Crónica 16ª jornada: AD Guadalupe 1 - 1 CD Bullense

El C.D. Bullense volvió a desaprovechar una magnífica ocasión para engancharse defintivamente al tren del ascenso. Tras una primera mitad en la que deberion llegar varios goles y el marcador no se movió, consiguió adelantarse poco después de que el árbitro se hiciera el sueco en un paradón de Alexis, que debió ser expulsado, pero apenas
tres minutos después vio cómo el Guadalupe empataba en fuera de juego.
Pese a afrontar el partido con 9 bajas, una de ellas (Verdú) en el mismo día del partido, al levantarse con vómitos, y que obligó a Manzanares a cambiar todo su esquema, y que cinco de los 16 convocados fueran juveniles, la sensación tras el partido era de decepción por la ocasión perdida.

Antes de comenzar el partido se realizó un acto homenaje para dar ánimos a la esposa de Giovani, guardameta del Guadalupe, a quien le ha sido dianosticada una grave enfermedad. Toda la plantilla del Guadalupe portó una camiseta con el mensaje "¡Giovani y Verónica! Estamos con vosotros", le hicieron entrega de un ramo de flores y
finalmente hicieron una especie de saque de honor pasando por un pasillo formado por ambos equipos.

Pasando ya al plano deportivo, el Bullense salió dominando completamente al Guadalupe, encerrándole en su campo y llegando al área de Jesús en numerosas ocasiones, pero sin acertar a conseguir reflejar ese dominio en el marcador. La primera ocasión de relativo peligro llegó en el minuto 4, con una volea de Copas desde 25 metros a
la salida de un córner que se marchó desviada. Un minuto después Parrita no logró controlar bien un balón largo que le dejaba solo ante el portero, que pudo anticiparse al delantero rojiblanco.

El Guadalupe no era capaz de contrarrestar la presión visitante, y era superado una y otra vez por los pupilos de Manzanares, y por momentos parecía que el primer gol no tardaría en llegar. A punto estuvo de hacerlo en el minuto 10', cuando Chispa se sacó una semi-chilena como recurso para rematar un balón cerca del punto de penalty, pero el esférico acabó saliendo demasiado alto.
La última ocasión de peligro en este inicio asfixiante del Bullense fue una volea desde la frontal de Fernando que salió desviada en el 13'.

Para encontrar la primera aproximación seria del Guadalupe en el partido hay que avanzar hasta el minuto 18', cuando More lo intentó con un disparo desde la frontal que atajó bien Rubén. Poco después, en 22', Blas tendría una buena ocasión tras un gran centro de Copas desde la derecha, pero su cabezazo desde el lateral del área pequeña no cogió la dirección adecuada y salió fuera, con Jesús batido.

A partir de ahí decreció un poco el número de ocasiones de peligro. El Guadalupe consiguió neutralizar la presión inicial del Bullense y comenzó a tener más la pelota, aunque la sensación de dominio territorial seguía correspondiendo a los rojiblancos. En el 28', tras el rechace de una falta lateral, lo intentó Puri para el Guadalupe, pero su especie de vaselina se marchó muy alto.

Pronto llegaría la primera jugada polémica del partido. En el 31', tras peinar un balón Parrita, Blas controla y bate a Jesús de disparo cruzado, pero el árbitro invalidó la acción por un fuera de juego más que dudoso. Volvió a hacerse con el control total del partido el equipo de Manzanares, y las ocasiones llegaban con relativa facilidad.
En el 34', una buena jugada individual de Mario en la frontal finalizó con un pared entre éste y Blas a la que no pudo llegar Mario por poco, anticipándose Jesús. En el 36' volvió a liarla el colegiado del encuentro. Pese a haber autorizado a Parrita y Juanfran a comenzar el partido con una camiseta blanca de manga larga, obligó a ambos a
quitársela, llegando a amonestar a Parrita por volver al campo aparentemente sin su permiso. De haber cumplido con su obligación en la revisión inicial no habría tenido que amonestar a Parrita.

La siguiente jugada polémica llegó poco después, en el 38'. Tras quedarse tendido Mario (del Guadalupe) en el medio del campo, la jugada continuó y Chispa se quedó solo delante del portero, siendo agarrado de la camiseta por Juanfri, que le desequilibró y le impidió batir a Jesús, que logró despejar a córner. El árbitro aplicó la ley
de la ventaja y concedió córner, ante las protestas de unos y otros; los del Bullense por el agarrón a Chispa y los del Guadalupe por considerar que Mario había sido objeto de falta anteriormente y que el juego debería haberse detenido. El fisio del Guadalupe recriminó a Chispa que no echara el balón fuera, instándole a devolver el esférico
"si fuera deportista". Esa deportividad no la aplicó en la segunda mitad, cuando recriminó a un jugador suyo haber pedido asistencia en lugar de quedarse un minuto tendido en el terreno de juego para perder tiempo sin tener que abandonar el campo. Las protestas se saldaron con la amarilla a Moro y a Blas, que no entendía muy bien su amonestación.

Las últimas jugadas de peligro de esta mitad correspondieron al Guadalupe. A base de buscar la espalda a los centrales crearon dos jugadas de peligro en el descuento, encontrándose en ambas con la respuesta de Rubén. En la primera se anticipó despejando el balón fuera de su área y en la segunda se hizo con el control del esférico
plantándose con valentía ante More, que no supo batirle.

