cronicas

Jornada 10. Sabadell 1-1 UCAM

El UCAM Murcia suma un buen punto ante el Sabadell (1-1)

Los universitarios cuajan un encuentro de menos a más en la Nova Creu Alta y Emilio, portero local, se erige como la gran figura del encuentro salvando a los arlequinados en la recta final

  •  
  •  
Viti, titular en la Nova Creu Alta.

Viti, titular en la Nova Creu Alta. 

No pudo ser. El UCAM Murcia no logró sacar la victoria ante el Sabadell en un encuentro que era clave para certificar que la mala racha de cuatro partidos sin ganar se quedaba atrás. No fue el mejor partido de los universitarios. Fueron superados en la primera parte y en el principio de la segunda, pero Salmerón movió el banquillo, renovó las piezas, y lo cierto es que el UCAM Murcia perdonó al final del encuentro. Hasta tres ocasiones claras tuvo el equipo universitario para romper el 1-1 de la primera mitad, pero Emilio, portero del Sabadell, se convirtió en héroe para los catalanes. En la primera mitad, se salvó el UCAM en los primeros minutos gracias a que Muguruza lanzó un penalti a las nubes y se sobrepuso al gol inicia de Jacobo con una reacción inmediata, pues Nuha puso la igualada dos minutos después. No se iba a mover el marcador hasta el final del partido, pese a que el equipo universitario gozó de numerosas ocasiones.

ASÍ TE LO HEMOS CONTADO

La victoria ante el Sevilla Atlético de la semana pasada limpió un poco la imagen del UCAM Murcia tras el desastre contra el Alcoyano, pero lo hizo mínimamante, pues para ello, tenían que resarcirse fuera de casa y volver a ganar tras más de un mes sin hacerlo.

 

Salmerón salió airoso de su anterior compromiso y quería prorrogar la racha de victorias al máximo. Para ello, jugó al despiste desde la previa del encuentro, donde dijo que Josete era duda -salió de titular- y que el esquema podría cambiar, pero no lo hizo el almeriense, ya que volvió a salir como contra el Sevilla atlético. Línea de cinco atrás, cuatro en el medio, y el punta arriba. Repetía Josema en el carril derecho, con Farrando, Josete y Charlie en el centro de la zaga; Viti de carrilero izquierdo; Armando y Caballero en el centro del campo; Alberto y Liberto en las bandas; y Nuha, en punta. Tercera titularidad consecutiva del gambiano que parece haber adelantado definitivamente a Manu Garrido en la rotación.

El UCAM Murcia no comenzó con buen pie en Sabadell. Desde el primer minuto, el Sabadell mostró un espíritu más rebelde que los universitarios y se mostraron más dominantes con el balón. Y tan solo, a los tres minutos, ese empuje se iba a ver recompensado por el árbitro, que señaló mano dentro del área de Charlie Dean. Se quejó airosamente el central inglés al considerar que le había dado en la parte de la axila y no en el brazo. No sirvió para nada y la pena máxima iba a sucederse.

Muguruza, decidido a poner muy de cara el choque desde el inicio, lanzó probablemente uno de los peores penaltis de su carrera profesional y la mandó a las nubes. Se salvó el UCAM Murcia.

El choque se iba a convertir pronto en una lucha de estilos. Salmerón se defendía con el 5-4-1 que había planificado y el Sabadell, dueño y señor de la pelota casi toda la primera mitad, intentaba penetrar a través de un fútbol mucho más vistoso.

 

El partido se iba a volver completamente loco en torno a la veintena de minutos. Nuha Marong falló un mano a mano contra Emilio tras una gran cabalgada. Después, en el 19, el Sabadell iba a encontrar el premio del gol. Jacobo recogió una asistencia de cabeza desde el centro del campo que pilló desprevenido a Josete, y posteriormente definió con una vaselina impecable que adelantó a los catalanes.

El partido estaba justo donde quería el Sabadell: estaba controlando el partido y ya se veía por delante en el marcador. Pero el fútbol es una caja de sorpresas y no siempre se ve recompensado el que mejor juega. Tan solo dos minutos después, Nuha Marong iba a poner la igualada de nuevo tras rematar un centro de córner de Alberto Fernández. Segundo gol del jugador gambiano consecutivo. Su entrega fue sin duda de lo mejor del equipo en los primeros 45 minutos.

Dominio local tras la reanudación

La segunda parte iba a comenzar también como lo hizo la segunda. El Sabadell quería mandar a través de la posesión y lo estaba consiguiendo. En los primeros cinco minutos tuvo un par de acercamientos importantes y la sensación ya era de peligro real. No tardó en reaccionar Salmerón y cambió el dibujo, dando entrada a Abenza y quitando a Josema. Pasó a jugar con línea de cuatro atrás pero sin mejores resultados, pues el Sabadell, pese a no tener ocasiones de gol claras, sí tuvo llegadas que obligaron a Biel Ribas a intervenir.

Ofensivamente, el equipo estaba mostrando muy poco. Solo vivía de los errores defensivos del Sabadell, que cometió unos cuantos, pero Liberto no estuvo del todo fino para aprovechar ninguno. Y eso que en uno de ellos estuvo a un resbalón de quedarse frente al meta local.

José María Salmerón veía que de seguir así, el UCAM Murcia iba a sumar otra derrota a domicilio. En la segunda parte se abrieron diferencias, más aún si cabe, y fueron 70 minutos de dominio local. Decidió reaccionar y dar aire fresco con las entradas de Xemi y Manu Garrido, por Liberto y Nuha. Mejoró levemente el equipo a raíz de esa modificación. Tuvo un par de llegadas por banda derecha, pero Xemi remató fuera por muy poco.

Reacción y mejor imagen en la recta final

Los últimos diez minutos, el UCAM Murcia fue un equipo más tenaz y fue superior a su rival. Se abrió todo en este periodo y ya no existía el dominio ni la sensación de asfixia constante del Sabadell. Buscaba el juego directo el equipo murciano, buscando a un Manu Garrido que estaba fresco, que se peleó con todos, pero que la ocasión que tuvo la detuvo Emilio. También tuvo una Abenza, que se fue de todo el mundo en velocidad y cuando se quedó en una posición propicia para el disparo, delante solo de Emilio, se le hizo de noche y el defensa se la arrebató por detrás. Emilio se erigió como figura del partido, salvando otra ocasión clarísima de Santi Jara ya en el descuento con la punta del pie. Mereció mucho más el UCAM Murcia en los últimos diez minutos de partido, pero no pudo conseguir el gol de la victoria. Reparto de puntos en la Nova Creu Alta con un sabor agridulce por la buena versión y las ocasiones de la segunda parte.

Fuente: LaOpinión 

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email