Periódico

Jornada 25. FC Cartagena 3-2 Linense

El FC Cartagena no falló en casa contra la Balompédica Linense y amarró la victoria en un partido de constantes vaivenes y cinco goles en el marcador final (3-2). Después de adelantarse en el primer tiempo y de ir de más a menos, los albinegros encajaron el empate, pero gracias a un gol en propia puerta de La Balona y a otro del debutante Vinicius Tanque en el primer balón que tocaba, los tres puntos se quedaron en el Cartagonova. De nada sirvió el arreón final del conjunto visitante, que solo les sirvió para maquillar el marcador. Así pues, victoria del FC Cartagena en casa y victoria del Marbella por la mínima en Sanlúcar de Barrameda; dos resultados que convierten la pelea por el liderato en un mano a mano.

Esta vez Borja apostaba por un nueve clásico como Pablo Caballero. Se caía de la alineación Elady Zorrilla, para que entrara por la izquierda el ex racinguista Berto Cayarga, que disfrutaría de su primera gran tarde en el Cartagonova. Jugaba tirado a la izquierda, la derecha era para el brasileño William, menos deslumbrante de lo habitual, y por dentro, el joven Lucas de Vega. En la sala de máquinas, el veterano Verza y un Adalberto Carrasquilla que ya ha dejado de ser una simple revelación para convertirse en el líder del centro del campo albinegro. Otro partidazo más que añadir a la lista en la sensacional temporada que está protagonizando el ‘Coco’.

Enfrente, el Linense llegaba en una dinámica francamente positiva, ganándose el derecho a soñar con las posiciones de play off a final de temporada. Y en el campo del segundo clasificado, los de Antonio Calderón quisieron ser protagonistas. Con el manejo de pelota que les aporta Manu Molina, los de la Línea de la Concepción tocaron con bastante criterio en la primera mitad, pero en ataque les faltaba algo más de desborde.

Tras unos diez primeros minutos de tanteo, la Balompédica Linense tuvo un leve acercamiento, con un testarazo suave de Pito Camacho que Marc Martínez atrapó sin tener que estirarse.

Y unos instantes después, apareció el genio. El Cartagena aceleró en la presión y recuperó el esférico en medio campo. Y Carrasquilla se inventó un pase inverosímil, de veinte metros y a la espalda de la defensa. Berto Cayarga trazó el desmarque desde la izquierda y definió con maestría ante la media salida del guardameta Javi Montoya. Segunda titularidad y primer tanto para el futbolista que llegó al FC Cartagena en el mercado invernal.

El conjunto local se acomodó después de adelantarse pronto en el marcador, y poco a poco fue cediendo terreno al Linense. El africano Musa Bandeh creaba bastantes problemas por la banda derecha, pero Johannesson consiguió controlarlo. El islandés era de nuevo titular como lateral derecho, así que Álex Martín actuaba de central ante la baja de Carlos David por lesión.

Se vivió una primera parte con pocos acercamientos de peligro y bastante juego en el centro del campo, aunque el cuadro gaditano iba sintiéndose más cómodo con el paso de los minutos.

La tendencia siguió en el inicio de la segunda mitad, hasta que finalmente la Balona consiguió el premio. El partido era de empate y el empate llegó en una acción a balón parado, ejecutada por el omnipresente Manu Molina. La colocó con mucha precisión hacia el segundo palo, donde el central italiano Fabrizio Danese se aprovechó de la mala salida de Marc Martínez para cabecear sin oposición un esférico que prácticamente le vino a la cabeza.
Mediocampo más ofensivo

Al Cartagena le tocaba remar de nuevo, guiados por un sublime Adalberto Carrasquilla, que deja detalles que la catapultan a niveles muy superiores a la Segunda División B. Borja quería más protagonismo en el centro del campo y metió a Quim Araujo, dejando al panameño como único pivote.

Nada más encajar el gol, el conjunto blanquinegro respondió con un buen tiro ajustado de Lucas de Vega, que no entró porque el guardameta Montoya hizo una gran estirada.

Luego a Cayarga se le escapó su doblete por un margen de centímetros. Quim condujo por su carril, el del ’10’, y abrió a la banda izquierda por donde aparecía el extremo, que ejecutó un suave disparo cruzado que rozó la madera. Es cierto que al Linense se le empezaba a hacer largo el partido, pero el gol que adelantó otra vez a los albinegros fue pura mala suerte. El 2-1 llegó un córner lanzado hacia el primer palo, hacia la torre que es Pablo Caballero. Manu Molina se anticipó, intentó despejar, pero apenas la peinó y el esférico se coló en la red.
Debut soñado para Vinicius

A partir de ahí, todo fue de cara para los pupilos de Borja. A diez minutos de la conclusión, sacó al debutante Vinicius Tanque, que por fin vestía de blanquinegro, quince días después de que se anunciara su fichaje por el FC Cartagena. Los trámites se alargaron, per su debut no pudo ser mejor. Primer balón que tocó y primer gol. El brasileño culminó una jugada de Cayarga por la derecha, ante un equipo rival volcado y con pocos efectivos atrás. Apareció desde segunda línea para sentenciar el partido con un disparo de primeras, sin controlar, y dejar una magnífica carta de presentación ante una grada ilusionada con la nueva incorporación.

En el minuto 88, la Balona le añadió un poco de emoción a los minutos finales. Un rechace de Marc Martínez le cayó al mediocentro Koroma, que solo tuvo que empujar el balón a la portería para colocar el 3-2.

Sin embargo, el Cartagena supo controlar el partido, mover la pelota para que no le llegaran más y esperar que el colegiado hiciera sonar su silbato. En el descuento, Vinicius casi marca su segundo tanto, pero el asistente levantó el banderín cuando el brasileño se quedaba solo delante del portero. En cualquier caso, el 3-2 era suficiente para que el Cartagena vuelva a ganar en casa y siga los pasos del líder, el Marbella.

Extraído de La Opinión.

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email