Jornada 38. Compostela 3 - 1 R. Avilés

El Avilés tendrá que jugar la eliminatoria de la promoción de permanencia tras caer ante el Compostela por 3-1 y después de que la carambola que debía producirse, sucedió. Lealtad y Atlético Astorga ganaron sus respectivos encuentros y tras tropezar en sus últimos tres compromisos, deberá ganar una eliminatoria para conseguir la permanencia.

Avisó el equipo visitante en la primera acción del choque con un saque de falta directa de Pascual que, tras botar en el área, fue blocado por Ramón. La respuesta llegaría con el primer tanto del encuentro. Jordan ganó metros por la banda derecha, cedió de forma deficiente a Quim Araújo, que en el borde del área ganó el balón dividido, que llegó a Manu Rodríguez. Éste, con una vaselina, estableció el 1-0.

El paso de los minutos asentó al cuadro anfitrión, que comenzó a despejarse la presión que sufría y llevó el encuentro a las cercanías del área custodiada por Alejandro. Yacine desaprovechó una buena ocasión, y el meta intervino en dos oportunidades para evitar que la diferencia se ampliase en el ecuador de la primera parte.

El Avilés se acercó en el minuto 30 con un cabezazo flojo de Jairo, pero fue el Compostela el que más cerca estuvo de conseguir el tanto. Quim Araújo remató muy desviado y, en una doble oportunidad, Manu Rodríguez estrelló un tiro en la madera y el portero visitante salvó el remate posterior de Jordan, a quemarropa. En la segunda mitad el cuadro preparado por José Manuel Barla cambió el dibujo y se volvió más ambicioso. Obligó a su rival a tener que jugar en largo y buscó hacerse con el dominio territorial del choque. Jandro y Pascual tuvieron el empate en el minuto 55, pero Ramón, primero, y el tiro defectuoso, después, lo evitaron.

Al igual que en la primera mitad, el Compostela necesitó de tiempo para hacerse con lo que reclamaba el partido. Cuando encontró la fórmula, llevó peligro. Lo tuvo Jimmy y pudo marcar Yacine. Pero no fue hasta el minuto 73 cuando, con un disparo cruzado, el lateral izquierdo estableció el 2-0.

El conjunto local no mató el encuentro en las ocasiones posteriores y el Avilés no se dio por vencido. Encontró premio en una acción afortunada y de falta de entendimiento entre central, lateral y portero. Alcañiz quiso rechazar, el balón rebotó en Jimmy y descolocó a Ramón. Ito, a puerta vacía, animó al equipo asturiano pero casi sin tiempo para reaccionar el Compostela mató el partido en los instantes finales con el tercer gol.