Resumen 23ª jornada Preferente

Sobre un terreno de juego completamente nevado, que hizo temer por la suspensión del partido, el C.D. Bullense recuperó las buenas sensaciones que había mostrado la semana anterior ante la Minera y superó por dos goles a cero a un Águilas que se mostró muy inocente en ataque, inquietando la meta local tan sólo en los primeros 15 minutos del segundo tiempo. Pese al continuo dominio local, los goles llegaron ya en la recta final del partido, primero con un cabezazo de Maylan a la salida de un córner a 20 minutos del final y después con otro cabezazo, en este caso de Cuco, 10 minutos después. Los aguileños siguen en el grupo de los 25 puntos mientras que los locales mantienen la distancia con el cuarteto de arriba.

También en la fría tarde del sábado, la Esperanza cortó la gran racha de resultados del Ciudad de Cieza tras ganar 0-1, en el que es su cuarto partido consecutivo que finaliza con idéntico resultado (tres victorias y una derrota). El gol llegó a los 20 segundos de partido, tras un robo de balón en el centro del campo y un pase interior que
pilló desprevenida a la zaga ciezana. El resto del partido fue un monólogo local, que llegó a estrellar hasta tres balones en la madera, pero el balón no quiso entrar y los tres puntos volaron a Cartagena, para seguir metiendo presión al Mar Menor por la tercera posición.

En El Siscar se vivió un partido de locos entre Huracán y Muleño. Los rojiblancos se adelantaron en la primera jugada, pero apenas 18 minutos después los locales ya habían dado la vuelta al marcador. Tras eso, el Muleño se hizo con el control del juego, logrando el empate a la media hora y anotando tres goles en los últimos cinco minutos de la primera mitad, marchándose al descanso con un contundente 2-5. En la segunda mitad, que comenzó con un nuevo gol visitante, el Huracán mejoró, marcando tres goles en los últimos 10 minutos, que de nada sirvieron.

También en la mañana del domingo, Guadalupe y Palmar empataron a cero y que no sirve a ninguno, ya que ambos siguen a dos y un punto del descenso, respectivamente. El partido finalizó con cuatro expulsados, tres de ellos visitantes, lo que les deja muy tocados para recibir la próxima semana al líder.

El último partido matinal acabó también en tablas. Fue un partido con dos mitades bien diferencias, con una Minera que dominó los primeros 45 minutos, yéndose al descanso con ventaja en el marcador, y un Torre Pacheco que salió a por el empate en la segunda mitad, lográndolo en el tramo final gracias a un fuerte disparo de Sebas que deja a ambos equipos en la mitad de la tabla.

La Hoya no tuvo ningún tipo de problema para conservar el liderato en casa de un San Ginés que sigue en caída libre. Pese a que los locales trataron de plantar cara en la primera mitad, la gasolina les duró 20 minutos, cuando La Hoya ya ganaba 0-2. Antes del descanso el líder se pondría ya 0-3, y la segunda mitad, pese a que los cartageneros redujeron distancias, acabaron jugando con 9 y La Hoya anotó dos goles más para redondear la manita y seguir firme en el liderato, a 15 días de recibir en Los Tollos al Molina.

En El Pitín, el Mar Menor goleó por 6-1 al Invercosta, pese a la marcha de Fran Hidalgo, que pidió la baja voluntaria del equipo esa misma semana. El partido no tuvo otra historia que la de la primera mitad, en la que los de Benito Párraga, a los que sólo les valía la victoria para continuar en puestos de ascenso, consiguieron un inapelable 5-0, con lo que la segunda mitad sólo sirvió para que el Invercosta anotara el tanto del honor y los locales redondearan el set, ambos goles ya en los últimos cinco minutos de partido. Con esta derrota, el Invercosta suma ya cuatro consecutivas y nueve jornadas sin vencer, continuando empatado a puntos con la 18ª posición.

Quien salió de ese quíntuple empate fue el Olímpico, que sigue en racha y ya suma ocho jornadas invicto, habiendo ganado sus tres útimos partidos. En este partido la suerte estuvo de su lado, ya que el Ceutí estrelló dos balones en la madera en la primera mitad y, cuando ya se daba por bueno el empate, una jugada en el minuto 92 de partido les dio una importantísima victoria, que les permite dar un gran salto en la clasificación, si bien sólo en posiciones, ya que sigue a tan sólo tres puntos de la zona roja.

En un partido marcado por la protesta contra el traslado del Cristo de Monteagudo, el Montecasillas sumó su segundo triunfo consecutivo y logró escalar a la sexta posición merced a la derrota del Alquerías. Pese a dominar desde el principio, al descanso se llegaba con empate a uno, logrando Edu, pichichi de la competición, el gol de la victoria a 20 minutos del final. Con esta nueva derrota, tercera consecutiva, el Pozo Estrecho sigue sumido en una grave crisis de resultados (1 punto de 15), con lo que sus opciones de salvación siguen reduciéndose semana tras semana.

El último partido de la jornada enfrentó al Alquerías y al Molina, que jugaba por primera vez en mucho tiempo sin la presión del liderato. Los de Paco Moreno, que tuvo que ver el encuentro desde la grada, no acusaron la última derrota y dominaron desde el inicio, haciéndose acreedores de una victoria que tuvo que esperar al minuto 55 para llegar, gracias a un buen gol de Félix. Con esta derrota, el Alquerías ve cómo es superado por el Montecasillas, mientras que el Molina mantiene las distancias con sus perseguidores, a 15 días vista de comenzar el Everest de la competición y enfrentarse a La Hoya y Mar Menor de forma consecutiva.