Crónica 33ª jornada: Bullense 1 - 1 Montecasillas

El C.D. Bullense dejó pasar en la tarde del domingo una oportunidad de oro para volver a acercarse al tercer puesto tras empatar ante un Montecasillas que se sobrepuso a un penalty en contra en el minuto 5, la expulsión de su guardameta en el 38' y la lesión de su sustituto en el 54', disputando casi toda la segunda mitad con un hombre menos y un jugador de campo como portero. Pese a todos esos elementos en contra, el filial del Ciudad logró sacar un punto del Nicolás y dejar a los rojiblancos sin dos puntos que pueden ser de oro a final de temporada.

Al contrario de lo que pudiera parecer, ese cúmulo de circunstancias desfavorables al Montecasillas perjudicó al Bullense, que se vio con el encuentro ganado y no supo mantener la cabeza fría para manejar el tempo del partido, siendo incapaz de hilvanar jugadas desde el mismo momento en que Vera se puso bajo los palos. Las noticias que llegaban desde el Pitín de San Javier no ayudaron tampoco a los de Manzanares, que se vieron atenazados por la presión propia de saber que tu rival ha perdido y que tienes que ganar sí o sí.

Y eso que el comienzo del partido no pudo ser más esperanzador para los locales. Apenas transcurridos cinco minutos, Juanfran se marcha por el centro y es derribado por Rey nada más cruzar la línea del área. Pese a la ocasión manifiesta de gol, el colegiado no expulsó al guardameta, mostrándole una cartulina amarilla que indignó a los locales. El encargado de lanzar la pena máxima fue Parrita, infalible hasta ahora desde los 11 metros. Sin embargo, en esta ocasión le ganó la partida Rey, que se lanzó a su derecha y adivinó la dirección del lanzamiento del 10, desviando la pelota y manteniendo el 0-0 en el marcador.

La primera llegada del Montecasillas llevó la firma de su mejor hombre, Edu, que se inventó un disparo lejano tras ver adelantado a Rubén, que vio aliviado cómo el balón salía pegado al palo izquierdo de su portería. Corría el minuto 10 y el Montecasillas demostraba que no había venido a pasearse.

En el minuto 18 Rey volvió a mostrarse providencial para su equipo. Chiqui mete un pase interior que deja solo a Juanfran ante el guardameta, que, demostrando unos grandes reflejos, vuelve a ganar el mano a mano desviando la pelota a córner tras dar en el palo. Tras sacarse el córner, el Montecasillas se lanzó a por la réplica y Rubio
obligó a Rubén a realizar una sensacional parada con un fuerte disparo desde la frontal que el de Ceutí desvió espectacularmente a córner.

Los visitantes se adelantarían en el marcador en el minuto 25. Genial control de Rubio en la frontal del área, con el que se va de Maíno, se interna en el área y, cuando le salen al paso Rafa y Jose, se la pasa a Edu en el otro palo, que, en posible fuera de juego, bate a Rubén y consigue el 0-1.

Edu, que en el partido de la primera vuelta ya consiguió dos goles, podría haber vuelto a conseguir otro doblete de no ser por el árbitro, que anuló, a instancias de su juez de línea, el 0-2 apenas un minuto después. Nada más sacar de centro, pase altísimo de Rubio desde 35 metros y Edu que introduce el balón en la portería sin dejarlo botar, tras ganarle la posición a Maylan. Sin embargo, el colegiado señaló un inexistente fuera de juego que mantuvo vivo al Bullense en el partido.

Como si de un arranque de furia se tratase, en la siguiente jugada tendría el empate Parrita, pero no precisó su disparo tras un buen centro de Jose desde la izquierda. En el 31' llegó la última ocasión visitante antes del descanso, con una falta lejana de Cili que Rubén atraparía en dos tiempos. A partir de ahí llegaron las mejores ocasiones locales, que si no lograron marcar el empate antes del descanso fue por pura mala suerte. En el 34', Parrita se marcha en velocidad, se planta solo delante de Rey, le supera con un toque sutil y, cuando ya se cantaba el gol en las gradas, el balón sale demasiado cruzado, rozando el palo izquierdo.

Los visitantes se quedarían con 10 en el minuto 38. Juanfran pelea un balón con Rey, que no consigue atraparlo en el salto. El balón sale hacia la banda, Juanfran lo controla y el guardameta, en su intento de mandar el balón fuera, derriba claramente al 11, viendo la segunda cartulina amarilla y teniendo que abandonar el terreno de juego expulsado. Miguel fue el sacrificado para que Manzanares, renqueante de una lesión anterior, ocupara la portería visitante. Justo antes del descanso, en el 45', se llevó un gran susto. Pase de Maíno a la derecha para que Juanfran se quede solo delante del portero, que tiene la mala suerte de resbalar y entonces Juanfran, con Gasero y Mario totalmente solos en el punto de penalty y con Manzanares en el suelo, golpea mal el balón y lo lanza fuera, malogrando una ocasión inmejorable para marcar.

