Jornada 26. UCAM Murcia 2-1 Betis B

Los tres puntos se quedan en La Condomina

El equipo universitario luchará por levantar cabeza ante el Betis Deportivo

 

El UCAM Murcia consiguió este domingo una victoria con la que ya nadie contaba. El equipo murciano jugó un partido atenazado y donde el Betis Deportivo tuvo las mejores ocasiones. Supo llegar vivo hasta el final del encuentro y de nuevo se encomendó a un Marc Fernández que volvió a ejercer de salvador de tres puntos y no sabemos si de algo más. Pero lo cierto es que los universitarios, que comenzaron bien, desaparecieron tras marcar y se dejaron llevar por esa inercia, donde el paso de los minutos solo mostraban la superioridad de un Betis, que a pesar de ser el peor visitante, mostró hechuras de equipo sobrio. Javi Jiménez con sus paradas demostró que su fichaje ha valido la pena. El meta se tuvo que multiplicar para que los sevillanos no sentenciasen el partido. Campos leyó bien el último capítulo del partido, donde la entrada de Isi Ros, Gerard Oliva y Urko Arroyo hizo que la creatividad, la manejabilidad del cuero y sobre todo la aparición de Marc Fernández, tras un pase de Urko Arroyo, dejase tres puntos que sientan muy bien a los universitarios y reactivan la persecución de las plazas del 'play-off'.

Buena puesta en escena del UCAM en su partido ante el Betis Deportivo. Los de José Miguel Campos, con un once inédito, tuvieron desde el inicio el control del cuero, con Abel Gómez en la organización y un Kitoko que brillaba en la distribución, sobre todo en las aperturas por banda donde Marc Fernández y Julen Colinas, conseguían desde el inicio llegar con facilidad.

Valentía visitante

El problema comenzó a plantearse cuando el equipo sevillano, igual que concedía centros y dominio a los universitarios, también tenía salidas rápidas a la contra, que castigaban a los murcianos cuando tenían que recuperar posiciones. La primera ocasión clara de gol sería para los verdiblancos en el minuto diez. Liberto se fue en velocidad de Víctor García y su disparo llegó a Javi Jiménez. Era el primer aviso serio de los jugadores de José Juan Romero, que se mostraban rápidos en las contras. El UCAM tenía aparentemente el encuentro dominado, pero es de esos dominios donde las llegadas claras son mínimas. Por el contrario, cada vez que llegaba el Betis lo hacía en superioridad y por sorpresa.

El partido estaba intenso, movido y las ocasiones aparecían en las dos porterías. Aitor ponía de nuevo a prueba a un Javi Jiménez que tuvo que mostrar de nuevo su agilidad con una gran parada; era el minuto veinte y el partido comenzaba a pedir un gol en cualquiera de las porterías. El tanto llegó en el minuto 22, cuando Marc Fernández recibió un pase por dentro en la línea de tres cuartos, se fue de su par y desde la frontal empalmó un disparo raso pero fuerte a media altura, que se fue alejando y pegado al palo se coló en la portería de Tienza sin que este pudiera hacer nada. Fue el 1-0.

Los béticos recogieron los frutos de su trabajo en el inicio de la segunda entrega, cuando Aitor rebasó a Javi Jiménez por bajo. José Miguel Campos puso toda la artillería en liza: daba entrada a Gerard Oliva y a Isi Ros. Aitor volvía a poner a prueba a Javi Jiménez, el meta hacía su octava parada de mérito y desviaba a córner un disparo difícil. Pero en el minuto 85, Marc Fernández recibía un pase de Urko Arroyo con el exterior del pie, el extremo disparó y el balón, tras dar en el larguero, entró. Un gol que salvó al técnico José Miguel Campos.