Entrevista: Manolo Sánchez (vicepresidente del Caravaca CF)

“ANTONIO SERNA Y JUAN CARLOS PIÑERO SON LOS ARTÍFICES DE QUE EL EQUIPO ESTÉ DONDE ESTÁ”.

Tuve la suerte la semana pasada de recibir la noticia de que podría entrevistar a un amigo. Una excelente persona que lo ha dado todo por el Caravaca, su equipo, sin esperar nada a cambio y sin tan siquiera ser de allí. No podía ser otro: Manolo Sánchez, vicepresidente económico y deportivo del Caravaca CF. No os imagináis el inmenso placer que para mí suponía realizar esta entrevista,...

 

Llegué muy bien acompañada a su lugar de trabajo y ahí estaba él, esperándonos con esa sonrisa maravillosa que nunca lo abandona a pesar de que a veces la adversidad lo persigue y atosiga. ¿Os podéis creer que estaba incluso un poco nerviosa? Nos acomodamos y me sentí como en casa, como siempre que estoy cerca de él me ocurre fruto de esa humildad, la suya, que flota en el aire y se dispersa por cualquier habitáculo. Empezamos a hablar de mil cuestiones relacionadas, cómo no, con nuestra pasión: el fútbol. Transcurre el tiempo y no nos percatamos apenas de que las horas pasan y no hemos comenzado aún con esta entrevista, por lo que Lucky enciende la grabadora y comenzamos, entre risas, bromas, y un ambiente muy cordial.

 

TRECERA: Manolo, ¿por qué un hombre de las Torres de Cotillas se hace cargo de un equipo del Noroeste?

MANOLO SÁNCHEZ: Mira, eso tiene una fácil explicación. Yo, por cuestiones profesionales, viajaba a Caravaca y empecé a conocer y a relacionarme con gente de allí. Corría la temporada 2005/06 y hubo un momento en el que el Caravaca estuvo a punto de desaparecer y el alcalde de la ciudad me dijo que si conocía a alguien que se pudiese hacer cargo del club. Estábamos en noviembre y el proyecto no tenía continuidad: el equipo estaba por los puestos bajos de la tabla y ni había dinero para pagar ni directiva que lo gestionase. Yo me sentí moralmente comprometido con el alcalde y decidí echarle una mano, por lo que pregunté a personas relacionadas con el mundo del fútbol, como por ejemplo el ex presidente del Real Murcia Joaquín Romeu, con el que tengo buena relación, pero me dijo que en aquel momento estaba muy ocupado y no podía. Pregunté a otras personas pero no encontré a nadie, por lo que le dije al alcalde que si le servía, yo iba a intentar echarle una mano. Y ese fue el motivo por el que entré en el Caravaca como gestor deportivo.

 

T: Por tanto, surgió, sin más,...

MS: Sí, fue sobre la marcha, no estaba premeditado. Yo no tenía ninguna idea; es más, antes de esta conversación con el alcalde, si a mí me hubieran dicho: “Oye, vas a ser directivo de un equipo de fútbol”, ¡yo habría dicho que no, que bajo ningún concepto! Tenía claro que esto conlleva una responsabilidad tremenda: si lo haces bien tienes momentos de gloria, pero por otro lado, si lo haces mal vas a ser muy criticado. Lógicamente, no quería vivir esa situación,... “desgraciadamente” acepté el cargo y la responsabilidad y ahora la verdad es que en el fondo me arrepiento un poquito de haberlo hecho (asoma una sonrisa triste a sus labios, y yo no puedo evitar pensar que realmente ha sido una temporada muy dura para Manolo, por lo que decido preguntarle algo más alegre).

T: ¿Qué personas te apoyan en todo momento para seguir adelante?

MS: A nivel deportivo me ayuda mucho Juan Carlos Piñero que, aparte de una gran persona, es un gran trabajador, muy honrado, honesto, cabal y, sobre todo, muy fiel a la persona con la que trabaja. Él me ha hecho sacar fuerzas en momentos míos de flaqueza para seguir empujando este club. Familiarmente me apoyan mi mujer y mi padre, que siempre me dicen que no puedo dejarlo, que es mi ilusión. Y Manolo ahí ha seguido entonces apoyando al Caravaca (se emociona al hablar de su gente, mostrando su agradecimiento y cariño).

