Jornada 15. Pulpileño 1-1 Molina

El Molina nivela un marcador adverso

El Atlético Pulpileño mereció la victoria ante el Molina, teniendo que conformarse con un empate, condicionado por las decisiones arbitrales en la segunda mitad en donde dejó al Pulpileño con un jugador menos a los cincuenta y cinco minutos, al expulsar de forma injusta a su capitán, Pedro, por doble amarilla y decretar penalti en una jugada en la que no hubo nada.
Los locales pudieron irse al descanso con un marcador más abultado ya que dispusieron de cuatro ocasiones clarísimas. La primera antes de cumplirse los dos minutos, en donde Ginés Meca se planta solo ante Miguel, pero su disparo fue desviado con el pie por el cancerbero. A los 16 minutos, un disparo de Ginés Meca dentro del área fue rechazado por Miguel, el balón le llegó a Mariano que disparó marchándose el esférico alto. Ginés Meca volvió a mostrar lo gran jugador que es en la jugada que supuso el 1-0 para los locales, al controlar con el pecho un centro desde la línea de medios, pasándole a la media vuelta a Cristian que entraba por la derecha, marcando de tiro raso.
A los 30 minutos se le anuló un gol a Ginés Meca al rematar de cabeza en pugna con un defensor en donde no se vio nada punible. Un minuto más tarde el visitante Manolo Illán remató raso saliendo el balón desviado. A los 34 el Molina reclamó penalti al estimar que el balón le dio en la mano a un defensor.
La segunda parte comenzó con un Molina más decidido en ataque, pero de nuevo la ocasión fue para el conjunto local, a los 50 minutos, en una buena internada de David Meca por la derecha, con pase a su hermano Ginés al hueco, pero la rápida y decidida salida del guardameta evitó que llegara al remate. La réplica la puso Mara, al rematar de cabeza, de espaldas a la portería local, saliendo el balón fuera.
La expulsión de Pedro condicionó el encuentro ya que el conjunto de Molina de Segura se creció. En una jugada confusa el árbitro señaló penalti contra el Pulpileño y el empate espoleó aún más a los visitantes que se fueron decididos a por la victoria creando mucho peligro, pero ya no se movió el marcador.