Resumen 15ª jornada Preferente

La jornada sabatina sólo tuvo dos encuentros esta semana. El primero de ellos enfrentó al Águilas contra el Ceutí en el Hermanos Buitrago, y acabó en reparto de puntos. Tras llegarse al descanso con el marcador inicial, los locales se adelantaron al cuarto de hora de la segunda mitad y, cuando parecía que iban a resarcirse de su derrota en
Totana, el Ceutí empató el partido en el minuto 90, salvando un valioso punto que deja a ambos igualados a 18 puntos en la clasificación, cuatro por encima del descenso.

El otro partido adelantado de la jornada fue el Muleño-Olímpico, donde los locales no tuvieron piedad de un equipo que parecía haber enderezado el ritmo tras sus dos últimas victorias. Tras adelantarse en el minuto 2, los locales fueron muy superiores a su rival durante todo el encuentro, marchándose al descanso con una cómoda renta de dos goles y sentenciando en los primeros 10 minutos de la reanudación. Esta goleada permite al Muleño cortar su mala racha de un punto en los últimos tres partidos, tomando un buen soplo de aire fresco en la clasificación.

Ya en la jornada dominical, el Huracán desperdición una buena ocasión para acercarse a tiro de piedra de la salvación. Se enfrentaba al Guadalupe, quinto por la cola a cinco puntos de distancia. Una victoria le habría acercado a tan sólo dos puntos de su rival, pero los visitantes, que la semana pasada ya ganaron a otro rival directo
como es el Ciudad de Cieza, supieron imponerse, en parte gracias a la gran actuación de su guardameta. Tras llegarse al descanso con empate a uno en el marcador, los visitantes lograron el tanto de la victoria a falta de poco más de 10 minutos para el final, ante lo que no pudo reaccionar el equipo local, que sigue hundido en la clasificación con tan solo 11 puntos en su casillero.

El propio Ciudad de Cieza, otro de los implicados en la lucha por la salvación, cayó goleado en La Arboleja ante un La Hoya muy superior. Pese a que los de Tote lograron empatar al poco de comenzar la segunda mitad, La Hoya terminó imponiéndose por un contundente 1-4, demostrando el por qué de la diferencia en la clasificación entre
ambos equipos. Con esta victoria, La Hoya se mantiene en 2ª posición y deja al Ciudad igual que la semana pasada, a solo dos puntos del descenso.

En el Ángel Celdrán, la Deportiva Minera perdió su imbatibilidad como local ante un Montecasillas que volvió a hacer mucho daño a su rival a base de rápidos contragolpes, de nuevo con Edu y Nacho como grandesprotagonistas. La Minera se adelantó por dos veces en tres minutos, del 20 al 22, donde se pasó del empate inicial al 2-1, pero
un penalty al borde del descanso y un gol de Rubio a 20 minutos del final dieron la vuelta al marcador y auparon al Montecasillas a la 7ª posición de la tabla.

En el Nicolás de las Peñas, el Bullense superó sin problemas a un Alquerías que recordó al que cayó en Molina por 3-0. Dos goles de Juanfran en la primera mitad, uno en el primer minuto y otro en el 43', sumados a un autogol a los 30 segundos de la reanudación, tumbaron a un equipo que empieza a perder fuelle en la clasificación. El posterior gol de Paco, poco antes de la expulsión de Pepe Mateo, sólo sirvió para maquillar el resultado.

La Esperanza batió sin apuros al Pozo Estrecho en el derby cartagenero de la jornada. Los dos goles de Perico, uno a los 4 minutos y otro en el 90', dieron la victoria a los esperancistas, que siguen quintos a seis puntos de las posiciones de ascenso. El Pozo Estrecho, colista de la tabla, sigue sin saber lo que es ganar fuera de casa, donde tan sólo ha sumado un punto en toda la temporada, en La Hoya.

El otro partido disputado en Cartagena no pudo completarse debido a una tromba de agua que hacía imposible distinguir las líneas del terreno de juego. Los 30 minutos de diferencia con el choque de la Esperanza fueron decisivos para que uno sí pudiera concluir y el otro no. Hasta el momento de la suspensión, minuto 73, el marcador
reflejaba un 3-1 (todos los goles logrados en la reanudación) favorable al San Ginés.

En Torre Pacheco, en otro partido con significación especial para las aficiones, el Mar Menor pasó por encima del Torre Pacheco, que empieza a meterse en graves problemas tras sumar únicamente 3 puntos en las últimas 7 jornadas (6 derrotas, cuatro de ellas consecutivas). Dos goles de Kaké y otro de Arturo sentenciaron a los locales, que afrontó el partido con ganas de dar una alegría a su afición y romper la racha negativa pero se vio superado en todo momento por un rival superior.

Por último, el líder Molina volvió a verse por debajo en el marcador después de 13 jornadas (no ocurría desde la 2ª jornada ante el Ceutí). Tal y como ocurrió en aquella ocasión, los de Paco Moreno lograron darle la vuelta al marcador y acabaron impusiéndose a un combativo Invercosta, que mereció mejor suerte dados los méritos de uno y otro equipo. Se adelantó el equipo local en el minuto 60', después de tener maniatado al Molina durante todo el encuentro con una gran presión que no dejaba realizar su juego al líder, pero éste demostró ser un grande de la categoría y gracias a los goles de Carboneras y Valentín, éste último en el minuto 88, sumó tres nuevos puntos a su casillero, y ya van 38.