La segunda mitad comenzó igual que terminó la primera: con ocasiones para los locales. El Bullense salió menos incisivo que en la primera mitad y los locales lo aprovecharon para llegar con peligro a la meta de Rubén. En el minuto 51' el guardameta rojiblanco tuvo que emplearse a fondo para desviar con la yema de los dedos un disparo de Raúl desde la frontal que tocó en la espalda de Rafa e hizo un extraño en su trayectoria, despistando a Rubén, que logró tocar lo justo para mandar el esférico al poste.

En el 56' Javi lo intentó desde el interior del área, pero su disparo salió desviado. Y, en la jugada siguiente, llegaría la mayor polémica del partido.
Pase atrás de Juanfran desde la derecha, remate de Chispa desde la altura del punto de penalty que Juanfri desvía a córner lanzándose al suelo y realizando un paradón... con la mano. Todo el mundo lo vio clarísimo, y debería haber supuesto el penalty y la expulsión del defensor local, pero ni el árbitro ni el linier quisieron saber nada del asunto y "pasaron" de complicarse la vida, amonestando a Mario y a Manzanares por las (lógicas) protestas. La fotografía no admite dudas.

http://www.clubdeportivobullense.es/images/stories/Temporada0910/Guadalupe_Bullense/penalty.jpg

Como vemos, el colegiado estaba perfectamente situado en esa jugada, lo que hace más incomprensible aún su actuación. Como si el destino quisiera devolverle al Bullense lo que el árbitro le había quitado, tres minutos después llegaría el 0-1. Disparo desde la frontal de Fernando que despeja como puede el portero, el rechace le cae a Mario quien, de tijera, empalma el esférico y lo introduce en el fondo de las mallas.

Sin embargo, poco duró la alegría. Apenas tres minutos después, en el 62', llegaría el empate del Guadalupe. Puri, en fuera de juego, se queda solo ante Rubén, al que supera en carrera y anota el empate a puerta vacía. Después de tanto trabajo para conseguir adelantarse en el marcador, todo volvía a estar como al principio.

El encuentro cambió a partir de entonces. El Bullense no encontraba la forma de llegar como antes, y el Guadalupe encontró una autopista por su banda derecha, donde Raúl llevó por la calle de la amargura a Rafa. Las ocasiones de peligro escasearon en ambas porterías hasta los minutos finales.
Blas lo intentó tímidamente en el 66', pero su cabezazo salió demasiado alto. La entrada de Vaello por Parrita para intentar dominar más el balón en el centro del campo dio más consistencia al equipo, no así profundidad. Ninguno de los dos equipos era capaz de crear verdadero peligro, y hasta el minuto 79', momento en que Rubén se
anticipó muy bien a More, que se había quedado solo delante de él tras un buen pase de Puri, no ocurrio ninguna jugada destacable.

Manzanares hizo debutar a Juan Antonio en el 86' sustituyendo a Blas, y suya fue la última ocasión del partido. Antes de esa jugada, Mario tuvo una buena ocasión en el 89', al irse por velocidad tras un pase de Chispa, pero fue interceptado por hasta tres defensores y perdió la posesión del esférico ya ante Jesús, cuando su tocayo se lanzó al suelo jugándose el penalty.
En la siguiente jugada la afición local pidió penalty de Maíno a More, que se lanzó al suelo en cuanto vio llegar al central rojiblanco, sin que éste le rozara siquiera. El descuento fue de nuevo del Guadalupe, como en la primera mitad, con dos cabezazos de Puri y Pelao que llevaron el nerviosismo a las filas rojiblancas.

La última ocasión del partido, como dijimos, la tuvo Juan Antonio, pero su disparo desde la frontal tras tocarla Fernando se marchó alto por muy poco.

Con este empate, el equipo se mantiene a tres puntos de la tercera posición, ocupada por el Mar Menor, que también empató ante el Ciudad de Cieza. Los dos próximos partidos, ante La Hoya y Mar Menor, se antojan decisivos para engancharnos al tren del ascenso. Dos victorias en esos encuentros nos meterían de lleno en la lucha y la segunda vuelta se presentaría espectacular.


Resumen:


UCAM A.D. Guadalupe 1 - 1 C.D. Bullense
Puri, 62' Mario, 59'


Alineaciones:


UCAM A.D. Guadalupe: Jesús; Mario, Juanfri, Javi (Pedrete, 59'), Alexis; Moñino, Patri (Pelao, 32'), Raúl; Puri, Moro, More (Ape, 69').

C.D. Bullense: Rubén; Rafa, Copas, Maíno, Mesones; Chispa, Juanfra (Gasero, 61'), Fernando, Mario; Parrita (Vaello, 67'), Blas (Juan Antonio, 86').


Amonestaciones:


UCAM A.D. Guadalupe: More (15'), Patri (32'), Moro (39'), Ape (71').

C.D. Bullense: Parrita (36'), Blas (39'), Mario (57'), Manzanares (entrenador, 57'), Vaello (89').


Árbitro: Lozano Reina. Fatal.


Estadio: Municipal de Guadalupe, 88 espectadores.