Periódico

Jornada 21. FC Cartagena 1-1 Don Benito

La de ayer era una jornada para reaccionar; para sacarse la espina; para enderezar el rumbo. Todo parecía propicio para volver a coger confianza después de lo que había sucedido en el último encuentro. Venía con ganas de redimirse de la derrota del pasado miércoles el Cartagena. El conjunto de Borja Jiménez había caído en el estadio Nuevo Vivero de Badajoz en un encuentro en el que la buena imagen mostrada en la primera parte no impidió que los entrenados por Mehdi Nafti terminaran llevándose el botín y que supuso que los inmediatos perseguidores recortaran puntos en la clasificación.

Ayer volvió a suceder. O al menos solo en parte, ya que al tropiezo del Cartagena le acompañaron los de Yeclano Deportivo y Badajoz. Aunque no fue impedimento esto para que ese tropiezo se volviera a producir de la forma más cruel. El Cartagena veía cómo el Don Benito le arrebataba dos puntos en un estadio Municipal Cartagonova que vivió el partido pasado por agua. La lluvia, que estuvo presente de forma tímida durante todo el encuentro apretó en unos últimos minutos en los que el conjunto extremeño hizo lo propio para terminar haciendo naufragar al Cartagena.

Todo ello en un encuentro en el que el técnico abulense hizo modificaciones en el once inicial. Cordero se quedó fuera de un centro del campo en el que Jurado ya se ha hecho fijo y en el que le acompañaron tres jugones como Carrasquilla, Quim Araujo y Lucas de Vega. También sirvió el encuentro para ver el debut de Diegui Johannesson. El lateral procedente del Oviedo fue uno de los más destacados en el partido y dio mucha profundidad a los albinegros en multitud de jugadas.

El encuentro comenzó con un Cartagena dominando el balón, pero sin encontrar la profundidad necesaria para ir en busca del gol. Solo a través de tímidos centros laterales, que en la mayoría de los casos no lograron ser rematados, eran las vías de los albinegros para poner en apuros la defensa de un equipo visitante que salió muy bien plantado en el terreno de juego. De hecho, los extremeños fueron los que tuvieron las oportunidades más claras, aunque Marc Martínez en una, y Andújar en otra, lograron que el marcador no se moviera del cero a cero inicial. El conjunto extremeño vio cómo uno de sus jugadores más importantes y ex futbolista del Cartagena tenía que ser sustituido. Artiles se retiró del terreno de juego entre lágrimas y aplaudido por la que fue su afición hace tres temporadas.
Elady desatascó el marcador

A este duro golpe para los visitantes, se le sumó el que le asestó Elady. Fue al borde del descanso cuando el Cartagena se encontró con una recompensa excesiva. El jienense se aprovechaba del resbalón del guardameta del Don Benito para posteriormente, con mucha calidad, picar el balón por encima del arquero. Un tanto que servía a los albinegros para marcharse con tranquilidad al descanso.

Tras el paso por vestuarios, los hombres entrenados por Borja Jiménez empezaron a sentirse más cómodos, aunque en ningún momento llegaron a tener la sensación de ser claros dominadores del juego. Bien por la incomodidad provocada por el buen posicionamiento de los futbolistas de conjunto extremeño o bien porque los jugadores del Cartagena aún no se han terminado de acostumbrar al juego que quiere implantar en el equipo el técnico abulense, la realidad es que no se terminaba de encontrar la fórmula para dominar el encuentro. A pesar de ello, el conjunto albinegro dispuso de un par de buenas ocasiones para haber logrado el segundo tanto, que habría supuesto la tranquilidad casi definitiva para afrontar los minutos finales. La primera, un remate de Pablo Caballero a la salida de un saque de esquina botado desde la izquierda. El ariete argentino logró anticiparse a la zaga y, desde el punto de penalti y libre de marcaje, terminó estrellando el balón en el travesaño. Fue la última jugada de Caballero sobre el terreno de juego justo antes de ser sustituido por un Jovanovic que volvía a tener minutos después de no viajar a Badajoz.

La otra nació de las botas de Manu Viana. El valenciano se incorporó por la banda izquierda y, tras una gran acción en la que dejó atrás al lateral del Don Benito, se introdujo en el lateral del área para terminar realizando un potente disparo al primer palo que terminó sacando Sebas Gil. Fueron las oportunidades con las que el Cartagena podría haber logrado una sentencia que no terminó llegando. Y es que en los últimos minutos el Don Benito fue en busca del empate, sabedor de que de nada le servía ese 1-0 que habría hecho sumar su cuarta derrota consecutiva.
La historia se repite

Con las gradas superiores del feudo albinegro despobladas –a excepción de algunos valientes- a causa de la lluvia que empezó caer con fuerza llegaron los mejores minutos del conjunto extremeño. El primero en avisar de lo que iba a venir después fue David Aguado. El ariete del Don Benito se quedó solo ante Marc Martínez después de recibir un gran pase filtrado a la espalda de la defensa local. Ante la salida del catalán, el delantero optó por picar el balón por encima, pero este se marchó rozando la madera. No iba a tener tanta suerte el Cartagena en la última acción del encuentro. Un saque de banda prolongado por una atacante del Don Benito era recogido en el segundo palo por Sillero, que prácticamente a placer y tras anticiparse a Diegui Johannesson, logró batir a Marc Martínez y hacer el empate ante el descontento de la afición albinegra.

Un pinchazo cuyas consecuencias quedan reducidas por la derrota del Yeclano en Cádiz y el empate del Badajoz en Sevilla, pero que no maquilla el mal momento que atraviesa el equipo. Y es que desde que Borja cogiera las riendas del banquillo el Cartagena solo ha ganado un encuentro, pediendo puntos en los otros tres en los últimos minutos. El del Don Benito es el tercer encuentro consecutivo sin ganar.

Extraído de la Opinión.

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email