Crónica 7ª jornada: Bullense 2 - 1 Invercosta

Partido dominado por completo por el C.D. Bullense, que llegó a disponer de hasta 9 ocasiones clarísimas de gol, salvadas bajo palos por los jugadores del Progreso. El empate que ondeaba en el marcador en el descanso no reflejaba los méritos de uno y otro equipo, y en la segunda parte el intenso dominio local a punto estuvo de no servir para nada con una serie de córners en los últimos minutos que llevaron la incertidumbre a la grada.

Antes de hablar del partido habría que hacer mención a la labor arbitral. El trencilla y sus asistentes estuvieron desafortunados durante todo el encuentro, obviando dos penaltys en el área visitante, anulando un tanto (amarilla incluida) por mano inexistente, señalando faltas increíbles e incluso concediendo saques de banda al equipo
equivocado. De lo peor que ha pasado por el Nicolás en mucho tiempo.

Centrándonos en lo estrictamente deportivo, el partido comenzó con una fase de tanteo. Los dos equipos parecían estudiarse mutuamente, como buscando los puntos débiles por donde atacar. No fue hasta el minuto 7 cuando se produjo la primera ocasión de peligro. El protagonista fue Rubén, que porfió un balón que parecía perdido y le ganó la partida a Cristóbal para terminar rematando de primeras en el área, pero su remate salió desviado. Tres minutos después la volvió a tener Rubén, pero su disparo desde la frontal salió rozando el poste derecho de Fran.

Hasta el minuto 13 no tuvo su primer acercamiento serio el Invercosta. El encargado de lanzar el primer aviso a Rubén fue Pitu, pero su remate salió muy desviado. Sólo un minuto después llegaría la primera ocasión clara de los rojiblancos. En un falta desde 25 metros de Cuco, el balón da en la barrera y se queda muerto tras ésta, donde Chiki no consigue rematar antes de que llegue Ezio para interponerse en su disparo y conseguir despejar el peligro.

El primer gran susto del partido vino precedido de un fallo tonto en la defensa rojiblanca. En un saque de banda sin aparente complicación, el bote le juega una mala pasada a Maíno y Álvaro se encuentra con un balón que no esperaba delante de Rubén, a quien intenta superar sin éxito por alto, atrapando el balón el cancerbero rojiblanco. Poco después lo intentaría Abraham desde la frontal, pero sin éxito.
Y en el 22' llegaría la primera polémica del partido. Blas se va por la derecha y es derribado en el límite del área, dentro de la misma, pero el árbitro y su asistente sacan la falta un metro fuera del área y no conceden penalty. En el lanzamiento de esa falta, botada muy bien por Chiqui, Fernando cabecea alto en el pico del área pequeña.
Sólo dos minutos después el árbitro volvería a ignorar otro penalti, mucho más claro que el anterior. Blas se mete en el área intentando controlar un balón bombeado y el portero le derriba tras agarrarlo por la cara descaradamente, pero ni el colegiado ni su asistente quisieron saber nada del asunto, ganándose las iras del respetable.
Poco después de ese penalty no señalado comenzaría un tramo de acoso y derribo rojiblanco, que encerró al Progreso en su propio campo y bombardeó el área de Fran hasta que el gol cayó por su propio peso.
Primero la tuvo Mesones en el 29' al cabecear alto una falta desde la derecha de Fernando. Un minuto después un centro de Blas se pasea por el área pequeña después de que ni Rubén ni el portero lograran tocar la bola en el salto. Y en la siguiente jugada, un disparo de Chiki desde 25 metros es desviado por el pie de un defensor, Blas corre a por él y logra evitar que el balón salga en última instancia, tocando el balón hacia la frontal del área pequeña, donde Mario remata en semi-chilena y Cristóbal despeja sobre la línea de gol.

En el 31' es Joaquín el que a punto está de introducir el balón en su propia portería al despejar a córner en el área pequeña. En el 34' Fran tiene que despejar como puede un córner directo de Fernando. Y un minuto después Mario tendría el primero de sus dos mano a mano ante Fran. En esta ocasión intentó el gol haciéndose un autopase para superar a Fran, pero cuando Cristóbal estuvo muy rápido y consiguió evitar el tanto del 7 en última instancia.

Tres minutos más tarde, en el 38', llegaría por fin el primer gol de la tarde. Saque larguísimo de Rubén desde su área, Mario la peina en la frontal del área visitante y Blas, sin dejarla caer, la empalma batiendo a Fran con un disparo cruzado que entra ajustado al palo contrario. Júblio en las gradas, alegría inmensa en un Blas que hacía
tiempo que se merecía el premio del gol y victoria justa en el marcador por el juego rojiblanco.
Tan sólo medio minuto después pudo anotar el segundo Fernando, pero su disparo desde el borde del área es despejado por Fran con los pies.
A partir de ahí comenzó la reacción visitante, que se encontraría con el empate sólo cinco minutos después. Antes del gol lo intentó Pitu con un disparo de falta en el 40, pero su intento salió demasiado alto.

Fue en el 43', a sólo dos minutos del descanso, cuando llegaría el tanto del empate. Guille se mete entre los centrales rojiblancos y bate a Rubén en su salida con una bonita vaselina que a punto está de desviar el de Ceutí. Ni los jugadores rojiblancos ni la afición podían creerse que el partido fuera a llegar al descanso con empate en el
marcador, pero el fútbol es así de caprichoso.


