Copa del Rey. Real Murcia 1-2 Sabadell

El Murcia se va de la Copa empujado por Piñeiro 

 

 

El sueño de la Copa le ha durado al Real Murcia noventa minutos. Los suficientes para comprobar que el Sabadell tenía mucha más necesidad de pasar a la siguiente ronda que el equipo grana, que demasiado tiene con sobrevivir estas primeras semanas de competición de pie en la Liga. Aún así no estuvo tan lejos de poner en un aprieto a un Sabadell que aspira al 'playoff' de Segunda y que llegó a Murcia con el agua al cuello. Por eso José Manuel Aira cumplió con lo prometido en la rueda de prensa previa al choque de ayer y alineó a jugadores que no habían debutado aún en Liga. Nombres como David Prieto, Iván Crespo, Garmendia, Víctor Ruiz y Satrústegui tuvieron sus primeros minutos en la Nueva Condomina y al final dejaron destellos interesantes que hacen ser optimistas de cara al objetivo del ascenso a Segunda.

Meter en el once inicial a jugadores con tan pocas horas de entrenamiento tenía su peligro, pero al entrenador del Real Murcia no le quedaba más remedio que hacerlo. En los primeros minutos el Real Murcia se mostró tenso, falto de confianza, evidenciando claramente los síntomas de un equipo que está en pretemporada. Poco sincronizado, el equipo grana intentó suplir su falta de horas de vuelo con una dosis extra de coraje, su única arma hasta que no coja la forma. Pero no le bastó para tumbar a un Sabadell que llegaba en plena crisis a la Nueva Condomina, aunque demostró que es un equipo bien armado, que ha hecho una pretemporada normal y que ha diseñado un catálogo de jugadas de estrategia, tanto para defenderlas como para utilizarlas ofensivamente. Y en esa faceta sacó ventaja a los grana.

Contra Samper

A los trece minutos un disparo desviado de Gerard Oliva inauguró el balance ofensivo del equipo grana, que solo se había acercado antes a la portería de Nauzet con un remate de cabeza de Marqués. Los minutos previos habían sido de tanteo para ambos equipos. La grada estaba con el equipo grana, con un paréntesis a los quince minutos de la primera parte en el que el 'Fuera Samper' atronó en el estadio grana. El alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, también se llevó lo suyo. Pero un minuto más tarde los aficionados que se habían desplazado a la Nueva Condomina volvieron a empujar a su equipo. El Sabadell despertaba tres minutos más tarde por medio de Crespí, con un cabezazo que fue directamente a las manos de Iván Crespo.

El cuadro arlequinado, pese a ser un Segunda, no mostraba su superioridad sobre el césped y no creaba excesivos apuros a un equipo en fase de construcción como el Murcia, que hizo debutar a jugadores con apenas un entrenamiento.

Hasta que los de Aira tuvieron su premio a los treinta minutos de partido. El jugador grana que más calidad había demostrado hasta ése momento sobre el césped, Joseba Garmendia, puso un centro a medida a Jairo, que empujó el balón suavemente a la red. El murcianismo se olvidó por un momento de la pesadilla en la que estaba inmerso. Pero solo durante un minuto, lo que tardó el Sabadell en empatar con una jugada a balón parado que mandó a la red Carlos Hernández. La culpa del clamoroso error fue la falta de conjunción para defender una falta lateral botada por el Sabadell. El Real Murcia creó el mismo peligro que su rival, pero fue Iván Crespo el que sacó una mano prodigiosa a un remate de Gato. El Sabadell llegaba poco, pero como en el gol, comenzó a mostrar sus garras arriba.

Un error arbitral

La segunda mitad comenzó con dominio total del Sabadell, aunque solo en el centro del campo. El Real Murcia esperaba agazapado su oportunidad pero Piñeiro Crespo, el árbitro que dejó la pasada temporada con nueve a los grana en Valdebebas ante el Castilla, tampoco pretendía ayudar en nada y perdonó a Javi Hervás, el cerebro del Sabadell, una amarilla clara. Fue la primera zancadilla del árbitro a los granas. La lesión de Xavi Marqués provocó la salida al campo de Carrillo. Aira se jugaba el pase en la Copa con el recién salido, con Oliva y con Javi Muñoz. Pero antes de que se notara su potencial ofensivo, el Sabadell aprovechó un balón que salió claramente por la banda para hacer el 1-2 por medio de Gato, injusto por lo que se había visto en el césped hasta el minuto sesenta de partido. El colegiado se tragó una jugada que Aira aclaró, tras visionarlo en video, que había salido y que perjudicó clamorosamente al Murcia.

Pero Paco Martínez, el médico del equipo grana, seguía teniendo mucho trabajo. Tras la lesión de Marqués, llegó la de Oliva, que se echó al suelo aquejado por un dolor muscular. Aira recompuso el equipo con Sobregrau en el lateral y metiendo a Álvaro Marín de extremo. Se lo jugaba todo a una carta. O empataba el encuentro o el Sabadell se podía aprovechar de su apuesta ofensiva. Pero Saura, el cerebro del Murcia tras la lesión de Marqués, se ahogó intentando encontrar a sus compañeros arriba y la defensa catalana sacó partido de su experiencia frente a los jóvenes artilleros murcianos. Javi Muñoz lo intentó con un disparo lejano que se perdió en la inmensidad de la grada pero no se dejó ver mucho más. Aún así, y pese a todas las zancadillas, el Real Murcia tuvo en la cabeza de Carrillo y en la última jugada del tiempo reglamentario la posibilidad de empatar un choque en el que el Sabadell se aprovechó de que estaba mucho más engrasado que un Murcia que está de pruebas, pero que apunta maneras. Sobre todo para dentro de un mes, para cuando se empiece a pelear en serio por el objetivo más importante de la temporada: volver a Segunda.

 

Real Murcia: Iván Crespo; Álvaro Marín, David Prieto, Eneko Satrústegui, Víctor Ruiz; Acciari, Xavi Marqués (Carrillo, minuto 60), Garmendia (Javi Muñoz, minuto 58) Jairo Izquierdo; Javi Saura y Gerard Oliva (Jaume Sobregrau, minuto 66).

Sabadell: Nauzet, Riau, Carlos Hernández, Crespí, Agus; Yeray (Collantes, minuto 66), Hervás (Eguaras, minuto 79), Marcos García (Aridai, minuto 56) Lucas Porcar; Gato y Juanto.

Goles: 1-0. Minuto 29: Jairo Izquierdo. 1-1. Minuto 31: Carlos Hernández. 1-2. Minuto 62: Gato.

Árbitro: José Ramón Piñeiro Crespo, del comité asturiano. Mostró la tarjeta amarilla a los locales David Prieto y Javi Saura y a los visitantes Riau y Aridai.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda ronda de la Copa del Rey de fútbol que se disputó en el estadio Nueva Condomina de Murcia ante 5.440 espectadores.