Crónica 26ª jornada Preferente: Bullense 2 - 1 San Ginés (suspendido)

Es difícil hacer una crónica del partido del domingo sin centrarse en cómo acabó siendo suspendido tras la agresión que un jugador visitante, a la postre sin ficha federativa, propinó al árbitro en el minuto 21 de la segunda mitad. Hasta ese momento el partido estaba siendo limpio, con un Bullense que había dominado por completo en la primera mitad, perdonó mucho y salió empanado tras el descanso, permitiendo que el San Ginés tuviera varias ocasiones claras para habar conseguido empatar el partido, pero todo se torció cuando Villalba Gabaldón, el colegiado del encuentro, decretó penalty tras una entrada de Alfonso a Mario dentro del área. El jugador número 10, supuestamente Chules, comenzó a protestar al árbitro y, al ver la tarjeta roja, propinó una patada durísima al colegiado, que cayó al suelo y tuvo que ser ayudado para alcanzar los vestuarios, al no poder apoyar prácticamente la pierna. Varios jugadores del San Ginés se encararon con la grada, llegando Santi a amenazar al cámara de
televisión.

Pero trataremos de contar lo que hasta ese momento había sucedido sobre el terreno de juego, y volveremos sobre la agresión al final. Antes de hablar del partido en sí, reseñar que, como viene siendo habitual en los últimos desplazamientos del San Ginés, los cartageneros se presentaron al encuentro apenas cinco minutos antes de la hora de inicio del mismo y con únicamente 11 jugadores, sin ningún cambio. El partido comenzó con 20 minutos de retraso por este motivo. Por parte rojiblanca, Blas finalmente fue de la partida, y Manzanares dejó fuera de la convocatoria a Serrano a última hora, tras muchas cavilaciones.

Una vez que el balón echó a rodar, el dominio correspondió por completo al Bullense. Ya antes de cumplirse el primer minuto tuvo una ocasión Mario, con un disparo escorado a la izquierda que salvó Alfonso a córner. En el 6' llegó una doble ocasión muy clara para los rojiblancos. Primero, Gasero botó una falta desde la derecha al
segundo palo, donde Parrita remató algo forzado y Conejo desvió a córner. El saque de esquina lo cabeceó Fernando en la frontal del área pequeña y Juan salvó sobre la misma línea de gol, con Conejo ya batido.

En estos primeros minutos casi todo el peligro rojiblanco llegó a balón parado, un aspecto del juego que ha mejorado mucho en las últimas semanas. En el 8 sería Verdú el que no conectara bien su cabezazo, solo en el segundo palo y con Conejo ya sobrepasado por el esférico, perdiéndose así otra buena ocasión. Diez minutos tardó el San Ginés en probar a Dado, que tuvo un buen debut con la elástica rojiblanca. Fue en un tímido disparo desde la frontal que atrapó sin problemas el guardameta local.

En la siguiente jugada Juan volvería a sacar un balón sobre la línea, de nuevo tras un saque de córner. En esta ocasión fue Mario el encargado de botarlo y Maylan quien cabecearía magistralmente, pero, una vez más, el defensa visitante despejaba en última instancia. Parecía una especie de frontón.

En el 14' volvería a tener dos ocasiones consecutivas el equipo de Manzanares. Maylan metió un gran pase interior para dejar solo a Gasero, que se internó hasta línea de fondo para cederla al primer palo, donde Parrita no pudo dirigir bien su remate y la echó fuera. Apenas unos segundos después, Chiqui dejaría solo a Parrita ante Conejo, pero el 11 cruzó en exceso su remate. Fue la última acción de Chiqui, que notó un pinchazo en su muslo derecho y se retiró por precaución, entrando Blas en su lugar unos cinco minutos después.

