Periódico

Jornada 13. UCAM Murcia 1-1 Córdoba

El UCAM Murcia, sin complejos y sin puntería

La buena imagen vuelve a enturbiarse por su falta de gol ante un Córdoba al que los universitarios regalan el empate

Alberto F. Martínez. La Opinión

El UCAM Murcia de Miguel Rivera, por producción de ocasiones, podría ser equipo de play off; por sus últimas actuaciones, cabría pensar que tiene posibilidades para ello; pero por su falta de puntería de cara a puerta, está más cerca del descenso que del cuarto clasificado.

Tras tirar por la borda las siete primeras jornadas de la mano de Rubén Albés, el lastre que el citado Rivera viene cargando va mucho más allá de un déficit de puntos que es perfectamente remontable. El problema para el técnico del UCAM ha surgido cuando sus jugadores, sea de la manera que sea, demuestran ser incapaces de marcar goles. Y el propio Rivera, visto lo visto, sigue sin saber por qué se trata.

Considera el entrenador malagueño que no es una cuestión de moral, ya que si fuera el caso, serían incapaces de generar un importante volumen de ocasiones; tampoco es por ausencia de calidad, porque la plantilla, cualificada para ello, es capaz de llegar con suficiente claridad. Así que para Rivera, de momento, solo cabe aferrarse a la suerte o a la justicia divina para encontrar una explicación.

Juegue mejor o peor, el UCAM va mostrándose cada vez más insaciable, con menos complejos sobre el césped y sin importar si enfrente está el Badajoz, el Algeciras o el Córdoba. Es un fútbol práctico, del de entrada por banda, balón al área y remate, buscando la efectividad. Pero pese a completar una gran parte del proceso con solvencia, el problema sigue estando en el momento del culmen. En estos casos, no se sabe qué clase de jugo revitalizante o espinacas ‘made in Popeye’ necesitan estos jugadores para marcar. Los números hablan por sí solos: diez goles en trece partidos disputados.

Y el caso es que, al menos, el UCAM está sabiendo efectuar una gran lectura del juego en los arranques de partido. Ayer, de hecho, el Córdoba aún estaba colocándose sobre el césped cuando Higón ya había pulverizado la red de los andaluces. Treinta y seis segundos necesitó para recibir dentro del área un envío magistral de De Vicente y efectuar un gran control orientado para disparar con certeza sobre el meta Isaac Becerra.

El UCAM estaba lanzado, dominante, con hambre. Aketxe no cazó por muy poco tres minutos después un buen envío desde la izquierda de Barbosa. El Córdoba, noqueado, intentó sacudirse el golpe como pudo, y la realidad es que las facilidades del UCAM le regalaron las posibilidades de levantarse. A los seis minutos de juego, Djetei cabeceaba en el primer palo un saque de esquina que acabaría prolongándose hacia el segundo. Hugo Álvarez, mal posicionado, dejaba vendido a un Viti que no reaccionó y que incluso pareció apartarse de la trayectoria del balón. Dejó solo al exmurcianista Javi Flores, que solo tuvo que dar un pase a la red ante un Iricibir vendido.

Ese arranque de vértigo presagiaba, al fin, goles. Pero no sería así, ya que el guion del partido durante el primer tiempo sería prácticamente el mismo. El UCAM se dedicó a mantener la posesión, normalmente en zonas que no incomodaban al Córdoba, y los andaluces se encontraban bien situados en su campo sin sufrir demasiado. Pese a ello, Barbosa dispuso de un par de buenos acercamientos al área califal, aunque sin encontrar portería en ambos casos.

Sin embargo, la ocasión más clara del primer tiempo la disfrutaría el Córdoba, pese a su poca predisposición ofensiva. Pasada la media hora de partido, una defectuosa y sorprendente entrega de De Vicente en la medular la aprovechó Ortuño para llegar hasta el área, filtrar de forma exquisita a Javi Flores y propiciar una estirada felina abajo de Iricibar ante la llegada del propio Flores. Iricibar, quien fue prácticamente un invitado de lujo al partido, al fin justificaba sus atributos bajo palos.

La pregunta, al descanso, volvía a ser la misma para el UCAM Murcia. ¿Cómo un equipo puede necesitar tanto para marcar un gol, y cómo con tan poco su rival es capaz de hacerle daño?

Tras la reanudación, los universitarios estaban encabezonados en dar una respuesta positiva a esa cuestión. Pero no hubo manera, oiga. Las llegadas fueron más claras, y el dominio, menos plausible, tampoco daba alas a un Córdoba que ni con esas se desperezó en ataque.

David Mayoral, quien llegaba ‘tocado’ al encuentro y pese a ello fue titular, volvió a desfondarse sin conseguir el ansiado botín del gol. El joven atacante abulense es uno de las grandes representantes de los problemas del UCAM: sale todo hasta el momento de disparar a portería. Una volea y un disparo potente tras una combinación de vértigo con el voluntarioso Barbosa fueron sus mejores oportunidades de deshacer el empate.

De Vicente, quien fue perdiendo fuelle con el paso de los minutos, así como Aketxe y Barbosa se desfondaron, representaron el bajón de calidad en los ataques del UCAM. Rivera optó por alargar el momento de las sustituciones, y cuando lo hizo, Perales y Manu Justo saltaron al campo con el equipo desconectado.

El ritmo del partido bajó muchísimo, perjudicando a un UCAM que se diluyó en la recta final del encuentro. Ni inspiración ni fondo físico acompañaron a los universitarios en el segundo empate consecutivo cosechado en La Condomina, dejando claro que encontrar la regularidad o enlazar dos victorias consecutivas va a costar la vida al conjunto de Miguel Rivera.

En todo caso, los universitarios deberán seguir soñando con que los brotes verdes terminen por aflorar algún día. Lo que se desconoce es sí llegarán a tiempo para soñar por el ilusionante objetivo marcado a principio de temporada, o si por el contrario habrá que conformarse con las medianías de la tabla o luchar por no sufrir demasiado.

FICHA DEL PARTIDO

UCAM Murcia: Iricibar, Adán Gurdiel, Hugo Álvarez, Galas, Viti, De Vicente, Vicente Romero, José Higón (Christian Perales, 76), Mayoral (Manu Justo, 85), Barbosa (Chavero, 90) y Aketxe.

Córdoba: Isaac Becerra, Fernández, Chus Herrero, Djetei, Víctor Ruiz, Imanol García, González, Zelu (Vera, 81), Javi Flores, Sebas Moyano (De Las Cuevas, 56) y Juanto Ortuño (Novaes, 90).

GOL: 1-0. Min. 1: José Higón. 1-1. Min. 6: Javi Flores.

ÁRBITRO: Gerard Brull Acerete, comité catalán. Amonestó a los locales Aketxe y Mayoral, y a los visitantes Djetei, Imanol García y Juanto Ortuño.

ESTADIO: La Condomina, 1.816 espectadores.

El tanto de Higón a los 36 segundos de juego queda neutralizado al cometer un error infantil al defender un saque de esquina

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email