Crónica 18ª jornada: Bullense 1 - 5 Mar Menor

El C.D. Bullense sufrió un duro correctivo y un serio revés en sus aspiraciones al ascenso en la tarde del domingo ante un Mar Menor que se adelantó nada más comenzar el partido, dejó la iniciativa al Bullense y machacó en la segunda mitad, en la que los chicos de Manzanares se vinieron abajo tras encajar el segundo gol en fuera juego.

El partido se disputó bajo un intenso frío, y la grada se quedó todavía más helada cuando, apenas transcurridos tres minutos de juego, Kaké anotaba el primer gol de la tarde para los blanquiazules. Fran Hidalgo abre el balón a la banda derecha, centro de Arturo al primer palo y Kaké cabecea el balón al fondo de las mallas.
Se ponía el partido muy cuesta arriba para los locales. Si ante La Hoya el control del juego siempre había sido rojiblanco y el partido parecía controlado en todo momento, hoy tocaba ir a remolque desde el principio. El Mar Menor, con el marcador a favor, se dedicó a conservar la renta y cedió la iniciativa al Bullense, que se hizo con el control del partido, llegando con cierto peligro a las inmediaciones de Chopo. Los de Benito Párraga se acercaban con cuentagotas, pero llevaban peligro cada vez que lo hacían.

La primera ocasión rojiblanca se produjo en el minuto 7. Pase largo de Mesones, Blas le gana la partida a Jorge y trata de superar a Chopo de cabeza ante la salida de éste, pero el guardameta logra tapar el cabezazo del 9 y despejar el balón en segunda instancia cuando Juanfran ya estaba preparado para engatillar a puerta vacía. El rechace le llegó a Parrita, que no pudo rematar de primeras y se le echó encima la defensa, perdiéndose así la ocasión.
Tres minutos más tarde, en el 10', Blas cede de pecho un pase largo de Maíno a Verdú y el disparo de éste, desde el punto de penalty, es desviado a córner por Negro, salvando a su equipo de un gol casi seguro.
La siguiente ocasión de peligro volvió a ser para los rojiblancos. Un centro de Mario desde la derecha en el 19' es despejado en el borde del área pequeña por Negro cuando Juanfran ya se perfilaba para cabecear el balón al fondo de las mallas ante la indecisión de Chopo. En el 26', un córner desde la derecha es cabeceado muy desviado por Verdú.

La primera llegada con cierto peligro del Mar Menor tras el gol no llegó hasta el minuto 28', con un disparo desde la frontal de Arturo que salió desviado.
En el minuto 34', con el Bullense apretando bastante al Mar Menor, llegaría el empate. Falta lateral botada por Chispa al segundo palo, Chopo que mide mal la salida y Parrita, totalmente solo y a puerta vacía, cabecea el balón cómodamente al fondo de las mallas. Júbilo en las gradas, alegría inmensa en los jugadores y el partido que volvía a comenzar.

A partir de ahí el dominio rojiblanco se intensificó, pero tan solo se gozó de una ocasión ciertamente reseñable. Tras dejarle el balón Blas, Chispa remató en buena posición desde la frontal, pero su disparo le salió muy centrado y sin problemas para Chopo, que atrapó el esférico.
La última ocasión de esta primera mitad fue blanquiazul, con un fuerte disparo desde la banda izquierda por parte de Javi Fernández que a punto estuvo de sorprender a Rubén, aunque finalmente salió demasiado cruzado.

Al descanso se llegaba con la sensación de dominio territorial del Bullense, que había gozado de las mejores ocasiones y en más cantidad que el Mar Menor, que, pese a todo, llevaba la inquietud a la grada cada vez que salía al ataque.

La segunda mitad fue totalmente distinta. Comenzando por el tiempo, puesto que comenzó a nevar apenas segundos después de reanudarse el encuentro, y finalizando por la actitud de ambos equipos, con un Bullense entregado y un Mar Menor que no tuvo piedad de su rival.
La primera ocasión fue calcada a la última de la primera mitad. De nuevo Javi Fernández, desde la banda izquierda y sin pensárselo dos veces, se sacó un latigazo que volvió a salir demasiado desviado. Tres minutos después, en el 58', llegaría el segundo gol blanquiazul. Disparo de Kaké al larguero desde la frontal del área, el rechace le llega a Fran Hidalgo, en claro fuera de juego, que sólo tiene que empujar el balón al fondo de la red, totalmente solo y sin portero. Las insistentes protestas de los jugadores y seguidores locales no sirvieron para nada, y el gol subió al marcador. Cabe destacar que el
línea, en un ataque de sinceridad o mala conciencia, dijo que el árbitro no le permitía pitar el fuera de juego o cualquier falta... sin palabras.

