Resumen 27ª jornada. Preferente.

La jornada se inició con el reencuentro del Huracán con la victoria. Después de ¡16! jornadas sin vencer, los de Farinas aprovecharon la visita del Palmar para regalarse una alegría, dejando a los de César Gálvez en un pozo del que parecen no poder salir, al sumar su cuarta derrota consecutiva. Sin embargo, la mala situación de los visitantes
no viene únicamente por estas últimas cuatro derrotas, ya que tan solo han sido capaces de ganar un partido de los últimos 15. En esta ocasión no fueron capaces de aprovechar el hecho de que el Huracán no contaba con su goleador Manrique ni, especialmente, que jugaba con un jugador de campo (Octavio) como portero. Y sin cambios. Pese a todas esas dificultades, los locales se adelantaron con un gol olímpico de Susi, y no se vinieron abajo cuando El Palmar remontó a falta de un cuarto de hora para el final. Lejos de eso, siguieron luchando y se vieron recompensados con los tres puntos gracias a dos goles en el tramo final del partido, uno en el 88 y otro en el 92, también obra de Susi. Pese a la victoria, los de El Siscar siguen a 10 puntos de la salvación, que marca precisamente El Palmar.

El Montecasillas, al que algunos consideraban candidato al ascenso tras sus cinco victorias consecutivas, sumó su segunda jornada sin ganar al no poder pasar del empate a cero inicial en su visita a Alquerías, en un partido en el que los locales tuvieron las mejores ocasiones para llevarse los tres puntos. Con este puntito, el filial se queda a 10 puntos del ascenso y se ve superado por el Muleño, mientras que el Alquerías sigue en tierra de nadie.

El Ciudad continúa con su escalada particular al empatar a 0 con el Molina, que ha empatado tres de sus últimos cuatro partidos y sigue a dos puntos del liderato. El Ciudad estuvo muy bien plantado sobre el terreno de juego, impidiendo jugar con claridad al Molina, que gozaría de las mejores ocasiones en la primera mitad. En la segunda, pese a la expulsión de Iván, el Ciudad fue mejor, llegando a gozar de una clarísima ocasión en la que Ito, debutante en la portería molinense, llegó a despejar hasta en tres ocasiones los remates de Javi Cuco. El 0-0 no se movería, lo que dejaría al Molina sin poder recuperar el liderato y al Ciudad con la sensación del trabajo bien hecho, ya que sólo han perdido uno de los últimos 10 partidos, colocándose en 12ª posición, igualado con el Alquerías.

En la matinal del domingo, el Ceutí venció en Guadalupe después de arrasar en la primera mitad, donde llegó al descanso con un claro 0-3 en el marcador y varias ocasiones de gol. En la segunda mitad el Guadalupe reaccionó con dos goles, lo que dio emoción al partido, pero no fue suficiente para llevarse algo positivo del mismo..

El Muleño logró su tercera victoria consecutiva a costa de otro equipo que buscaba conseguir lo mismo: el Torre Pacheco. Con esta victoria, los de Alenda escalan a la 6ª posición de la tabla, aunque muy alejados del quinto clasificado, que se encuentra a 8 puntos. El Torre Pacheco, por su parte, desaprovechó la ocasión de sobrepasar a su rival en la tabla y se queda en la 10ª posición, en tierra de nadie.

La Esperanza parece haber entrado en un bache, al menos en cuanto a resultados se refiere. Por primera vez en la temporada, los cartageneros encadenan tres encuentros consecutivos sin conocer la victoria. Tras sus dos últimas derrotas, los verdiblancos vieron cómo el Águilas, que llevaban cuatro jornadas sin vencer, se colocaban con una ventaja de 2-0 en el marcador al descanso, pero en la segunda mitad, gracias a un doblete de Quechu, consiguieron igualar la contienda y sacar un punto que no les permite permanecer en puestos de ascenso, siendo superado por el Bullense. Al Águilas, este punto le sirve para alejarse un poco más de la zona de descenso, que sigue teniendo a tan solo dos puntos.

El Progreso volvió a caer derrotado, prolongando su mala racha de resultados. Su verdugo en esta ocasión fue la Minera, que consiguió volver a ganar en casa después de cuatro partidos en los que sólo había sacado dos empates. Los dos goles del partido fueron obra de Popi en la primera mitad, y el dominio del partido fue completo del
equipo local, que no tuvo problemas para mantener se ventaja ante un equipo que tiene un buen colchón sobre el descenso, pero que no se puede descuidar.

El Marm Menor se resarció de su derrota en Molina derrotando con sufrimiento al Pozo Estrecho, que siempre dio la cara en todo momento. Tras llegarse al descanso con el marcador inicial, los locales marcaron dos goles en un minuto antes de cumplirse el primer cuarto de hora de la reanudación, lo que obligó al Pozo Estrecho a buscar con ahínco la portería de Buba, pero su gol llegó demasiado tarde, ya en el descuento, por lo que los tres puntos se quedaron en El Pitín, dejando al Mar Menor a un solo punto del ascenso, aunque con un partido menos.

El derby entre La Hoya y Olímpico terminó en tablas, al no ser capaz ningún equipo de romper el 0-0 inicial. Los locales disputaron el peor partido de la temporada, no pudiendo superar a su rival en ningún momento, que se mostró muy firme en defensa y buscaba sorprender al contragolpe. El punto permite a los locales mantener los dos puntos de ventaja sobre el Molina, mientras que los visitantes, que acumulan cuatro jornadas sin ganar, se alejan algo más de la zona de descenso.

El último partido de la jornada fue también el más polémico. Tras una primera parte donde el Bullense pudo golear al San Ginés, se llegó al descanso con el marcador en 2-1, lo que dio alas a los cartageneros, que gozaron de dos buenas ocasiones para empatar el partido, en especial un rechace que salvó a bocajarro Dado, que debutaba esta jornada en la meta rojiblanca. Cuando en el minuto 66' el colegiado decretó penalty sobre Mario, nadie esperaba que el jugador nº 10 de los visitantes, en teoría Chules, acabara propinando una tremenda patada al trencilla, que se vio obligado a suspender el encuentro, teniendo que ser ayudado para alcanzar los vestuarios, al no poder apoyar prácticamente la pierna. Varios jugadores del San Ginés se encararon con los aficionados, en especial Santi, que llegó a subir a la grada amenazando al cámara de televisión, aunque por fortuna la sangre no llegó al río. Tras identificar la policía al agresor, se comprobó que no era en realidad Chules, sino un jugador sin ficha
federativa, por lo que la Federación ha determinado dar por finalizado el encuentro con el resultado de 3-0 favorable a los rojiblancos, que se benefician del empate de la Esperanza para colarse en la tercera posición de la tabla.