La segunda mitad comenzó con una nueva ocasión rojiblanca. Apenas se había cumplido un minuto cuando un pase al hueco de Mario es rematado por Blas en el lateral del área pequeña, pero el balón se estrelló en el lateral de la red.
Esa ocasión parecía presagiar un nuevo dominio acosante del Bullense, pero fue un espejismo. El equipo no encontraba su sitio en el terreno de juego y no combinaba con la misma fluidez de la primera parte, y las ocasiones no llegaban. El Invercosta tuvo sus momentos de dominio en el centro del campo, aunque sin crear peligro sobre el área de Rubén, y los rojiblancos no lograban imponer su juego de toques rápidos y mucha movilidad.

En esas andaba el encuentro hasta que, en el minuto 14, Blas interceptó un pase atrás del Invercosta en mediocampo. El balón suelto lo recogió Mario para marcharse en solitario hacia el área de Fran, pero el 7 no estaba ayer fino de cara a portería y el portero le ganó la partida en el uno contra uno, despejando el disparo con el pie para
desesperación del atacante rojiblanco.
Tras esa oportunidad Manzanares movió el banquillo, dando entrada a Parrita y Serrano en sustitución de Blas y Rubén, que se marcharon ovacionados. Estos cambios acabarían dándole la victoria al equipo, ya que sería Parrita el encargado de anotar el 2-1 diez minutos más tarde.
Pero antes de ese gol habría dos ocasiones clarísimas en el área visitante. Primero fue una ocasión al alimón entre Serrano y Parrita, incapaces de introducir el balón en la portería desde la frontal del área pequeña ante la gran defensa de Cristóbal, convertido en un muro infranqueable.
Comenzó entonces a soplar el viento con rachas de cierta intensidad, pero el desarrollo del juego no se vio afectado por el mismo.

Otra nueva ocasión llegó en el minuto 20 de la mano de Serrano. Un disparo de Chiki desde la frontal es despejado por Fran y el balón cae a los pies de Serrano, que no se lo piensa dos veces y remata en carrera según le llega, pero el balón se marchó alto.

En el 23', tras una jugada polémica muy protestada por la grada, Fran II tuvo el gol en sus botas tras rematar fuera en una posición inmejorable, solo en el área tras pase de Álvaro. Sólo dos minutos después de esa ocasión, cuando Manzanares estaba preparado para introducir a Gasero en sustitución de Mesones y jugársela con defensa de 3, llegaría el tanto de la victoria. Gran pase al hueco de Cuco para que Parrita se meta hasta la cocina entrando por la derecha y excelente definición del murciano, que la
pica maravillosamente por encima de Fran en su salida y sube el 2-1 al marcador. Era el justo premio al juego rojiblanco.
Cinco minutos después llegaría el tercero por mediación de Fernando, pero fue anulado por el árbitro. En una pequeña melé en el área amarilla, Fernando saltó con los brazos en alto para estorbar el despeje en el área pequeña, con la suerte de que el balón le da en el costado y se introduce en la portería de Fran. El árbitro,
equivocándose una vez más, anuló el tanto por supuesta mano... ¡y sacó amarilla a Fernando!, alegando que el asturiano "dio al balón con la mano con la intención de marcar gol".

Intentó reaccionar el Progreso con un lanzamiento de Pina desde la frontal, pero su disparo salió pegado al palo. Esa ocasión llegó en el 32', y de ahí al final del partido los visitantes no volvieron a tener ninguna ocasión clara de gol, pese a gozar de varios córners en los últimos cinco minutos de partido.
Sin embargo, las dos últimas ocasiones claras de gol correspondieron al Bullense, ambas muy claras y ambas por mediación de Serrano.
Primero, en el 37', el 10 remató demasiado cruzado tras peinarla Mario en el borde del área.
Por último, con el partido ya agonizando, en el 48', Parrita se mete en el área tras un fallo garrafal de Mora, que intentó despejar de espuela, encara al portero y en el último momento se la cede a Serrano en el segundo palo. El 10 tuvo tiempo de controlar, hacer un recorte y disparar con colocación, pero la defensa estuvo rápida y Chico y consiguió despejar el balón en la misma línea de gol.

Fue la última jugada del partido. Victoria justa y merecida del Bullense, demasiado corta por la cantidad y claridad de ocasiones que tuvo, pero tres puntos al fin y al cabo. Tres puntos que, unidos a la derrota del Mar Menor y el empate de La Hoya, consiguen abrir una brecha de cinco puntos con respecto al tercer y cuarto clasificado, lo
que da tranquilidad para viajar esta semana a Cartagena y enfrentarse sin presión al San Ginés.


Resumen:

C.D. Bullense 2 - 1 Invercosta Progreso
Blas, 38' Guille, 43'
Parrita, 70'


Alineaciones:

C.D. Bullense: Rubén; Mesones, Pedro, Rafa, Maíno; Chiki (Gasero, 80'), Mario Roberto, Fernando, Rubén (Serrano, 60'), Cuco; Blas (Parrita, 60').

Invercosta Progreso: Fran; Joaquín, Chicoy, Abraham (Mora, 60'), Cristóbal; Ezio (Barroso, 45'), Guille (Lobo, 45'), Pina, Pitu (Pope, 78'); Fran II, Álvaro (Peque, 71').


Amonestaciones:

C.D. Bullense: Fernando (75').

Invercosta Progreso: Pitu (41'), Barroso (62'), Julio (delegado, 85'), Mora (91').


Árbitro: Villalba Gabaldón. Horroroso.


Estadio: Nicolás de las Peñas. 156 espectadores.