Jornada 26. Yeclano 2-0 Pulpileño

El Yeclano despeja las dudas

Consigue la victoria ante el Pulpileño en un vistoso partido contra un aspirante a estar entre los mejores

El Yeclano Deportivo despejó dudas y se impuso merecidamente a un buen Pulpileño en un encuentro que supo a primer ensayo para ambos de posible duelo de play-off. Los locales tuvieron una primera parte brillante donde merecieron más que el 1-0 con el que llegaron al descanso y vieron cómo se les pudo complicar el asunto tras el segundo gol, cuando Belforti fue expulsado en una falta en la frontal que los almerienses reclamaron dentro.

Lo cierto es que el nivel y la intensidad mostrada a lo largo del choque por parte de ambos equipos evidenciaban que había nivel en La Constitución. Y la tensión se notó desde muy pronto. Fue el Yeclano el que pudo anotar a los diez segundos de partido en una buena diagonal de Vaquero a Iván Pérez, quien recortó dentro del área y la cruzó al palo largo fuera.

Veinte minutos después, los azulgranas abrirían el marcador con una excelente jugada por banda donde Mario desdobló a Víctor y le pudo una bola perfecta para que Iker Torre anotara de media vuelta. A partir de ahí tuvieron minutos brillantes de juego y varias acciones en las que rozaron el segundo, especialmente en un remate de Iván Pérez alto, en un testarazo precioso de Iker Torre al larguero y de un mano a mano del máximo goleador azulgrana ante Javi Soto.

La segunda mitad no defraudó ya no por el juego sino por la emoción. Sería el Yeclano el que volvería a golpear. Justo después de que Iker Torre rematara espléndido a media vuelta en un córner rozando el poste, Iván Pérez fue clarísimamente derribado en un talentoso arreón y Álex Vaquero clavó el libre directo tocado previamente por Víctor logrando un tanto de bella factura.

Pero como buen primer ensayo para el play-off, el partido iba a dar mucho más de sí e iba a girar por derroteros distintos. A la ya de por sí cuestionada permisividad de un protestado Almagro Gil, se le sumó una jugada clave en un derribo de Belforti como último jugador en la línea de la frontal del área.

Tanto Zapata como José David también tuvieron en sus botas varias acciones para poner el partido en un puño, pero la suerte y el buen hacer de Serna dejó el casillero visitante a cero.