T: Nos hemos enterado de que tu padre fue utillero del Cotillas, imagino que te apoyaría cuando le comentaste que ibas a emprender esta aventura en Caravaca.

MS: (De nuevo esa sonrisa que a su vez invita a sonreir) bueno, mi padre nunca se ha metido en ninguna de las decisiones que yo haya podido tomar, para bueno o para malo. Eso sí: mi padre es mi mejor amigo. Si tengo algún amigo en esta vida, ese es mi padre; luego hay personas con las que considero que tengo buena relación, o amistad, y hasta alguno podría llamarse amigo, pero amigo DE VERDAD, mi padre.

T: ¿Cuál es tu mejor recuerdo desde que estás al mando del Caravaca?

MS: Esta es fácil (se ríe). La eliminatoria contra el Real Oviedo. Sentí una alegría que no se puede expresar con palabras porque era el objetivo soñado: enfrentarte a un equipo teóricamente mucho más importante que el tuyo, mucho más grande, y ganarle. Sin duda, esa ha sido mi mayor satisfacción a día de hoy.


T: ¿Y el peor recuerdo que tienes desde que llegaste?

MS: Ya sabes... la eliminación contra el Raqui San Isidro, donde no perdimos, sino que nos robaron el partido. La impotencia que se siente es tremenda. Estás viendo el partido, ves que te están robando descaradamente y no puedes entender el porqué.


T: ¿En este tiempo has pensado tirar la toalla?

MS: Sí, sobre todo este año en el que lo he pasado realmente mal por muchas razones, deportivas, pero sobre todo, extradeportivas (de nuevo esa expresión de tristeza en su rostro...).

T: ¿Qué te ha hecho continuar?

MS: Mi compromiso con Juan Carlos Piñero, con mi padre a nivel moral y con mi mujer, que siempre me ha dicho que no podía dejarlo, que tenía que continuar, que el trabajo iniciado había que terminarlo.

 

T: Si algún día dejas el club, ¿con qué te quedarás de tu paso por aquí?

MS: Sin duda con las personas que he conocido. Me siento muy agraciado por el grupo de personas que he encontrado.

T: ¿De qué ex jugador del Caravaca guardas mejor recuerdo por el trato que tuvo contigo cuando jugaba aquí?

MS: Ha habido varios jugadores que a nivel personal me han dejado un recuerdo imborrable a pesar de sus más y sus menos, es decir, no todo ha sido bueno pero sí que es cierto que hay jugadores, como Vilaseca, Elías, Álex o Antonio Jurado, que me han hecho sentir muy reconfortado con mi trabajo.

T: Hablando de nuestra Liga no puedo dejar de hacerte la eterna pregunta: ¿Crees que ha bajado el nivel del grupo XIII como tanto se dice?

MS: Yo diría que los últimos cinco equipos sí han sido más flojos que los de la temporada anterior; el resto no, lo que pasa es que el año pasado con el Ciudad de Lorquí, el Sangonera y el Real Murcia B, el nivel era mayor, pero en la cabeza, no en el resto de equipos. El Ciudad de Lorca esta temporada está claro que ha sido un desastre; luego Lumbreras, Pozo Estrecho, Muleño,... han sido equipos flojos en general, pero de ahí para arriba pienso que no. Yo diría que el Bala Azul, por ejemplo, no era peor el de este año que el del pasado. Es indudable que ha habido algunos equipos, los de abajo, que sí han sido más flojos y eso ha hecho que las puntuaciones de los conjuntos de arriba hayan sido mayores que las de otros años.

T: ¿Por qué crees que en los medios de comunicación se maltrata así a esta categoría?

MS: Creo que porque ellos piensan, erróneamente, que tanto la Tercera División como la Preferente, no venden. Porque los medios económicos no me lo permiten, sino, yo te aseguro que haría un periódico o una cadena de radio en la que se hablara mucho del fútbol regional: Tercera, Preferente, Regional, Juvenil,... Creo que la gran masa futbolera y del deporte en general, en realidad, está en las bases y no en las alturas (lo afirma tan convencido que no puedo dejar de imaginar lo maravilloso que sería para todos que Manolo pudiera llevar a cabo algún día este proyecto...).