Esos minutos en los que el Bullense jugaba con uno menos fueron aprovechados por el San Ginés para hacerse con el control del balón, teniendo hasta tres ocasiones en ese escaso lapso de tiempo. El primero en intentarlo fue Clares, parando Dado. Dos minutos después, Sastre dispararía fuera, y, por último, Juan lo intentaría desde la
derecha, atrapando bien Dado.

En la siguiente jugada no perdonaría el Bullense. Fernando la controla en la medular y abre para Mario en la derecha, que ve cómo Maylan entra como una moto desde atrás y se la da. El centro de Maylan es peinado por un defensor del San Ginés, llegándole el balón a Fernando en la izquierda, que remata mordido y el balón le queda a Parrita, solo en la frontal del área pequeña, con tiempo para controlar y batir por bajo a Conejo, subiendo el 1-0 al marcador.

Ese gol no cambió el panorama del partido. Los rojiblancos siguieron buscando con ansia la portería de Conejo, mientras que el San Ginés se limitaba a despejar balones, sin apenas centro del campo y buscando el disparo desde cualquier sitio cuando conseguían llegar a las inmediaciones del área. Cinco minutos después del gol estuvo a punto de llegar el segundo, en una nueva doble ocasión que no entró de milagro. Cuco centró a Mario en el segundo palo, pero el cabezazo del 7, sin apenas ángulo, se pasearía por la línea de gol sin que nadie la introdujera en la portería. El balón volvió a llegarle a Cuco, que la volvió a poner al segundo palo, en esta ocasión para Maylan,
completamente solo ante Conejo. Sin embargo, tras acomodarse el balón, lanzó demasiado alto.

Un minuto después llegaría otra ocasión tan clara como la de Maylan. Mario deja solo a Parrita con un gran pase, y el 11 intentó superar a Conejo picándosela por encima, pero la vaselina le salió demasiado floja y el portero pudo atraparla con su mano izquierda.

Tres minutos después, en el 31', llegaría por fin el 2-0. Maylan recupera un balón en su propio campo, se la cede a Gasero, que se la devuelve y el 4 mete un pase que rompe la línea defensiva visitante, marchándose Parrita por velocidad de Alfonso y cediéndole el balón a Mario, quien, completamente solo en el punto de penalty, no tiene problemas para superar por bajo a Conejo, poniendo así fin a su sequía goleadora, que duraba ya nueve jornadas.

A partir de ese gol el ritmo de ocasiones decreció, aunque el dominio continuaba siendo rojiblanco. Hubo que esperar hasta el 39' para volver a ver una ocasión. Parrita mete un pase por encima de la defensa para que Mario se cuele entre los centrales, quedándose solo en el área. Sin embargo, el control no es lo suficientemente bueno y da tiempo a que Poncho llegue por detrás y despeje el peligro en última instancia. La última ocasión local llegó en el 42', cuando Cuco disparó alto en el área, tras recibir un pase de Fernando y cuando tenía la opción de centrar el balón al segundo palo.

En el 43' Manu realizaría una dura entrada sobre Maylan, que bien pudo ser merecedora de roja, pero que se quedó en amarilla. El extremo visitante tuvo que salirse del campo dolorido, reincorporándose poco después y, con la grada más pendiente de él que del balón, llegaría el 2-1, cuando nadie lo esperaba. Falta desde el círculo central que mete Santi en el área, la defensa no está muy atenta y Chules se anticipó a Dado, batiéndole de primeras por bajo.

Después de haber dominado con claridad toda la primera mitad, ese gol no parecía suponer una verdadera amenaza para la victoria local, pero tras el descanso el panorama cambió radicalmente. Manzanares dio entrada a Chispa y Vaello, en sustitución de Gasero y Fernando, y el centro del campo pasó a ser dominado por el San Ginés, que se vino arriba y a punto estuvo de igualar el encuentro, metiendo el miedo a una grada que veía completamente controlado el partido pocos minutos antes.

