Resumen 21ª jornada Preferente

Comenzó la jornada precisamente con el partido de El Palmar. Jugaba ante el Montecasillas, equipo que también está sumido en una crisis de resultados, y ninguno de los dos equipos pudo romper su racha, ya que el partido acabó en empate a dos, tercero consecutivo de los locales y 10ª jornada sin ganar de los de César Gálvez. Tras finalizar la primera mitad con el marcador inicial, el Montecasillas se puso con dos goles de ventaja gracias a Edu, pero Gabi, el mejor de los azulones, logró igualar el marcador con un doblete, el segundo de ellos en el descuento de falta directa. Merced a las victorias de Olímpico y Guadalupe, más la derrota del Águilas, El Palmar queda igualado a 22 puntos con aguileños y totaneros, ocupando los primeros la plaza de descenso por el gol-average.

El segundo y último partido adelantado al sábado nos dejó la tercera victoria consecutiva del Ciudad de Cieza, que con 10 puntos de los últimos 12 ha dado un gran salto en la clasificación, colocándose a la misma distancia (3 puntos) del descenso y del octavo puesto, lo que denota la igualdad de la competición. Los ciezanos comenzaron
dominando el encuentro, y un penalty a favor al cuarto de hora parecía ponerles el partido de cara, pero Juanma erró el lanzamiento, se ganó una amarilla y dos minutos después sería expulsado por una dura entrada, por lo que los de Tote tuvieron que jugar más de 70 minutos con un hombre menos. Pese a la superioridad numérica, los visitantes apenas inquietaron la meta de Verdejo más que en lanzamientos a balón parado, y el gran trabajo del Ciudad, decidido a ganar el partido pese a la expulsión, se vio recompensado con el gol de David Suizo al cuarto de hora de la reanudación, que les daría finalmente los tres puntos y metería a los visitantes en zona de descenso.

En la matinal dominical, la Minera goleó a un Huracán que mereció mejor suerte que lo que parece indicar el 0-4. Pese a la goleada, el guardameta visitante fue uno de los grandes protagonistas del encuentro, abortando todas las llegadas del conjunto local, que vio cómo la efectividad visitante hacía llegar los goles uno tras otro, rematando la goleada con dos goles en los 10 minutos finales. El Huracán queda ya a 9 puntos de la salvación, y la próxima jornada tiene un partido vital ante el Águilas.

En el otro partido matinal se vio una de las dos grandes goleadas de la jornada. El Guadalupe, que llevaba cuatro derrotas consecutivas (1 punto de 15), goleó sin piedad a un Invercosta Progreso que también empieza a entrar en barrena, con siete jornadas sin conocer la victoria (3 empates). A los 20 minutos ya ganaban los locales por 2-0, y, pese a que el 2-1, apenas cuatro minutos después, parecía darle algo de emoción al partido, el 3-1 antes del descanso terminó de matar el partido, llegando tres goles más en la reanudación que dejarían el marcador en el definitivo 6-1.

La otra gran goleada la consiguió el Alquerías, que pasó por encima de un apático San Ginés, que empieza a alternar empates con goleadas en contra y que no está en descenso gracias a los tres puntos que consiguió tras la goleada sufrida en Molina. La falta de entrenamientos del equipo cartagenero, unido a la evidente mala forma
física de muchos de sus jugadores, empieza a pasar factura a un equipo que comenzó bien, pero que poco a poco se va acercando al abismo. El 7-1 final lo dice todo, y es que al descanso ya se llegó con 4-0. El equipo de Los Pinos, con cuatro victorias en los últimos cinco encuentros, se coloca a sólo dos puntos de la quinta posición.

El Torre Pacheco consiguió su tercera victoria seguida en casa, aumentando a seis su racha de partidos sin perder, tras derrotar por 2-0 a un Bullense que sigue inmerso en su mala racha de resultados y que sólo ha coseguido 5 puntos de los últimos 18 en juego. Tras una primera parte de absoluto dominio local se llegó al descanso con 1-0, y en la reanudación, pese a que el dominio y las ocasiones fueron visitantes, Sebas aprovecharía un error defensivo para anotar un auténtico golazo y colocar el definitivo 2-0 en el marcador.

El Mar Menor consiguió sumar tres puntos importantísimos ante el Muleño en el último suspiro, gracias a un gran gol de falta directa logrado por Ruso en el descuento. Los visitantes, que efectuaron su primer lanzamiento a puerta en el 89', no crearon peligro en ningún momento, y fueron dominados de principio a fin por un Mar Menor que
mereció ganar sin tanto sufrimiento. Gracias a la derrota esperancista en La Hoya, los de Benito Párraga abren de nuevo un pequeño hueco de cuatro puntos sobre el cuarto clasificadio.

Y es que, como decimos, La Hoya venció a la Esperanza en Los Tollos y sigue igualado en cabeza con el Molina, escapándose ya a 9 puntos de corte del ascenso. En un partido muy brusco, los locales llevaron casi siempre la iniciativa, más aún tras la expulsión de Quechu en el minuto 40 por doble amonestación. El gol de Cristian, a un minuto del descanso, fue suficiente para dejar los tres puntos en casa, pero no bastó para evitar el sufrimiento de los últimos minutos, cuando los cartageneros se lanzaron a por el empate y llevaron los nervios a la hinchada local, que se reunió en gran número en las gradas. Pudieron evitar esos nervios los de Leo Jiménez de haber aprovechado sus numeros ocasiones, dos palos incluidas, pero la pelota no quiso entrar y el 1-0 fue inamovible.

En el duelo entre penúltimo y antepenúltimo, el Olímpico aprovechó su condición de local para golear (4-1) al Pozo Estrecho y cortar así su racha de cinco empates consecutivos, saliendo de la zona de descenso gracias al gol-average, como hemos dicho antes. Al descanso se llegó con 1-0 en el marcador, pero en la segunda mitad los rojiblancos estuvieron más acertados ante la meta rival, endosando a los cartageneros la segunda goleada consecutiva fuera de casa, dejándolos a seis puntos de la salvación.

En el útimo partido de la jornada, el líder Molina se impuso por 0-2 al Ceutí en el derby de la Vega Media en un partido muy igualado, que se decantó del lado visitante gracias a su mayor efectividad en los metros finales. Los de Catalán (expulsado en la primera mitad), que llegaban al encuentro en un excelente momento de forma (tres victorias consecutivas y 10 goles en dos partidos), merecieron mejor suerte, y dispusieron de ocasiones para ello, pero la suerte no se alió con ellos y, cuando enfrente se tiene al líder de la competición, eso acaba pagándose. Con esta victoria, los de Paco Moreno se mantienen en el liderato empatados a puntos con La Hoya, y ya van 16 jornadas consecutivas.