Resumen 20ª jornada. Preferente.

El primer partido de la jornada acabó siendo la mayor sorpresa de la misma. El Mar Menor, pese a adelantarse en el primer minuto de partido y acabar jugando contra un rival con 7 jugadores, fue incapaz de sacar nada positivo de su visita a Águilas. Los locales empataron a los 20 minutos, quedándose casi al mismo tiempo con 10 jugadores. Fue superior el Mar Menor en esta primera parte, pero no materializó esa superioridad en el marcador. En la segunda parte, con el juego en la misma dinámica, el Águilas se adelantó en su única ocasión, a falta de 20 minutos, y acabó el partido con 7 jugadores y un jugador de campo de portero, lo que fue incapaz de aprovechar el Mar Menor, que sólo disparaba desde fuera del área y sin peligro, dejándose tres puntos importantísimos en su lucha por el ascenso.

El otro partido sabatino nos dejó también otra sorpresa. El Molina, que hasta la fecha lo había ganado todo en su campo (excepción hecha de la derrota en los despachos) cedió un empate, y gracias, ante el Olímpico de Totana, 18º clasificado. La primera mitad fue de claro dominio local, que asedió la portería de Patri hasta que consiguió adelatarse por medio de Paco Illán al filo de la media hora. La reanudación, sin embargo, fue completamente distinta, y a punto estuvo de llevarse la victoria el Olímpico. A los cinco minutos ya había subido el empate al marcador, y la expulsión de Garre, 10 minutos después, desquició a los locales y los visitantes tuvieron hasta
cuatro ocasiones de gol clarísimas, que no supieron aprovechar. En el descuento tuvo una buena ocasión Carboneras, pero el balón no entró y el 1-1 dejó al Molina empatado a puntos con La Hoya en el liderato.

Ya en la jornada dominical, el Esperanza mantiene su racha como local, donde ha ganado sus últimos 8 encuentros, y, gracias a sus 16 puntos de los últimos 18 y el pinchazo del Mar Menor, se coloca a sólo un punto de los puestos de ascenso. Ante el Guadalupe dominaron el partido y gozaron de numerosas ocasiones, pero tan sólo Perico fue capaz de perforar la meta de Cristian, llevando el 1-0 a los 10 minutos de la reanudación. Las dos próximas jornadas, los cartageneros se enfrentarán a La Hoya y Mar Menor de forma consecutiva, en una oportunidad magnífica de asaltar el ascenso.

El Alquerías se coloca en la 6ª posición merced a su victoria ante el Invercosta. Pese a salir con muchas ganas los locales, el Alquerías se colocó con una cómoda ventaja de 0-3 en 15 minutos, los que van desde el minuto 20 al 35. En la segunda mitad recortarían diferencias los locales, pero fue insuficiente.

El San Ginés se rehizo tras las últimas goleadas consechadas en casa y sacó un punto ante el Montecasillas, con lo que ambos mantienen su mala racha de dos puntos en las últimas cuatro jornadas. El filial fue siempre por delante, pero Nervios empató el partido por dos veces para los locales, convirtiéndose en el gran protagonista del encuentro. Con el empate, ambos equipos se mantienen en la zona templada de la clasificación sin pasar demasiados apuros.

En el Ángel Cebrián, el Ciudad de Cieza consiguió su segunda victoria consecutiva a domicilio. Jugando de nuevo como en Bullas, bien armados en defensa con la intención de defender el punto inicial, los de Tote consiguieron mantener su puerta a cero y llevarse los tres puntos gracias a un gol de Juanito a 15 minutos del final, e incluso les
anularon un gol legal en la primera mitad. La Minera, que en temporadas atrás siempre había vencido a los ciezanos, lo intentó de todas las maneras posibles, pero se estrelló con el muro defensivo visitante. Estas dos victorias consecutivas permiten a los de Cieza escaparse a tres puntos del descenso por primera vez en muchísimas
jornadas.

En una situación totalmente opuesta a la del Ciudad se encuentra El Palmar, que sigue en caída libre y sumó otra derrota, elevando a nueve la cifra de partidos consecutivos sin ganar, pese a jugar ¡cinco! seguidos en casa. Su verdugo en esta ocasión fue el Ceutí, que ha conseguido tres victorias consecutivas y ha anotado 10 goles en las últimas dos jornadas, llegando en una forma espectacular al derby contra el Molina. Pese al buen trabajo de los de César Gálvez en la primera mitad, al descanso se llegaría ya con ventaja visitante, que terminaría goleando por 0-4 en la reanudación, donde se vino abajo por completo el equipo local, que se coloca a tan sólo dos puntos del descenso.

El Bullense volvió a ganar un encuentro tras cuatro jornadas sin hacerlo merced a un solitario gol de Serrano al filo de la media hora de partido. Los rojiblancos dominaron el partido en todo momento, pero su falta de acierto en la definición hizo que el Huracán llevara el nerviosismo a la parroquia local con dos ocasiones al final del partido. Las decisiones arbitrales enervaron a Manzanares, que terminó expulsado por protestar un fuera de juego (gritando "¡Eso no es fuera de juego!"), al igual que Arias, expulsado por una dura entrada casi al final del partido. Con esta derrota, el Huracán se hunde aún más en el farolillo rojo y el Bullense se queda a seis puntos del Mar Menor.

La Hoya dio caza al Molina en el liderato del grupo (pese a que continúa segundo por gol-average) después de vencer por la mínima en Mula gracias a un solitario gol antes del primer cuarto de hora. El Muleño luchó de tú a tú contra los lorquinos, pero no tuvo acierto en la definición, especialmente en la segunda mitad, con dos grandes
ocasiones, en especial un mano a mano a 10 minutos del final, lo que acabó pagando con una derrota que le hace perder el 6º puesto en la tabla. La Hoya eleva así ya a 14 partidos su racha sin perder, justo antes de enfrentarse a la Esperanza.

La polémica de la jornada la vivimos en el último partido, entre Pozo Estrecho y Torre Pacheco. El equipo local, que volvía a su estadio tras cinco jornadas como visitante, se adelantó en la primera jugada del partido, después de robar el balón tras el saque inicial del Torre Pacheco. El árbitro llamó a la policía local en el descanso, pese a
que no había habido ningún tipo de incidentes hasta entonces, y se convertiría en el triste protagonista del encuentro en la reanudación. A los dos minutos de la misma marcó el segundo el equipo local, que vio reducida su ventaja poco después. El Pozo Estrecho se quedó en inferioridad y acabó el partido con 9 jugadores tras una roja directa muy discutida a cinco minutos del final, lo que aprovechó el Torre Pacheco para empatar en el 94', con el tiempo añadido ya sobrepasado. La mayor polémica llegaría a continuación, ya que el Pozo Estrecho se lanzó a por la victoria, robó el balón tras un saque de puerta y anotó el 3-2, que el árbitro anuló por un fuera de juego inexistente, lo que desató la ira de los aficionados locales. Tras casi 10 minutos de descuento, el encuentro finalizó con el empate a dos, que no sirve a ningún equipo.