Jornada 7. Muleño 4-3 Churra

El Muleño acaba pidiendo la hora en un partido donde llega a tener cuatro goles de renta

Los locales entraron al partido como una apisonadora, marcando dos goles en apenas un cuarto de hora y haciéndose dueños del encuentro

El Muleño y el Churra jugaron ayer un partido no apto para cardiacos. Los locales entraron al partido como una apisonadora, marcando dos goles en apenas un cuarto de hora y haciéndose dueños del encuentro.

La tónica del choque siguió siendo la misma al volver del descanso y antes de la hora de partido, el Muleño ya ganaba por un contundente 4-0. Fue entonces cuando Rayón hizo un penalti que supuso su expulsión y el renacer del Churra, que llegó a situarse a un gol en el marcador en el minuto 84.

 

El equipo de Mula se echó atrás y acabó pidiendo la hora viendo la cantidad de ocasiones generadas por un Churra que no pudo culminar su remontada.