Crónica 13ª jornada: Bullense 2 - 0 Ceutí Atlético

Gran victoria del C.D. Bullense en la tarde del sábado, la tercera consecutiva. Tras lograr adelantarse apenas transcurridos cuatro minutos de juego, los rojiblancos se mostraron incapaces de llegar con peligro a la meta defendida por Valery en toda la primera mitad, pero en la segunda mitad cambió el panorama y el Ceutí se vio dominado por el juego rojiblanco, culminado con un golazo de Parrita. Tras los resultados de la jornada dominical, el equipo consigue distanciarse 6 puntos del quinto clasificado, una distancia que empieza a ser interesante.

El partido comenzó de la mejor manera posible. Se había venido hablando durante toda la semana de la importancia de estos tres puntos, y se ansiaba lograr una victoria cómoda después de muchas jornadas sin hacerlo. Y el comienzo del partido parecía indicar que se iban a conseguir ambos objetivos. Y es que en el minuto 4, una falta
botada desde derecha de la medular por Maíno es cabeceada por Cuco, adelantándose a Yonhatan en el salto y superando por alto a un Valery que se quedó a media salida y no pudo hacer nada para atajar el esférico.
Era empezar remando a favor de corriente, pero la realidad fue que el Ceutí se hizo con el control del partido desde ese momento, no dejando a los rojiblancos tener la posesión de la pelota, buscando muchos pases en largo que crearon peligro sobre la portería de Rubén en varias ocasiones antes del descanso.

La primera ocasión clara la tuvieron tan solo tres minutos después. Tras un córner botado desde la izquierda del ataque visitante, José Héctor se revuelve en el área, sobre el pico del área pequeña, y suelta un latigazo que obliga a Rubén a realizar una gran parada y evitar el peligro.
La siguiente jugada de peligro tardó más tiempo en llegar, pero llevó más nerviosismo a la grada si cabe que la anterior. Balón al área y dejada de cabeza de Liza para que el propio José Héctor enganchara una impresionante volea que dejó a Rubén haciendo la estatua, mientras que el balón salía rozando el palo derecho. Corría el minuto 18, y el Bullense no había vuelto a asomarse por los dominios de Valery.

El partido no fue muy bonito cara al espectador en esta primera mitad. Los ceutíes se dedicaban a anular el juego rojiblanco mediante balones largos, lo que hacía que Valery tuviera unos minutos muy plácidos en su portería, pero que tampoco era suficiente para acercarse con peligro a los dominios de Rubén, por lo que las únicas jugadas destacables eran las tarjetas que iban cayendo a uno y otro lado.
Una de ellas llegó en el minuto 27, tras una desmesurada reacción de Adri a una carga de Rafa en un salto, que finalizó con el delantero visitante en la valla publicitaria. Su reacción encolerizada, que casi provoca una mini-tangana, con un tumulto de jugadores alrededor del árbitro y sus propios compañeros teniendo que apartarle para que la
cosa no llegara a mayores, le valió la amonestación por parte del colegiado.

Para volver a ver una ocasión con algo de peligro hay que adelantarse hasta el minuto 36, cuando Pelón lo intentó con un disparo que salió desviado. Tres minutos después se lesionaría Verdú tras sacar un balón peligrosísimo en el área adelantándose a Liza, que le golpeó en el tobillo y le obligó a retirarse lesionado. Afortunadamente, sólo fue el susto y el dolor del golpe, por lo que el espigado central podrá ser de la partida la próxima jornada.

La última ocasión de la primera mitad volvió a caer del lado visitante, y de nuevo Rubén volvió a estar providencial. A la salida de un nuevo córner, el balón le cae a Adri, que remató a bocajarro y se encontró con una parada llena de reflejos por parte de Rubén, que evitó el más que seguro empate cuando ya se cumplía el minuto 45.

Poco después de esa ocasión indicaría el colegiado el camino a los vestuarios, sin que los rojiblancos hubieran creado peligro sobre la portería de Valery después del gol. La charla de Manzanares en el vestuario, junto con la entrada de Rubén en sustitución de Gasero, volvió a obrar efecto y el partido cambió por completo en la segunda
mitad.

La entrada de Rubén dio un nuevo aire al equipo al tener Blas un compañero en ataque, situación en la que el 9 aprovecha más sus cualidades, y el equipo comenzó a tener la posesión de la bola y a controlar el tempo del partido.

