Jornada 37. Murcia B 5-2 Bala Azul

El Imperial firma la permanencia con una soberbia segunda mitad

El Real Murcia Imperial certificó su permanencia en Tercera División tras endosar una goleada al Bala Azul (5-2). El encuentro comenzó con un Bala Azul muy eléctrico, que a las primeras de cambio pilló a contrapié al filial grana. En trece minutos, Santi, con un doblete de cabeza aprovechando sendos envíos a balón parado, otorgó a su equipo una clara ventaja nada más comenzar el encuentro.

Los pupilos de Basadre intentaron reaccionar, moviendo la pelota en el centro del campo, y la reacción no se hizo esperar. Pisaron el acelerador y fue un constante bombardeo sobre el área visitante. Un agobio incesante, pero al Imperial le faltaba aplacar la ansiedad del marcador en contra, lo que hizo que, pese al gran número de ocasiones, no obtuviera el premio del gol. Tras el descanso, en el primer minuto, todo lo fallado en la primera parte se olvidó a los granas. Renato, de cabeza, recortó distancias, y diez minutos más tarde, tras un penalti cometido por mano del lateral Zurdo, Gabri Silva aprovechó para igualar el marcador. El juvenil Josema avisó con un disparo que rozó la escuadra, aunque en el 66', el propio futbolista muleño sí acertó desde dentro del área. No se conformaron con el resultado los de Basadre, que gracias a Párraga y Gabri Silva firmaron la sentencia y la permanencia.