Resumen 28ª jornada. Preferente.

La jornada comenzó muy temprano debido al puente de San José, y el mismo jueves se disputó el Montecasillas-Guadalupe, que terminó con un trepidante 3-3 en el marcador. Antes de cumplirse el primer minuto ya se habían adelantado los visitantes, que llegaron a tener una ventaja de 1-3 en el marcador, pero el empuje del Montecasillas le valió sacar un punto con un gol a falta de 6 minutos para el final. Con este punto, el filial sigue peleando por la 6ª plaza y el Guadalupe continúa lejos del descenso.

En la mañana del viernes se disputaron hasta tres encuentros. El primero de ellos enfrentó al Palmar con el Bullense. Pese a que los locales sólo habían logrado una victoria en las últimas 16 jornadas, el Bullense no pudo llevarse los tres puntos que le habrían permitido afianzarse en las posiciones de ascenso, viendo cómo El Palmar se adelantaba en la primera mitad y pudo sentenciar en una contra en la segunda, pese a que el dominio y las ocasiones hasta entonces habían sido en su mayor parte rojiblancas. Tras el empate, el equipo local se cayó físicamente, y los de Manzanares tuvieron varias ocasiones para llevarse el partido, incluido un mano a mano de Mario solo ante el portero, pero no acertaron con la portería defendida por Alberto y el 1-1 fue inamovible.

En Alquerías, el equipo local sumó su séptima jornada sin conocer la victoria al caer derrotado por 0-2 ante un Torre Pacheco que se presentó con lo justo, ya que sólo fueron 12 jugadores. Tras una primera parte igualada, Chando anotaría los dos tantos de su equipo en apenas cinco minutos, dentro ya del último cuarto de hora de partido, lo que permite a su equipo quedarse a solo dos puntos de la 6ª posición.

El último partido adelantado se disputó en Ceutí, donde La Hoya continuó su impresionante racha de partidos invicto, que se eleva ya a 22. Y eso que el Ceutí se adelantó en el marcador al cuarto de hora de la primera mitad y La Hoya se quedó con 10 en el minuto 54. Sin embargo, el líder logró el empate apenas un minuto después de la
expulsión y veía cómo el Ceutí se quedaba con 9 dos minutos después, lo que aprrovechó para conseguir la remontada en los últimos 10 minutos de partido, conservando así el liderato.

Ya en la jornada dominical, la U.D. Águilas dio un gran paso hacia la salvación tras vencer 1-2 al Progreso, que acusó las bajas (tuvo que jugar con varios juveniles) y se vio superado por la efectividad visitante, que convirtió en gol sus dos únicas ocasiones de peligro. El Progreso recortaría distancias a cinco minutos del final, demasiado tarde para intentar sacar algo positivo.

El San Ginés volvió a caer goleado, en esta ocasión en su estadio ante la Deportiva Minera, que le hizo un siete pese a adelantarse el equipo local en el minuto 3 de partido. Tras muchos minutos de juego igualado, los visitantes marcaron 3 goles en los últimos 10 minutos antes del descanso, paseándose en la segunda mitad, donde lograron cuatro goles más para redondear la goleada y quedarse a 2 puntos de la 6ª posición, por la que pelean hasta cinco equipos. El San Ginés, por su parte, es superado por el Pozo Estrecho y ya es penúltimo, aunque igualados a puntos.

El único partido sin goles se vivió en el López Belmonte, donde la Esperanza continuó su mala racha de resultados al no ser capaz de superar a Chesco, portero del Muleño, quien fue un auténtico muro en el que se estrellaron una y otra vez los delanteros locales, que llegaron a enviar un balón al palo a puerta vacía y desperdiciaron dos mano a mano. Los rojiblancos, por su parte, no tiraron ni una vez entre los tres palos, con lo que el punto obtenido, que les permite continuar sextos, les supo a gloria.

El Pozo Estrecho logró una importantísima victoria ante el Ciudad de Cieza, un equipo que sólo había perdido un encuentro de los últimos 10. Tras una primera mitad en la que los locales fueron mejores que su rival se llegó al descanso con 2-1, y en la reanudación los blanquinegros saldrían a por todas en busca del empate, encontrándose
con el 3-1 en contra al cuarto de hora, que puso la sentencia al partido, ya que, pese a que el Pozo Estrecho renunció al ataque, el Ciudad no supo leer el partido y lo intentó más con el corazón que con la cabeza, viendo cortada su buena racha de resultados. Los galileos se colocan a solo dos puntos de El Palmar, que marca la salvación en estos momentos.

El Molina no tuvo compasión del colista Huracán, al que goleó con un set en blanco. Tan sólo la gran actuación de Jaime evitó que al descanso se llegara con un marcador más abultado que el 2-0 que reflejaba entonces, pero en los últimos 20 minutos de partido llegaron todos los goles que pudieron llegar antes. El último de ellos, a dos
minutos del final, llegó con Jaime recriminando a Valentín que se dejara caer en el área, lo que aprovechó Gonzalo para marcar desde el centro del campo. La diferencia del Molina con el cuarto clasificado es ya de 12 puntos, cuando tan solo restan 10 jornadas por disputarse.

El último encuentro de la jornada se disputó en Totana, donde el Olímpico cayó ante el Mar Menor en el último tramo del encuentro. Y es que los rojiblancos se adelantaron a los 10 minutos de la segunda mitad por mediación de Eusebio y pudieron sentenciar por medio de Pablo, pero al final acabaron desquiciados por el árbitro y siendo superados por el Mar Menor, que anotó tres goles en los últimos 15 minutos de partido y se llevó tres puntos de oro que le permiten recuperar la tercera posición en la tabla.