Vuelta de la semifinal por el ascenso: Sangonera Atl. 3 - 1 Reus

El Sangonera Atlético se clasifica para la final en el último minuto, remontando así el 1-0 de la ida.

El equipo de Paco Pliego estaba obligado a ganar si quería pasar a la final, que le enfrentará al Toledo, y lo hizo con mucha emoción. 

Ya a los tres minutos entró en el área Pedro Barrancos por la derecha hasta la línea de fondo, pero sin finalizar la jugada. El partido se consumía con muchísimo respeto entre ambos conjuntos, tanteándose y sin querer dar muestras de prisa ninguno de los dos. Los catalanes, que no la tenían, se acercaron con peligro a la portería local, si bien Goyo se hizo en dos ocasiones con un disparo lejano de Masqué. A centro de corner de éste, diez minutos más tarde, llegaría una nueva ocasión para el conjunto visitante, tras un mal despeje de la defensa y el remate de Iker, que esta vez sí, despejaría fuera del área Morillas, en el primer palo. Se cumplía la primera media hora de partido y ningún equipo estaba poniendo en aprietos a su rival. Sí lo haría Mikäel, pero a su propio portero al intentar despejar con la cabeza un disparo de Durán, que saldría rebotado y lentamente se estrellaba en el palo ante la mirada impotente de Goyo.

 

Cinco minutos después de esta jugada llegaría el primer gol del partido, para el Sangonera Atlético. Y no podía ser otro que Copito, el máximo goleador del grupo XIII, que se desmarcaría para recibir un gran pase con la puntera de Pedro Barrancos y que cruzaría ante la salida de Pociello, raso, para empatar la eliminatoria. A partir de ese momento y durante los 8 minutos que faltaban hasta el final de la primera parte, el goleador madrileño entraría más en juego, pues había estado inédito durante el resto de partido.

La última jugada antes del descanso fue, sin embargo, para el conjunto visitante, merced a un disparo de falta directa por parte de Darío Aliaga que despejó Goyo lanzándose a su izquierda.

 

Nada más comenzar la segunda parte el Sangonera Atlético haría el segundo gol en una jugada increíble por parte de la defensa rojinegra: hasta tres defensores fueron cabeceando el balón hacia arriba, pero también hacia atrás, hasta que el balón llegó a Juan Carlos, perfecto dominador del juego aéreo, que remataba al fondo de las mallas el cuero, enviándolo por encima del portero en su desesperada salida. Los dos máximos goleadores del equipo blanquiverde habían hecho cada uno su gol, que les clasificaba por el momento.

 

Con el marcador a favor, los de Paco Pliego seguirían defendiendo bien y buscando la contra para sentenciar la eliminatoria, como hizo Iván Díaz con un pase magistral a Pedro Barrancos, que llegó una milésima de segundo después de Iker, lo justo para que el central despejara el peligro.

 

A saue lejano de falta intentaría acercarse el Reus Deportiu, tras saque largo de Álvaro que remata Iker de cabeza, aunque desviado, tras un rechace de la defensa. 

 

El equipo de casa supo controlar el tiempo del juego haciendo que éste fuera inexistente, sin que una jugada durase más de tres toques. Ayudado por la inoperancia de los catalanes en ataque, la eliminatoria parecía concluida. Pero nada más lejos de la realidad: a falta de nueve minutos para el final, Mito envía un balón desde la izquierda que Durán remata parlelo a la línea de portería, pero en boca de gol estaba Mesa para hacer un gol que clasificaba a su equipo para la final.

 

Pero aún no estaba todo dicho, y es que Larrosa, que había entrado veinte minutos antes al campo, tenía que marcar su único gol de esta temporada, pero que le vale al equipo para estar en la final por el ascenso:  sería tras una jugada por banda derecha que acaba con un balón interior de Morillas al área, donde entra el centrocampista murciano y con un centrochut cruzado acaba batiendo al portero, tras golpear el balón en el palo derecho de la portería catalana, ante la sorpresa de todo el campo, y la explosión de alegría de los locales.

 

Los minutos finales de añadido no sirivieron más que para caldear un poco más el ambiente, dejando ver el peor lado de los dos banquillos, con agarrones a los rivales, pérdidas de tiempo, y salidas de tono que acabaron con el ex-internacional Calderé, entrenador del Reus Deportiu, expulsado. Lo importante es el resultado en el campo, que deja al Sangonera Atlético a un pequeño paso de ascender a 2ª B, con doble oportunidad: la primera en El Mayayo el próximo fin de semana..

 

Larrosa desató la alegría con su gol, que le da el pase al Sangonera Atlético. 

 

Ficha del partido:

 

Sangonera Atlético: Goyo, Morillas, Álex García, Álex Díez, Mikäel, Rubén Pila (Larrosa, 70'), Pedro Barrancos, Espejo, Copito (Oliver), Iván López (Garrido, 75') y Juan Carlos.

Reus Deportiu: Pociello, Álvaro, Josué (Armengol, 66'), Peque, Iker, Yanguelas, Durán (Çesc, 89'), Masqué (Mito, 55'), Mesa, Antoñana y Darío Aliaga.

 

El árbitro, Sánchez Palop amonestó a los locales Álex Díez (60'), Goyo (81'), Larrosa (90'), además de expulsar a Espejo en el descuento y a los visitantes Josué (34'), Álvaro (53'), Peque (69'), además de expulsar con roja directa a Antoñana (87').

 

Goles:

1-0 Copito, 37'.

2-0 Juan Carlos, 47'.

2-1 Mesa, 81'.

3-1 Larrosa, 90'.