esas semanas con dos partidos más de las que, muchas veces, acaban siendo claves para los campeonatos.

Fuente: Laopiniondemurcia.es

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email