T: ¿Cuál ha sido el mejor partido que le has visto a tu equipo esta temporada?

MS: Me quedaría con el Caravaca – Calasparra a pesar de que aparentemente la victoria fuera fácil. El equipo salió con mucho ímpetu e ilusión a por el partido; la actitud de los jugadores fue buenísima, y la prueba es que el Calasparra no es un equipo de recibir grandes goleadas y se le hicieron siete goles. Mucha gente piensa que el Caravaca de esta temporada es más flojo que el de la pasada. Yo no estoy de acuerdo. Creo que tenemos la mejor plantilla de los últimos tres años, pero ha tenido altibajos por circunstancias ajenas a la plantilla, por problemas internos que han existido y han hecho que los jugadores no hayan estado lo centrados que hubieran debido estar. Quizá las exigencias de su entrenador no han sido las que tenían que ser, no han tenido muchas veces claras las directrices del entrenador acerca de cómo debían trabajar. Si hubiésemos tenido otras ideas futbolísticas, seguramente el equipo habría rendido mucho más (La sinceridad con la que habla me impresiona).

T: ¿Y el partido con el que te sentiste más defraudado esta campaña?

MS: Ha habido varios (se ríe). Por ejemplo el partido que perdimos en casa contra el Beniel por 0-1, o el partido que empatamos 1-1 en Santomera, o el partido de la primera vuelta en Mazarrón que me pareció nefasto por nuestra parte. Te podría enumerar ocho o nueve partidos en los que creo que el equipo en sí ha estado muy mal. Se ha vivido un poco de las rentas, de obtener resultados buenos en la primera mitad de Liga. El Caravaca no ha hecho fútbol brillante en casi ningún momento de la temporada; ha habido partidos buenos: la 2ª parte en La Unión, el partido en Yecla a nivel de compromiso, con el Pinatar hicimos un partido serio,... pero yo creo que ha faltado tocar más el balón y tener otra idea futbolística.

T: ¿Por qué crees que en esta temporada que el equipo ha batido varios récords ha habido tan poca afluencia de público en El Morao?

MS: Sinceramente creo que Caravaca no quiere fútbol de más nivel del que tiene. La afición caravaqueña está por los equipos grandes, llámense Real Madrid o Barcelona, pero quiere fútbol de Primera División, y para llegar ahí antes tienes que pasar por 3ª, 2ªB, 2ªA,... y tienes que tener apoyo. Yo me quedo con la imagen del Antequera cuando vino el año pasado a El Morao y con él 500 ó 600 personas para apoyar a su equipo, y vamos allí y hay unas cinco mil personas en el campo. Si lo comparamos con equipos de la Región sería con el Yeclano o el Cieza, éste mismo luchando por los puestos altos pero sin llegar a meterse arriba y en su campo puede haber mil personas. No puedo entender que en Caravaca vayan 100 ó 200 personas a ver un equipo que ha estado líder toda la temporada (De nuevo me sorprende su sinceridad realista...).

T: ¿Entonces no crees que Caravaca esté preparada para tener un equipo en Segunda B?

MS: Yo creo que no. Puede ser que cuando se consiga el ascenso, que espero que sea esta vez, la afición se enganche al principio a la nueva categoría pero como el equipo tenga la mala suerte de tener malos resultados, la temporada, desgraciadamente, puede resultar un desastre.

T: Vamos a hablar de ese posible e inmediato ascenso: ¿Cuáles son tus impresiones de cara a la promoción?

MS: Mis impresiones en este momento son positivas ya que creo que vamos a ganar esta eliminatoria contra el Estepona y vamos a ascender. Me parece que van a ser partidos muy complicados, con pocos goles; me conformaría con un resultado de 1-0 aquí en Caravaca y 0-0 allí. Creo que no va a haber muchos goles... ¡pero ojalá me equivoque y los haya a nuestro favor! (ríe mientras lo piensa).

T: ¿Cuál de los otros tres equipos murcianos que están peleando el ascenso y que tienen un camino más largo que vosotros ves mejor preparado por plantilla o motivación?