Con esa clarísima ocasión se llegó al descanso. Las noticias que llegaban desde el Pitín decían que el Mar Menor iba perdiendo, por lo que la remontada nos metía de nuevo en toda la pomada, a sólo 3 puntos del ascenso. Manzanares se la jugaba sustituyendo a Chiqui y Gasero para dar entrada a Chispa y Blas, dejando atrás el pivote defensivo y colocándose con dos delanteros. Pronto dio sus frutos esta jugada, con un fuerte disparo desde la derecha del propio Blas tras dejada de Parrita con la cabeza en el minuto 51. El balón quedo muerto en el área pequeña, pero Vera se anticipó a Juanfran para despejar el peligro.

Tres minutos después, en una falta que Juanfran lanzó rasa, el balón dio en Javi y se elevó, obligando a Manzanares a desviar a córner. Fue su última intervención en el partido, puesto que no pudo aguantar más el dolor y tuvo que ser sustituido. Juan Pedro tuvo que decidir entre Vera o Edu para la portería, prefiriendo dejar al 9 en punta para una posible contra y colocando al central como improvisado portero. Y, como dijimos al inicio de esta crónica, esta lesión fue lo peor que le pudo pasar al Bullense, por paradójico que parezca. A partir de esa jugada no se hilvanó ni una jugada, el equipo, pese al intento de Manzanares de jugar con un 3-4-3, se partió en dos, el centro del campo dejó de existir y las ocasiones comenzaron a llegar con cuentagotas y en acciones aisladas. Incluso el Montecasillas tuvo la oportunidad de sentenciar en alguna contra.

Las escasas ocasiones rojiblancas fueron sendos cabezaos desviados por parte de Fernando y Rubén y una volea alta de Rafa desde la frontal tras un saque de esquina. Por su parte, Edu tuvo la puntilla en una contra en el minuto 29, pero su disparo desde la frontal tampoco vería puerta.

Pese a llevar ya 20 minutos como portero, Vera no había visto peligrar su portería hasta el momento, no teniendo que realizar ninguna parada. Las mejores ocasiones rojiblancas llegaron de manera consecutiva, en los minutos 32 y 33. Primero, un córner de Fernando es cabeceado demasiado picado por Mario, saliendo el balón por encima del larguero. Después, tras recuperar un balón en la medular, Jose avanzó con el mismo hasta el área rival, pasándosela en última instancia a Fernando, quien, solo, no supo controlar bien el esférico y perdió la posibilidad de marcar. En el 35' volvería a intentarlo Rubén de cabeza, pero su disparo le salió demasiado flojo y sin peligro.

Con un panorama desalentador, con el equipo deslabazado y sin nadie que se metiera en el centro del campo para tocar el balón con algo de criterio, el partido comenzaba a agonizar. Gallego lanzaría fuera en otra contra visitante, ya en el 89'. Y, cuando ya nadie lo esperaba, llegó el gol del empate. Centro desde la izquierda de Chispa, toque de cabeza de Rubén y Verdú, que había salido apenas cinco minutos antes para colocarse como delantero centro, toca lo justo con la puntera para enviar el balón al fondo de las redes. Era el empate, y el equipo, sabedor de que el empate no le servía, se volcó en busca del gol de la remontada.

Y a punto estuvo de llegar ese tanto. Nada más sacar de centro, Mario se marcha por la banda derecha y mete un centro que Vera, en su intento de despejar a córner, envía al larguero. El rechace le cayó a Blas, que tocó de cabeza hacia atrás en busca de rematador, pero Vera se anticipó a Verdú, preparado para rematar de chilena. Apenas un minuto después, en una falta lateral botada por Chispa, el balón volvería a acabar en el fondo de la red, pero el árbitro vio cómo Pedro introducía el balón con la mano, en su versión particular de la "mano de Dios", y no dio validez al tanto.


Resumen:


C.D. Bullense 1 - 1 Montecasillas F.C.
Verdú, 90' .................Edu, 25'


Alineaciones:

C.D. Bullense: Rubén P.; Rafa, Jose, Maylan, Maíno (Verdú, 86'); Chiqui (Chispa, 45'), Fernando, Juanfran (Rubén, 61'), Gasero (Blas, 45'), Mario; Parrita (Pedro, 82').

Montecasillas F.C.: Rey; Miguel (Manzanares, 39' (Alfredo, 55')), Paco GP, Rober, Vera; Toni GM (Cristian, 79'), Javi, Gallego, Cili, Rubio (Álex, 45'); Edu.


Amonestaciones:

C.D. Bullense: Rafa (41'), Mario (70'), Maíno (86'), Chispa (91'), Pedro (92').

Montecasillas F.C.: Rey (5' y 38', expulsado), Javi (43'), Cristian (91'), Rober (92').


Árbitro: Gómez Robles. Regular. Debió expulsar a Rey en la primera amonestación, se equivocó al conceder el gol visitante y erró al anular el segundo. Acertó al anular el gol de Pedro.


Estadio: Nicolás de las Peñas, 199 espectadores.