La primera ocasión visitante fue la más clara de todas. Llegó en el minuto 50, en una falta desde la frontal. Clares disparó fuerte por encima de la barrera, obligando a Dado a despejar. El despeje, sin embargo, le salió muy centrado y Sastre, que le había ganado la posición a Mesones, se encontró con el esférico solo ante el guardameta, que se rehizo perfectamente para tapar toda la portería y despejar a córner el disparo a bocajarro del extremo visitante.

Intentó reaccionar el Bullense tras ese susto, y en el 53' Mario llegó hasta línea de fondo por la derecha, dejando el balón atrás para Chispa, que disparó alto tras botarle mal el balón. En la siguiente jugada, sin embargo, el miedo volvió a apoderarse de los aficionados, después de que Dado no supiera hacerse con un balón largo ante Chules, que, por suerte, no consiguió llegar al balón, que acabó saliendo fuera junto al palo.

A partir del minuto 60' los locales volvieron a hacerse algo con el control del centro del campo, y el San Ginés dejó de llegar con peligro. Precisamente en ese minuto, Parrita recibió el balón en el interior del área, escorado a la izquierda, y la cedió atrás a Blas, que no pudo controlar de primeras y tuvo que cederla a la derecha para
Mario, que remató y se encontró con una buena intervención de Conejo. El balón acabó en poder de Mesones, que centró y Mario remató alto.

Un minuto después, coincidiendo con la entrada al campo de Rubén en sustitución de Parrita, Santi sufrió un mareo y se quedó tendido sobre el cesped, teniendo que salir del campo ayudado por sus compañeros. Tras refrescarse y tomar azúcar, vomitó en la misma banda, recuperándose poco después, siendo precisamente él uno de los más agresivos después de la agresión al colegiado.

Una agresión que vendría poco después. Corría el minuto 66' cuando Mario se interna en el área y es derribado por Clares. Tras las protestas visitantes, Chules va más allá y sigue protestando en solitario al colegiado, que le enseña la tarjeta roja directa. Nada más ver la cartulina, el 10 le lanza una patada fortísima al colegiado, que cae al suelo y se levanta doliéndose de su pierna, teniendo que ser ayudado minutos más tardes para alcanzar el vestuario, ya que apenas podía apoyar la pierna. No contento con su acción, el delantero visitante comenzó a increpar a la grada, que le recriminaba su fea acción. La tensión fue en aumento y Manu también se encaró con los aficionados, al igual que Santi, que fue más allá y subió a la grada amenazando al cámara de televisión, instándole a que "quitara la cámara de allí". Finalmente fue devuelto al césped por sus propios compañeros y la sangre no llegó al río.

El partido, lógicamente, fue suspendido. La policía identificó al agresor, descubriéndose que en realidad no era Chules, sino un jugador sin ficha federativa. Ahora el Comité de Competición deberá dictaminar si da el partido por finalizado, con el resultado actual o con un 3-0 favorable al Bullense, o si, por el contrario, hay que disputar los 24
minutos restantes otro día.


Resumen:


C.D. Bullense 2 - 1 L.D.-A.P. San Ginés
Parrita, 22'.................Chules, 44'
Mario, 31'



Alineaciones:

C.D. Bullense: Dado; Mesones, Verdú, Maylan, Maíno; Chiqui (Blas, 20'), Mario, Fernando (Vaello, 45'), Gasero (Chispa, 45'), Cuco; Parrita (Rubén, 61').

L.D.-A.P. San Ginés: Conejo; Poncho, Martínez, Alfonso, Clares; Juan, Santi, Sastre, Manu; Chules, Luis.


Amonestaciones:

C.D. Bullense: Blas (34'), Verdú (49').

L.D.-A.P. San Ginés: Conejo (22'), Santi (37'), Manu (42'), Chules (roja directa, 66').


Árbitro: Villalba Gabaldón. Bien. Se vio obligado a suspender el encuentro en el minuto 67' tras recibir una agresión por parte de Chules.


Estadio: Nicolás de las Peñas, 105 espectadores.