A los 4 minutos de la reanudación, el mismo minuto que en la primera mitad, llegó la primera ocasión rojiblanca. Fue en una falta desde el vértice del área que Serrano chutó directamente a portería, encontrándose con un Valery bien colocado que abortó el peligro.
Tan sólo dos minutos después se produciría la jugada que más tensión llevó a la grada y a los propios jugadores, y no fue por alguna ocasión de gol precisamente. En una lucha por el balón, enfrente del banquillo local, Cuco choca con Yonhatan, con tan mala suerte que al defensa se le salió el hombro, recibiendo las atenciones tanto del
fisioterapeuta local como del visitante. Finalmente logró reincorporarse al partido dos minutos después, pero lo hizo únicamente para ser sustituido un minuto después. La nota curiosa de esa jugada fue la posterior amonestación a Oropesa, fisioterapeuta de profesión, que el árbitro le mostró por entrar al campo sin su permiso.

En el minuto 61', un minuto antes de ser sustituido por Parrita, Blas forzó la cartulina amarilla para cumplir ciclo la próxima semana, encuentro que no iba a poder disputar de todas formas por motivos laborales. Su sustituto fue Parrita, que apenas tardaría 10 minutos en marcarse una genialidad marca de la casa y subir un nuevo tanto al
marcador.
Pero antes de comentar el gol debemos reseñar la amarilla que recibió Fernando en el minuto 65, amarilla que le hace cumplir ciclo y ser baja para enfrentarse al Montecasillas. Es la primera vez que Fernando es sancionado por cumplir ciclo en toda su carrera.

Tres minutos después, en el 68', se produjo la tan esperada reaparición de Mario, sustituyendo a Serrano. El delantero se llevó una cerrada ovación al entrar al campo, y pronto se notó las ganas de jugar que tenía, dotándole de un nuevo aire al equipo.
Pese al dominio rojiblanco, el partido seguía sin tener demasiadas ocasiones de gol. De hecho, tras la falta de Serrano no había habido ningún acercamiento con verdadero peligro en ninguna de las dos porterías. Hasta que, en el minuto 72', apareció Parrita. Primera combinación entre el propio Mario y el delantero murciano, y gol. Pase
en profundidad del 7 a Parrita, que gana la espalda a Emilio, se frena, le recorta en el área con toda la tranquilidad del mundo, encara al portero y lo bate con un toque tan sutil y con tal parsimonia que Rubén, que llegaba desde atrás preparado para empujar el posible rechace, se quedó alucinado con la definición.

Tras el 2-0 llegaron los mejores momentos rojiblancos, y en el minuto 79' llegaría una nueva ocasión protagonizada por Parrita, que disparó un misil desde la frontal que obligó a Valery a volar hacia el palo para lograr desviar el balón a córner.
La única ocasión digna de mención del Ceutí en la segunda mitad llegó con el tiempo reglamentario ya cumplido, en el 91'. Fue, como en todas sus llegadas en esta segunda mitad, en una jugada a balón parado. En esta ocasión, la falta botada por Pelón acabó estrellándose en la parte superior del larguero.
Un minuto después llegó la polémica del partido, cuando el árbitro decretó la expulsión por roja directa de Emilio por decirle que no sabía el reglamento. Las posteriores protestas del equipo amarillo (azul en este partido) sólo consiguieron que Gervasio recibiera la segunda amonestación y fuera también expulsado, causándole aún más
daño a su equipo para la próxima jornada.

Al finalizar el encuentro, los ánimos de los jugadores ceutíes seguían encendidos, y no pararon de protestar e increpar al árbitro, e incluso a Manzanares, hasta la entrada a vestuarios. Por fortuna, la cosa no pasó a mayores y no hubo que lamentar inicidentes más graves.

Resumen:


C.D. Bullense 2 - 0 A.D. Ceutí Atlético
Cuco, 4'
Parrita, 72'

Alineaciones:

C.D. Bullense: Rubén; Rafa, Pedro, Verdú (Copas, 45'), Maíno; Serrano (Mario, 68'), Vaello (Chispa, 64'), Cuco, Gasero (Rubén, 45'), Fernando; Blas (Parrita, 62').

A.D. Ceutí Atlético: Valery; Yonhatan (Antonio Guirado, 54'), Jesús Bernal (Enyar, 72'), Emilio, Gervasio; Buda (Dani Ayala, 45'), Jesús Panadero, José Héctor, Pelón; Liza (Juanfran, 45'), Adri.


Amonestaciones:

C.D. Bullense: Rafa (20'), Vaello (31'), Blas (61'), Fernando (65'), Rubén (76').

A.D. Ceutí Atlético: Gervasio (5' y 92', expulsado), Adri (27'), José Rodríguez (entrenador, 27'), Oropesa (54'), José Héctor (66'), Emilio (roja directa, 92')


Árbitro: Terol Crespo. Regular.

Estadio: Nicolás de las Peñas, 137 espectadores.