Jornada 15. Atl. Pulpileño 1 - 1 Molina

El Atco. Pulpileño empató en casa ante el Molina, 1-1, en un encuentro en el que las decisiones del colegiado influyeron en el mismo

Desde el minuto cincuenta y cinco, los pulpileños jugaron con un hombre menos y el colegiado señaló un penalti inexistente que significó el empate del Molina

El Atco Pulpileño mereció la victoria ante el Molina, teniendo que conformarse con un empate, condicionado por las decisiones arbitrales en la segunda mitad en donde dejó al Pulpileño con un jugador menos a los cincuenta y cinco minutos, al expulsar de forma injusta a su capitán, Pedro, por doble amarilla y decretar penalti en una jugada en la que no hubo nada, en la que su línea, bien situado no señaló nada y el, en el otro extremo de la jugada, decidió que lo fuera. Una primera mitad en la que los locales pudieron irse al descanso con un marcador más abultado ya que dispusieron de cuatro ocasiones clarísimas de gol. La primera antes de cumplirse los dos minutos, en donde Ginés Meca se planta solo ante Miguel, pero su disparo fue desviado con el pié por el cancerbero. A los dieciséis minutos, un disparo de Ginés Meca dentro del área, es rechazado por Miguel, el balón le llega a Mariano que dispara como le llega, marchándose el esférico alto. Ginés Meca volvió a mostrar lo gran jugador que es en la jugada que supuso el 1-0 para los locales, al controlar con el pecho un centro desde la línea de medios, pasándole a la media vuelta a Cristian que entraba por la derecha, marcando de tiro raso. A los treinta minutos se le anula un gol a Ginés Meca al rematar de cabeza en pugna con un defensor en donde no se vio nada punible. La primera jugada de peligro en este periodo de los visitantes se produjo un minuto más tarde, en una juagada de ataque en el que el balón le llega a Manolo Illán, que remata de tiro raso saliendo el balón desviado. A los treinta y cuatro, los visitantes reclamaron penalti al saque de una falta desde la izquierda, a unos cinco metros fuera del área, al estimar que el balón le dio en la mano a un defensor. Mariano tuvo dos buenas ocasiones de gol, en los minutos cuarenta y uno y cuarenta y tres, al disparar solo ante el portero. En la primera desvió el portero y en la segunda el balón se fue rozando la cepa del poste. Con el mar sabor de boca entre los aficionados locales, de que se había perdonado en demasía, en este periodo, se llegó al descanso. La segunda parte comenzó con un Molina más decidido en ataque, pero de nuevo la ocasión fue para el conjunto local, a los cincuenta minutos, en una buena internada de David Meca por la derecha, con pase a su hermano Ginés al hueco, pero la rápida y decidida salida del guardameta evitó que este llegara al remate. La réplica la puso Mara, al rematar de cabeza, de espaldas a la portería local, saliendo el balón fuera. A raíz de la expulsión de Pedro, a los cincuenta y cinco minutos, en donde Pedro salta de cabeza en el centro del campo entre dos jugadores visitantes, despejando a media altura un defensor, estimando el colegiado que Pedro le dio al balón con la mano, que de haber sido, a todas luces hubiera sido involuntario y ante la sorpresa de todos le enseñó la amarilla, lo que le suponía la expulsión, ya que en la primera mitad vio otra. Esta expulsión condicionó el encuentro, ya que el conjunto de Molina de Segura se creció, haciéndose dominador del encuentro, llevando el peligro ante la meta de Juanfran en continuas internadas, ante una sólida defensa local. En una de ellas, a los setenta y nueve minutos, dentro del área local, por la derecha, muy cerca de la línea de la misma, Manolo y un atacante,  pugnan por el control del balón, hombro con hombro, en donde el atacante ni cae al suelo y ante la sorpresa de jugadores y aficionados locales, el colegiado, que se encontraba a unos veinte metros de la jugada, señala penalti, cuando su línea se encontraba bien posicionado frente a la jugada, no señalando nada. Guardiola marcó la pena máxima lanzando al palo opuesto de donde se había lanzado Juanfran. El empate espoleó aún más a los visitantes que se fueron decididos a por la victoria creando mucho peligro, pero en el minuto noventa los pulpileños pudieron hacer con la victoria, en una internada por la derecha de David Meca, con centro al área, en donde se encontraba libre de marca Ginés Meca, pero este eligió la peor opción, pegarle a la media vuelta al balón, cuando pudo controlar y fusilar al guardameta visitante. Sin tiempo para más, se llegó al final de encuentro, ante el descontento de los aficionados locales que está viendo como en los últimos encuentros jugados en casa, su equipo se está viendo perjudicado ostensiblemente por decisiones arbitrales poco afortunadas, como sucedió ante el Cieza, en donde el conjunto local terminó jugando con ocho jugadores

Atco Pulpileño: Juanfran, Álex, Juan, Peñas, Manolo, Pedro, Ramón, Ginés Meca, Cristian, (David Meca, m. 58), Gil y Mariano, (Reina, m.75 m.),

C.de F. Molina: Miguel, Guti, (Omar, m. 66), Gonzalo, Verdú, Richard, Tormos, Nieto, Mara, (Jesús, m. 71, a su vez, sustituido por Marcos a los 90 m.), Guardiola, Manolo Illán Y Pelao

Goles: 1-0, m. 20 Cristian. 1-1, m. 80, Guardiola de penalti

Arbitro: Sánchez Conesa. Enseñó tarjetas amarillas a los locales, Álex, Manolo y Reina, expulsando a Pedro a los 55 minutos por doble amarilla. Por parte visitante a: Guti y Nieto

Campo: Municipal San Miguel. Poco público, unos 150 espectadores, al coincidir con los festejos del Festival Solidario, pro-damnificados de las inundaciones del 28 de septiembre