MS: Creo que por plantilla llega muy bien La Unión. Por motivación pienso que los tres la tienen, pero quizá me quede con el Moratalla. Moratalla tiene como un punto más que Yecla o La Unión, ya que es un pueblo pequeñito y para su población esto es un hecho histórico que, posiblemente, no se vuelva a repetir en muchísimos años, se consiga o no el ascenso; por lo que creo que tanto el pueblo como los jugadores van a tener una motivación extra con respecto al resto. Los cuatro equipos tenemos muchas ganas, pero ellos tienen un plus.

T: ¿Qué tipo de relación habéis mantenido con la directiva del rival que os ha tocado, el Estepona?

MS: Pues hasta ahora no habíamos tenido ningún tipo de relación, nos conocimos el lunes en el sorteo. Me parece una gente muy maja; la verdad es que la gente del sur suele ser muy agradable. Se va a hacer una recepción en el Ayuntamiento el próximo domingo cuando vengan a Caravaca y después habrá una comida de hermandad con ellos. La relación en principio es bastante cordial.

T: ¿Te hubiera gustado repetir alguno de los rivales de promoción del pasado?

MS: No, rotundamente, no (ríe abiertamente).

T: ¿Ni siquiera el Real Oviedo al que ya eliminasteis?

 

MS: No. Para mí el Oviedo es un equipo que está en Tercera por esas circunstancias raras de la vida, no es un equipo para esta categoría. Enfrentarse a un equipo que por historia, presupuesto, y por todo lo que representa lo normal es que estuviera dos categorías como mínimo por encima de la que está, siempre resulta un riesgo mayor que enfrentarse a cualquier otro rival.

 

T: ¿Eres consciente de la expectación que genera el Caravaca en Asturias, tanto de amor como de odio incluso a día de hoy? (Esta pregunta se la debía a alguien muy especial para mí... Guiño)

 

MS: Sí, soy consciente. Precisamente en el sorteo coincidimos con el presidente y el vicepresidente del Real Oviedo y nos manifestaron que ellos, bajo ningún concepto, nos querían como rivales, pero que sí que era verdad que había un amplio sector de su afición que deseaba el enfrentamiento de nuevo con el Caravaca para poder vengarse por lo del año pasado (sonríe satisfecho recordando la eliminatoria).

 

También sabemos, porque nos lo ha hecho llegar gente de Asturias, sobre todo de Gijón, que hay un sector importante que nos va a agradecer, quizá eternamente, que eliminásemos al Real Oviedo de la promoción.Por tanto, sí que sabemos que somos bastante queridos y odiados a la misma vez por Asturias (una amplia sonrisa aparece en sus labios).

T: ¿Cómo vives normalmente estos partidos de play offs?

MS: ¡Me pongo muy nervioso! Me gusta ver los partidos lo más aislado posible; durante la Liga no me pongo en el palco ni en zonas donde hay muchos espectadores, sino que intento irme siempre a una zona donde no haya casi nadie porque me pongo nervioso y los comentarios de algunos aficionados rivales me pueden poner de mal humor. Intento aislarme para poder estar centrado solo en el encuentro.


T: ¿Tienes alguna corbata o algunos calcetines de la suerte para ponerte en los días de partido?

MS: No, pero intento ponerme siempre en la mitad del campo donde se sitúa el rival, donde tiene que atacar el Caravaca, porque tengo la sensación de que así le daré suerte a mi equipo: marcará y ganaremos (se ríe).

T: ¿Se pueden hacer verdaderas amistades en este mundo del fútbol?

MS: Sí, estoy convencido de que sí.

 

T: ¿A quién le pides consejo cuando hay momentos duros futbolísticamente hablando?

MS: Hablo mucho con Piñero y con Antonio Serna. Antonio es la persona que está desde la temporada 2005/06 apoyándome siempre. Es esa persona que ha trabajado para el Caravaca todo este tiempo y a la que nadie conoce, pero ha sido realmente mi gran valedor a la hora de hacerme cargo del club ya que yo no tenía ni idea de cómo gestionar un equipo de fútbol, ¡ni tan siquiera entendía de fútbol! Era solo un aficionado. Siempre que he tenido una duda he ido a Antonio Serna; es la persona que desde el principio ha estado a mi lado, al igual que Juan Carlos Piñero. Ellos dos son los verdaderos artífices de que el equipo esté donde está.