Tras ese gol, el Bullense bajó totalmente los brazos y quedó a merced del Mar Menor, que supo aprovecharse de la situación. El equipo comenzó a jugar sin guarra, sin ideas y sin la intensidad necesaria para tratar de remontar el partido.
Y, apenas seis minutos después, en el 64', llegaría el mazazo definitivo. En una de las especialidades del equipo, los córnes, donde apenas si se había recibido un gol en toda la temporada (Pozo Estrecho), llegó la sentencia. Córner botado desde la banda izquierda del ataque blanquiazul y cabezazo de Javi Fernández en el primer palo que se convierte en el 1-3.

El equipo intentó reaccionar en un arranque de furia, pero fue más con corazón que cabeza, y, para más inri, sin convicción. Apenas dos minutos después del 1-3 Mario lo intentó con un cabezazo a la media vuelta, pero Chopo atrapó sin problemas. Un minuto después volvió a probar fortuna el 7, pero su disparo cruzado salió rozando el poste derecho. Fue la última ocasión rojiblanca, que no volvió a inquietar a Chopo hasta el pitido final, pese a disponer de alguna que otra falta peligrosa.

El Mar Menor sólo tenía que esperar atrás para salir a la contra y generar mucho más peligro que el Bullense. En el minuto 69 Iker se fue por velocidad y habilidad de Rafa y de Mesones y se plantó solo ante Rubén, a quien intentó sorprender con una vaselina lejana que, afortunadamente, salió fuera. En el 76', en una jugada llevada con velocidad por Javi Fernández en la izquierda, Dani, tras peinar el pase desde la banda, dejó solo a Kaké, que la cedió atrás para que Negro culminara la jugada con un fuerte disparo que salió alto.

A esas alturas de partido, el Bullense ya era un juguete en manos del Mar Menor, que parecía estar jugando una pachanga de entrenamiento. En el 81' Iker tuvo una magnífica ocasión, pero picó en exceso su cabezazo en el área pequeña, completamente solo, y permitió a Rubén atrapar el balón sin problemas. Apenas un minuto después, el de Ceutí volvió a ganarle la partida al delantero visitante, en esta ocasión con una mano milagrosa para sacarle el balón de los pies en un mano a mano.
El estado del terreno de juego, totalmente blanco y cubierto de nieve, hizo que el árbitro pidiera un balón naranja para continuar el encuentro, demanda que no pudo ser satisfecha. Tanta nieve dificultaba el control del esférico, y en el minuto 89' le jugó una mala pasada a Serrano, que erró un pase de dos metros a Chiqui, permitiendo la salida fulminante del Mar Menor a la contra, que acabó derivando en el 1-4, gracias a una vaselina de Kaké que superó perfectamente a Rubén
tras recoger el balón de Iker.

Por último, ya en el 93', con el equipo totalmente entregado, llegaría el 1-5 que permitía a los de San Javier tomarse cumplida venganza de la derrota de la pasada temporada en El Pitín por idéntico resultado. Este último gol llegaría tras un pase largo desde la defensa que dejó totalmente solo a Javi Fernández ante Rubén, a quien batió de la misma manera que Kaké cuatro minutos antes, de vaselina desde fuera del área, con la defensa rojiblanca sin intensidad ninguna.


Resumen:


C.D. Bullense 1 - 5 Mar Menor C.F.
Parrita, 34'..............Kaké, 3' y 89'
..........................Fran Hidalgo, 58'
..........................Javi Fernández, 64' y 93'



Alineaciones:

C.D. Bullense: Rubén P.; Rafa, Verdú (Rubén, 66'), Mesones, Maíno; Fernando, Chispa (Gasero, 78'), Mario, Juanfra (Serrano, 45'); Blas, Parrita (Chiqui, 74').

Mar Menor C.F.: Chopo; Negro, Javi Mateo, Alberto, Jorge; Martín, Chuecos, Javi Fernández, Arturo (Iker, 53'); Kaké, Fran Hidalgo (Dani, 58').

Amonestaciones:

C.D. Bullense: Ninguna

Mar Menor C.F.: Martín (33'), Dani (65'), Negro (83'), Alberto (85').

Árbitro: Jiménez Ortín. Salvo por el error en el segundo gol, bien.

Estadio: Nicolás de las Peñas, 133 espectadores.