cronicas

Jornada 1. UCAM Murcia 1-1 UE Costa Brava

Doble cara en el estreno

El UCAM Murcia empata ante el Costa Brava tras completar una gran primera mitad e irse ganando al descanso con un gol de Alberto Fernández, aunque no aguanta el ritmo en los noventa minutos y firma un mal segundo tiempo que le cuesta la victoria

La espera se ha hecho larga. Casi cuatro meses llevaba La Condomina sin fútbol en partido oficial. Desde la derrota ante el Algeciras en la antesala al play off llevaba el UCAM Murcia sin sentir el gusanillo de la competición. No pudo brindar el equipo murciano una victoria en casa en el debut. Completó una gran primera mitad en la que se fue ganando por la mínima con un gol de Alberto Fernández de libre directo y dominaron este periodo. Tras la reanudación, cambió la historia y el Costa Brava consiguió el empate a menos de diez minutos del final.

Debutaban los universitarios en Primera RFEF y lo hacían ante el Costa Brava, antigua UE Llagostera. La nueva competición de la federación, de la que se han ido sabiendo los detalles a cuentagotas, por fin arrancó. Únicamente tendrá representación murciana por parte del UCAM gracias a su gran temporada pasada.

El curso arrancaba para el UCAM de una forma muy diferente a como había pasado en los anteriores. Y es que Pedro Reverte había conseguido retener a sus piezas más importantes y sumar siete fichajes, al contrario de lo que sucedía en temporadas anteriores en los que tenía que hacer el equipo prácticamente por completo.

José María Salmerón apostó en el primer once del curso por Unai Agirre en portería; Viti, Farrando, Josete y Johan en defensa; Abenza, Armando y Xemi en el centro del campo; Alberto Fernández y Moyita por bandas; y arriba, Nuha Marong. Sorprendió la suplencia de Biel Ribas y más cuando ya había jugado minutos en pretemporada tras su lesión.

Con un minuto de silencio previo en homenaje a las víctimas de la familia universitaria, dio comienzo el partido. La tensión y los nervios previos se esfumaron por completo con el pitido inicial. Salió el UCAM en tromba a por el Costa Brava y pronto se hizo con el control del esférico. Los primeros compases fueron de tanteo en el que ambos conjuntos se estudiaron pero pronto fue el equipo universitario el que cogió los mandos. No le aguantó el pulso el equipo catalán prácticamente desde el comienzo. Avisó pronto el UCAM Murcia con un disparo de Farrando nada más comenzar el partido. Empalmó una volea tras una gran dejada de Nuha que obligó a Marcos, el guardameta visitante, a estirarse al máximo para evitar el primer tanto de los universitarios.

Empezó muy bien el UCAM Murcia en todas las facetas. Movía el esférico a su gusto y sus hombres con más calidad, como Moyita, Xemi y Alberto Fernández, aparecían para darle al equipo lo que necesitaba en cada momento. Qué trío se ha junto en tres cuartos de campo. Los tres estuvieron en el primer tiempo muy activos e intercambiando sus posiciones para descolocar a la defensa rival. Xemi y Alberto no son ninguna sorpresa, pues ya mostraron de lo que son capaces. Tampoco lo es Moyita, aunque sí que es cierto que pocos esperaban un rendimiento tan elevado desde el primer minuto con la elástica azuldorada. Creó y generó ocasiones el UCAM Murcia en el primer tiempo, pero no fue hasta el minuto 36 cuando llegó el premio del gol. Alberto Fernández quitó las telarañas a la escuadra con un misil teledirigido de libre directo. Golpeó con potencia y rosca y Marcos no pudo hacer otra cosa que observar cómo se introducía el esférico en su portería. Todos se pensaban que sería Viti el encargado de disparar pero Alberto, con confianza tras encadenar buenas acciones, cogió la responsabilidad y le salió bien.