T: ¿Fuera del Caravaca Manolo tiene un segundo equipo?

MS: Sí, claro. Yo soy del Real Murcia; soy socio y creo que estoy por debajo del número 400 como abonado. También es cierto que simpatizo con todos los clubes murcianos que juegan al fútbol, llámense Cartagena, Atlético Ciudad, Lorca, Águilas, Sangonera,... A mí me gusta el fútbol. Sufro si el Murcia pierde, pero también lo hago si el Sangonera no gana, por ejemplo, o cuando vi algunos de los últimos partidos del Atlético Ciudad en directo en los que me sentí fatal al ver que se quemaban todas las oportunidades de promocionar.

T: Vamos a intentar conocerte un poco más por medio de un text breve, ¿te parece?

MS: ¡Perfecto! (de nuevo esa sonrisa...)


Un Número: El siete.

 

Un Color: El rojo.

Una comida: La paella.

Un sabor: La nata.

Un hobbie: El fútbol.

Un libro: “El gran capitán”, que fue el primero que leí, y “Papillón”, que después de leer cómics y libros juveniles, me lo compré y me encantó.

Una canción: “El Quijote” de Julio Iglesias.

Un rival futbolístico al que te gustaría que se enfrentara el Caravaca: El Barcelona (se ríe sin parar).

Un amuleto: El símbolo de la cruz, ahora llevo la de Caravaca (nos la enseña orgulloso).

Un sueño: Ser presidente del Real Murcia.

El mejor momento de tu vida no futbolístico: El nacimiento de mis hijos.

Un recuerdo: Mis inicios como empresario.

Una ciudad: Murcia.

Un gol: El penalti que le marcamos al Pinatar en el último partido de la primera temporada con Soto de entrenador y que nos valió los play offs. Lo marcó Vilaseca.

Un taco: Coño.

Un consejo: Más bien un refrán que siempre me decía mi padre y que aplico en mi día a día: “Es de bien nacidos ser agradecidos”.

Un amigo: Mi padre.

Tu cumpleaños: 29 de Octubre.

Una virtud que valores en los demás: La humildad.

Un defecto que no te guste: La soberbia.

Una palabra: Amor.

 

T: Sé de sobra que conoces esta web, ahora puedes decir lo que te apetezca...

 

MS: A la afición del Caravaca le diría que apoye a su equipo, que haga que los jugadores se sientan importantes, que sientan el calor y su aliento; pero no solo ahora en la promoción, sino siempre, porque la única forma de conseguir verdaderas metas, verdaderos objetivos, es apoyando a tu equipo. Si tus jugadores sienten el aliento de su afición, se dejarán la piel en el campo; si, por el contrario, en el campo no hay nadie y no sienten nada, pues piensan que sólo es cuestión de pasar el rato e irse a sus casas a descansar. Por tanto, que apoyen a su equipo siempre, con todas sus fuerzas, hasta el final.

Para vosotros... sabéis que le tengo mucho cariño a esta web, entro a diario a consultarla, leyendo casi todas las noticias que se publican. Creo que se está haciendo un grandísimo trabajo por vuestra parte. Pienso que es digno de admirar lo que estáis haciendo y quiero aprovechar para felicitaos por ese gran trabajo que solamente las personas como vosotros son capaces de hacer. Os aseguro que no hay mucha gente que sea capaz de hacer el trabajo que estáis haciendo desinteresadamente, porque realmente os cuesta dinero el estar ahí.

Son las palabras que más gratifican y reconfortan: las de una persona sincera a la que yo personalmente admiro por ser como es. Pienso que es una pena que no haya más Manolos Sánchez Contreras en el fútbol, en nuestra Tercera; y es una lástima que no todo el mundo tenga la suerte que yo he tenido en mi vida de conocerlo. Es esta la mayor satisfacción que he recibido desde que empecé formando parte de este sueño llamado Trecera.com: conocerte, Manolo. Gracias por ser como eres, amigo, no cambies nunca porque los que te CONOCEMOS te necesitamos así, tal cual eres, para seguir aprendiendo de ti y de tu eterna sonrisa. Por favor, que no se apague nunca.