Resumen 24ª jornada. Preferente.

La jornada comenzó el sábado con el empate entre U.D. Águilas y Deportiva Minera. Los locales, inmersos en ese grupo de tres equipos empatados a 25 puntos (el San Ginés lo abandonó el jueves, colocándose con 22), se encontraron con un gol en contra nada más comenzar el partido, a los tres minutos, pero fueron capaces de darle la vuelta al marcador antes del descanso. En la segunda mitad, y pese a que la Minera no realizó demasiados méritos para lograr el empate, un gol en propia meta a 20 minutos del final dejó el marcador final en 2-2, tercer empate consecutivo de los cartageneros, que siguen en tierra de nadie.

El otro partido adelantado de la jornada enfrentó al Molina, que re-estrenaba su condición de líder gracias a un defecto de forma en la reclamación presentada en su día por el Mar Menor, contra el Guadalupe, que venía en línea ascendente gracias a sus 7 puntos en las últimas tres jornadas. Antes de que se cumpliera el primer minuto el
Molina se encontraría con un penalty a favor, que Paco Illán no sería capaz de convertir en gol. En el primer cuarto de hora los locales estrellarían una falta en el larguero, veían cómo un defensa visitante salvaba un gol sobre la línea y el árbitro les anulaba un gol. Más tarde estrellaría otro balón en el palo el Molina, que se quedó en inferioridad por la expulsión de Mamadu a los 28 minutos. Esta superioridad numérica visitante no significó un cambio en el dominio del partido, que siguió siendo completamente local, pero el balón no quiso entrar y el marcador no se movería en todo el partido. El Guadalupe terminaría el encuentro con 8 jugadores, merced a tres
expulsiones en el descuento. Con este empate, el Molina suma su tercer partido consecutivo sin ganar en el Sánchez Cánovas, después de haber logrado el pleno de victorias en los 9 anteriores encuentros disputados en su feudo, mientras que el Guadalupe sigue escalando posiciones, situándose ya a 6 puntos del descenso.

En la matinal del domingo se disputó el, a priori, choque más desigualado de la jornada, el que enfrentaba al Esperanza, 4º clasificado y con 10 victorias consecutivas en su estadio, ante el Huracán, colista de la tabla y que aún no sabe lo que es ganar fuera. Sin embargo, el desarrollo del partido poco tuvo que ver con el guión previsto. Si bien los cartageneros se adelantarían por 2-0, el segundo de ellos nada más comenzar la segunda mitad, los visitantes no se arrugaron y consiguieron el empate a falta de 11 minutos, teniendo más tarde la ocasión de dar la machada, ocasión que desperdició Manrique al errar un penalty. Con el partido ya agonizante, la lógica acabó imponiéndose y Toni dejó los tres puntos en casa con un gol en el minuto 88', aupando a la Esperanza a la tercera posición de la tabla gracias al aplazamiento del San Ginés-Mar Menor.

Y es que, como decimos, el Mar Menor no pudo recuperar su puesto en la zona de ascenso por culpa del terreno de juego del Mundial 82. Pese a estar situado a apenas 100 metros del López Belmonte, donde cuatro horas antes se disputó el Esperanza-Huracán, la tierra del Mundial 82 no es igual que la de sus vecinos y el árbitro se vio obligado a suspender el encuentro, con lo que el San Ginés se queda descolgado a 4 puntos de la salvación y el Mar Menor se ve relegado al cuarto puesto.

El derby de la jornada enfrentaba a Muleño y Bullense, y la victoria cayó del lado visitante, merced a un tempranero gol de penalty de Parrita, a los 7 minutos. Los locales, que comenzaron fatal, muy nerviosos e imprecisos, reaccionar tras la expulsión de Rivero desde el banquillo, creando numerosas ocasiones de gol, pero, unas veces por
acierto del guardameta visitante, otras por aciertos de la defensa (que llegó a sacar un balón de la línea) y otras por fallos propios, el balón no entró y el 0-1 fue inamovible, con lo que el equipo de Manzanares tiene la ocasión de engancharse de nuevo al tren del ascenso si vence la próxima jornada al Esperanza en el Nicolás de las
Peñas.

En un duelo directo por la salvación, el Invercosta, con nuevo entrenador, puso fin a su racha de cuatro derrotas consecutivas, no así a su pésima racha de jornadas sin ganar, que se eleva ya a diez, al empatar a cero ante el Ciudad de Cieza, que no fue capaz de dar un golpe sobre la mesa para proseguir con su remontada. La primera mitad fue más movida que la segunda, contabilizándose dos disparos a los postes, uno por equipo, y un mano a mano favorable a los visitantes. En la reanudación hubo menos oportunidades de gol, y el empate inicial fue definitivo, no contentando a ninguno de los dos equipos, que siguen viendo demasiado cerca la zona de descenso.

En El Palmar, La Hoya recuperó el liderato con la ley del mínimo esfuerzo. Tras una primera parte sin apenas ocasiones, donde los lorquinos se limitaron a controlar el balón en el centro del campo, siendo las únicas llegadas locales, el equipo de Leo buscó con más ansia la victoria en el segundo acto, logrando el tanto de la victoria a 10 minutos del final, lo que le permite afrontar el partidazo de la próxima jornada ante el Molina desde lo alto de la tabla, con dos puntos de ventaja sobre los de Paco Moreno.

El partido con más goles de la jornada fue el Olímpico-Montecasillas. Los locales, que llevaban tres victorias consecutivas y ocho jornadas sin perder, vieron frenada su trayectoria por un Montecasillas en alza, que suma ya seis encuentros sin perder de forma consecutiva. Y eso que a los 15 minutos el marcador ya señalaba un 3-1 favorable al Olímpico, pero la relajación y los errores de su guardameta acabaron condenando a los rojiblancos, que vieron cómo los puntos volaban del Juan Cayuela a cuatro minutos del final.

El Ceutí, que la pasada jornada cayó en el descuento ante el Olímpico, se resarció de esa derrota venciendo al Torre Pacheco con un gol en el minuto 90, después de un partido sin excesivas ocasiones, sobre todo en la primera mitad, bastante aburrida. Con esta derrota, el Torre Pacheco, que comenzó la segunda vuelta "amenazando" con ir hacia arriba, cae hasta la 11ª posición, después de sumar únicamente un punto de los últimos nueve, aunque sigue a sólo dos puntos de la 7ª posición, que ocupa el propio Ceutí.

En el último partido de la jornada, el Pozo Estrecho, que no ganaba desde el 3 de enero en San Ginés, goleó por 3 a 0 a un Alquerías que ya suma tres derrotas consecutivas. La goleada galilea se gestó en el buen juego desplegado durante todo el partido, algo que sus aficionados venían esperando desde hacía mucho tiempo. Estos tres puntos, sin embargo, no le permiten salir de la penúltima posición, aunque sí para recortar dos puntos con la salvación, que ahora está a siete de distancia.