Crónica 6ª jornada: Esperanza 1 - 1 Bullense

Partido extraño el disputado hoy en el López Belmonte. Un Bullense plagado de bajas (a las bajas anunciadas de Chiqui, Juan Diego y Parrita se unieron las de Verdú, con un pinchazo en los isquiotibiales, Maíno, por su golpe en la muñeca, y Mesones, con un flemón y fiebre, por lo que tuvo que ser vonvocado a última hora el juvenil Copas) y vestido con los pantalones suplentes del Esperanza y esparadrapo en las medias para no coincidir con el equipo local plantó cara a un equipo que tocó mucho y bien el balón, que dominó por completo el centro del campo y que acabó acorralando a los rojiblancos, logrando sacar un punto que sabe a poco tras encajar el empate en el minuto 85'.

Pese al dominio en el centro de los verdiblancos (todos los rechaces iban a jugadores suyos), el Bullense gozó de varias de las ocasiones más claras del partido. Tras una falta que atajó bien Rubén en el 8', Blas tuvo la primera gran ocasión del partido en el minuto 9'. Mario roba la pelota en tres cuartos de cancha, se va hacia el área y la cede a Blas, quien se revuelve en la frontal para deshacerse de su marcador y quedarse solo, en buena posición de disparo, pero su remate lo atajó el portero local, bien colocado.

Tras esa ocasión la Esperanza comenzó a hacerse con el centro del campo, pero sus llegadas carecían de peligro. Prueba de ello fue su primer acercamiento en el 14', cuando, tras una buena jugada, el centro final acabó siendo blocado fácilmente por Rubén.
En el 23' los locales trenzaron una de las mejores jugadas del partido. En cuatro toques se plantaron desde su campo en el lateral del área rojiblanca, y el centro final de Santi fue rematado demasiado alto por Pakito.
Dos minutos después, en el 25', Cuco dispuso de una gran ocasión en una falta desde la frontal, centrada con respecto a la portería, pero su disparo raso y fuerte salió rozando el palo derecho de Juan Carlos.
A partir de ahí llegaron varias ocasiones en un corto espacio de tiempo, aunque ninguna se concretó en el marcador. Primero la tuvo Mario en el 27', tras una jugada de Copas por la izquierda que acabó con un pase al hueco a Blas, que se la cedió al 7 tras recortar en el área, pero el remate final de éste salió rozando el palo. En la siguiente jugada la tuvieron los locales con un lanzamiento desde la frontal de Perico, pero su remate salió demasiado alto. Y un minuto después, a la salida de un córner, Toni remató de volea desde la frontal, pero Rubén estuvo atento y logró blocar la pelota.

La última ocasión de la primera mitad correspondió a los locales, y fue la más clara de todas.Hita centra desde la izquierda y Nacho estrella el balón en el larguero cuando en la grada ya se cantaba el gol.
La primera parte finalizó sin más sobresaltos, con la defensa rojiblanca convertida en un frontón inexpugnable y con salidas esporádicas a la contra sin demasiado peligro.

En el descanso entraron al terreno de juego Baeza por los locales y Serrano en las filas rojiblancas, y ambos tendrían su dosis de protagonismo en el partido. El primero sería el autor del empate muchos minutos después, y el segundo a punto estuvo de marcar nada más saltar a jugar. Apenas 15 segundos después de pitar el árbitro, Serrano se sacó un disparo impresionante desde la frontal con el exterior que superó por completo a Juan Carlos y acabó estrellándose en el travesaño.
Cuco probó fortuna poco después, pero su disparo desde 30 metros se marchó alto.

Los primeros minutos de la reanudación, salvando esas dos ocasiones visitantes, no ofrecieron muchas ocasiones de peligro en ninguna de las dos áreas. Lo intentó más el Esperanza, pero sus únicos remates con cierto peligro acabarían marchándose fuera, primero con un cabezazo de Mazón a la salida de un córner en el 8' y después con un
lanzamiento de falta desde la frontal que tampoco aprovecharía Toni en el 17'.
Y en el 24', en una jugada sin aparente peligro, llegaría el 0-1. Balón en largo que pelea Mario ante Chiqui, el 7 está más listo que el central cartagenero y consigue llevarse el balón ante la salida de Juan Carlos, marcando a placer con la portería vacía. Celebración por todo lo alto en el banquillo rojiblanco y desesperación verdiblanca, que veía escaparse un partido que creían dominado.
Reaccionó el entrenador local y dio entrada a Buigues por Clemente, pasando a formar con una 3-4-3 que dejaba muchos espacios para las contras rojiblancas, pero que consiguió acorralar por momentos a los chicos de Manzanares, hasta conseguir finalmente el empate.

En el 30', un minuto después de salir, Buigues introdujo el balón en la portería de Rubén, pero el árbitro anuló el tanto por un fuera de juego muy discutido por la grada.
Dos minutos después de ese susto mayúsculo pudo llegar la sentencia. Mario recoge un balón en tres cuartos y avanza con él hacia el área visitante para cedérsela en última instancia a Cuco, totalmente solo en la parte derecha de la frontal. Por desgracia, su remate de primeras con el exterior de su pie derecho no cogió la dirección deseada y se marchó muy desviado.
A partir de ahí comenzaría el acoso local, con varias ocasiones de peligro. Rubén tuvo que anticiparse a Nano en un pase al hueco que dejaba al 17 local solo en el área en el 33'. Dos minutos después lo intentó Nacho con un disparo desde 25 metros que buscaba sorprender a un adelantado Rubén, pero el remate le salió bastante desviado. Por
último, en la más clara de todas, Toni cabeceó un centro desde la izquierda y Rubén se sacó una mano milagrosa que desvió el balón en la misma cepa del poste, ante la incredulidad del mediocentro verdiblanco.
Y cuando más atacaba la Esperanza llegó una ocasión de oro para los rojiblancos. Mario se va por la banda izquierda, cede la bola a Blas y éste la deja atrás para que Juanfran, llegando desde atrás, rematara solo en la frontal del área, pero su disparo salió muy desviado.
Sólo un minuto después de esa ocasión llegaría el empate. Balón suelto en la frontal tras un córner y cañonazo impresionante de Baeza que entra por toda la escuadra, haciendo imposible la estirada de Rubén. Delirio en las gradas y desolación rojiblanca por la cercanía con el pitido final.

Con el empate bajó la intensidad del asedio local, y el Bullense se estiró buscando un gol que le diera la victoria y los tres puntos que le permitirían seguir ocupando el liderato, pero éste no llegó. Y eso que lo tuvo cerca por medio de Cuco, pero el 18 no logró controlar un balón que le vino directo a sus pies tras un lanzamiento de falta de
Serrano cuando se encontraba totalmente solo en el área.


Resumen:

E.F. Esperanza 1 - 1 C.D. Bullense
Baeza, 85' Mario, 69'

Alineaciones:

E.F. Esperanza: Juan Carlos; Clemente F. (Buigues, 74'), Chiqui, Hita, Mazón; Rivera, Toni, Pakito (Baeza, 45'), Nacho; Perico (Christian, 57'), Santi (Nano, 71').

C.D. Bullense: Rubén; Rafa, Salva, Pedro, Copas; Gasero (Juanfran, 65'), Rubén (Serrano, 45'), Fernando, Cuco; Mario, Blas (Jose Antonio, 88').


Amonestaciones:

E.F. Esperanza: Nano (79'), Hita (91')

C.D. Bullense: Fernando (19'), Pedro (29'), Juanfran (76')


Árbitro: Ginés Ibáñez.


Estadio: López Belmonte, 133 espectadores.