Jornada 26. Mérida 0-0 Real Murcia

El Murcia se lleva un punto de Mérida

 

El equipo que dirige José María Salmerón encadena siete partidos sin perder fuera de casa

El choque entre el Mérida y el Murcia tenía morbo pero no cumplió con las expectativas. En el equipo extremeño jugaron de inicio el central Golobart y el delantero Germán Sáenz, ambos exjugadores del equipo grana la temporada pasada, además de Iván Pérez y el pivote Checa, exfutbolistas del UCAM. De inicio, Salmerón situó a Carlos Martínez actuando este domingo como falso nueve en el Real Murcia, con Pedro Martín tirado a la banda derecha. El Murcia, además, tenía pólvora en el banquillo con activos como Elady, Chrisantus, Santi Jara y Fran Carnicer. El partido era vital para el equipo grana, que si lograba ganar en Mérida adelantaría al Extremadura y se colocaría tercero en la tabla. Pero finalmente solo se quedó con un punto, conserva la cuarta posición, pero comprueba como el UCAM y el Granada B le pisan más los talones que antes, tras las victorias matinales de los universitarios y el filial nazarí.

El Mérida tomó la iniciativa en ataque en los primeros minutos, pero no sufría demasiado en defensa el Real Murcia. Eso sí, el equipo local disparó al palo gracias a Germán, que superó a Biel Ribas. Fue el primer aviso serio de los locales antes de que se estirara el Murcia por medio de Forniés, pero cortó la defensa local. Santi Villa, después, envió a córner otra acción en ataque del Murcia por medio de Jordan. El equipo grana contestaba con una gran acción de Pedro Martín, que centró buscando a Carlos Martínez, aunque Santi Villa mandó el balón a córner nuevamente. Minutos más tarde llegó otra nueva ocasión grana, con un remate de Orfila que remachó después Mateos, pero el pivote murcianista estaba en fuera de juego.

El exgrana Golobart tenía que abandonar el terreno de juego lesionado a los veinticuatro minutos y en su puesto entró Julio de Dios, ex del UCAM y Jumilla. Con la lesión de Golobart, Loren Morón, entrenador del Mérida, retrasó la posición de Javi Chino al centro de la defensa. Justo después llegó una de las grandes ocasiones del equipo grana, con un disparo al palo de David Mateos tras un lanzamiento de falta. Ambos equipos estaban igualados a todo antes del despeje de Biel Ribas a disparo de Kiu. David Mateos vio la tarjeta amarilla por estorbar en el saque de una falta a favor del Mérida y el partido se iba al descanso con el empate a cero en el marcador, con un balón estrellado en el palo de la portería rival por cada uno de los equipos.

Cambios madrugadores

En la segunda parte José María Salmerón intentó alterar la situación e hizo un doble cambio a los primeros minutos de la segunda parte. Se fueron al banquillo Pedro Martin y Jordan Domínguez, que dejaron su puesto a Santi Jara y Miki Chrisantus en busca de la victoria y más capacidad ofensiva. El Mérida, no obstante, tuvo la primera ocasión de la segunda parte con un centro de Germán que se paseó por el área del Real Murcia sin que encontrara rematador. El choque, por momentos, fue duro, y José Cruz, del Mérida, vio tarjeta amarilla por hacer una fea entrada sobre Carlos Martínez. Minutos más tarde el que vio la tarjeta fue Checa, por otra entrada sobre Armando.

En el terreno de juego había un intercambio de golpes entre el Mérida y el Real Murcia, aunque no habían grandes ocasiones ni para uno ni para otro. El Murcia se acercó a la meta de Felipe Ramos con un disparo alto de Carlos Martínez. En el equipo extremeño se marchó Iván Pérez y entró Jokin Esparza, antes de que Armando viera la tarjeta amarilla por llegar tarde en una acción y cometer una falta sobre el propio Checa. Salmerón se jugó la última baza al meter en el terreno de juego a Fran Carnicer en puesto de David Mateos, algo cansado.

El Mérida, en la última fase, apostó por ataques muy largos, pero no encontró facilidad para rematar. El partido, con dos equipos que se conformaron con el empate y en el que fue mayor el miedo a perder que la necesidad de ganar, acabó con la tarjeta amarilla para Charlie Dean por cortar un ataque del Mérida y con un lanzamiento de falta de Santi Villa que se estampó en la barrera. El rechace acabó en la grada y con un final de partido que sirve a los granas para mantenerse en la cuarta plaza con 42 puntos, uno por encima de UCAM y el Granada B, y tres por encima del Melilla y el Linense. Los murcianistas están también a un punto del Extremadura, que es tercero. El próximo rival grana será el Córdoba B, que hoy juega ante el Cartagena.