Tras el gol, el UCAM Murcia siguió dominando al igual que con el empate a cero. Los jugones aparecían, la defensa se mostraba sólida y los laterales dotaban de profundidad al resto del equipo. Todo parecía encajar a la perfección y los aficionados aplaudían a los suyos, llenos de incredulidad. Pues lo común la temporada pasada era que, cuando se adelantaba el UCAM, daban un paso atrás y dejaban que el rival manejara el partido y así buscar espacios a la contra. No fue así ante el Costa Brava. De hecho, fue Alberto Fernández el que pudo ampliar la renta antes del descanso tras una gran jugada de Moyita y Nuha.

Se llegó al descanso con la sensación de que el plan de Salmerón estaba funcionando tal y como había preparado. La segunda parte también empezó de manera positiva para los murcianos. Nuha, tras un buen recorte, pudo hacer el 2-0 a los pocos minutos de la reanudación, pero el disparo con su pierna mala le salió demasiado centrado.

A partir de la oportunidad de del gambiano, se relajó en exceso el UCAM y empezó a apretar el Costa Brava. La chispa inicial se perdió durante unos minutos y los catalanes comenzaron a creer en la igualdad cuando pocos factores hacían presagiar esa situación. Pero esto es fútbol y puede pasar cualquier cosa. Siguió creciendo el Costa Brava y le quitó la posesión al UCAM durante unos minutos. Fue ahí cuando los visitantes se sintieron más cómodos y consiguieron superar la línea defensiva propuesta por Salmerón. De hecho, en el minuto 57, se produjo el primer aviso serio de los catalanes. Tras un córner -otra vez peligro a balón parado-, Monreal estrelló un cabezazo en el palo de la portería de Unai Agirre. Ese aviso inquietó a Salmerón y pronto movió el banquillo, ya que algo no funcionaba. Quiso meter presencia en el centro del campo con la salida de Caballero formando un trivote junto a Armando y Abenza. El sacrificado fue Xemi, que se apagó tras la reanudación.

No le sirvió de mucho el plan a Salmerón, pues no conseguía frenar por completo al Costa Brava. Empezaron a creérselo y se lanzaron a por el empate. Tuvieron una ocasión clarísima en el minuto 70, pero Farrando salvó el gol con la espalda cuando Unai ya estaba vencido en el suelo. Todo lo que había hecho el UCAM en los primeros cuarenta y cinco minutos se había venido abajo en la segunda. No es que estuviera sufriendo demasiado pero el partido pasó de un dominio claro para los universitarios a verse ligeramente dominados por los rivales.

Siguió moviendo el banquillo José María Salmerón. No le gustaba al almeriense lo que estaba viendo sobre el césped. Decidió imprimir velocidad a las bandas con la entrada de Josema y Santi Jara pero nada. La relajación en exceso ya había sentenciado al UCAM Murcia. Llevaba un tiempo oliéndose la igualada en el marcador y como no podía ser de otra manera, así sucedió. El autor del gol fue Xumetra, que aprovechó la única indecisión de la zaga para poner el 1-1 en el marcador. Regateó Cala por la derecha, su centro no encontró a nadie hasta que llegó a la izquierda. Desde ese costado sí que aprovechó Xumetra el centro y puso las tablas a menos de diez minutos para el final.

Sacó coraje el UCAM Murcia en los últimos minutos y lo intentó por mediación de Alberto Fernández, pero no encontró puerta en ninguno de sus disparos. Lo siguió intentando hasta el final y casi consigue el gol, pero Escriche Guzmán lo anuló al considerar que había un fuera de juego en el inicio de la jugada. No dio tiempo para más y el empate fue definitivo. Dos caras mostró el UCAM en el debut. Si consigue parecerse al equipo de la primera mitad, esperan éxitos en la temporada. Si se parece al de la segunda, el equipo de Salmerón pasará apuros en esta categoría tan apretada.

 

Fuente: La Opinión de Murcia.

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email