Iban foto 2

Entrevista a Ibán Cánovas (Churra)

IBÁN CÁNOVAS: “ADRIÁN HERNÁNDEZ ES UNA DE LAS PERSONAS QUE ME HA CAMBIADO LA VIDA

 

                                                                                     

El central y estandarte del Churra, Ibán Cánovas, charla con nosotros de sus inicios, de lo que significa formar parte de este equipo que ha hecho historia y del presente. Un placer al mismo nivel de verlo en el terreno de juego.

Pako Sarabia: Buenas Ibán, nos gusta empezar por el principio. ¿Recuerdas cual fue tu primer contacto con el fútbol?

Ibán Canovas: Hola, muy buenas Pako. Pues mi primer contacto ni lo recuerdo, mis padres siempre me compraban balones y me dedicaba a estar todo el día con la pelota, tanto en casa como en la calle. Los tiempos han cambiado, no había tanta tecnología y estábamos siempre jugando a la pelota, y corriendo por las calles.

P.S.: ¿Cuando y dónde empiezas a jugar federado?

I. C.: Pues a los ocho años mi padre me preguntó que decidiese si apuntarme a música o a fútbol. Vaya preguntas para un niño que solo tenía ganas de jugar jejeje. Y mi padre que es del Cabezo de Torres, me llevó a la escuela que en ese entonces era en el pabellón. En la escuela no estaba federado, fue al año siguiente siendo benjamín en el Cabezo de Torres donde jugué el primer año federado en futbol 7. Y hasta juveniles estuve allí.

P.S.: Por tu altura muchos te habrán dicho que mejor baloncesto que fútbol…

I. C.: Es muy típico, te dicen deberías jugar al baloncesto en lugar de al fútbol, y a lo mejor hasta tienen razón, y se me da mejor las manos que los pies jajaja. Yo tenía y tengo claro cuál es el deporte que más me apasiona.

P.S.: ¿Cómo llegas al Churra?

I. C.: Pues yo no jugaba desde el primer año de juveniles, donde tuve una grave lesión en el pie. Y no volví a jugar, me dediqué a formarme en la Universidad de Cartagena, y ni se me ocurría volver a jugar al fútbol federado, jugaba mis campeonatos universitarios y mis pachangas. Y ya cuando estaba terminando la carrera, me llamo Paco Montesinos, el actual entrenador del Alcantarilla. Él es cuñado de uno de mis mejores amigos y lo conozco prácticamente toda la vida. Y me comentó que iba a coger el Churra, que estaba en primera autonómica y si me apetecía jugar. Me lo pensé la verdad, ya que no sabía si podía compaginarlo. Al final me animé, y empecé a pisar el césped del municipal con 21 años.

                                                                                       

P.S.: Te has convertido en el capitán y el jugador con el que más se identifica la afición que va a veros. ¿Qué significa jugar en este equipo para ti?

I. C.: Pues para mí es un orgullo ser jugador y capitán del equipo de mi pueblo. El poder pasear este escudo por toda la Región e incluso por fuera de ella te genera una gran satisfacción la verdad. Con los años que llevo aquí le tengo un gran apego al club, a la gente que lo forma, a muchos compañeros, amigos y sobre todo a gran parte de la afición. Llevo toda mi carrera de senior jugando aquí. Esto para mi es más que un simple equipo o club, lo vivo con mucho sentimiento y pasión y más ahora que me veo algo mayor.

P.S.: Hace dos temporadas hicisteis historia entrando en play off. ¿En qué momento de ese año fuisteis conscientes de que lo podíais lograr? ¿Hubo algún partido que fuera un punto de inflexión?

I. C.: Recuerdo que pillamos una racha de muchos partidos consecutivos ganados y cogimos un gran colchón de puntos. Nosotros al llegar a la segunda vuelta con opciones empezamos a creérnoslo, el objetivo era la salvación y estábamos salvados con mucha antelación, por lo que creímos que por qué no podíamos meternos en los play off. Los partidos que recuerdo de ese año fue por allá por febrero o marzo, empatamos en el Pitín a un gol, y llegamos a la Constitución a la semana siguiente pensando que le queríamos disputar la liga al Yeclano, empezamos ganando, pero una expulsión en la primera parte nos condicionó y perdimos 3-1. Ese partido nos marcó un poco, porque nos bajó la moral. A partir de ahí tuvimos una mala racha, hasta Adrián nos hizo ver que no se nos podía escapar la ocasión de jugar unos play off y en los últimos seis partidos encajamos dos goles en contra y bueno el partido final en el Artés Carrasco ya fue el climax.

P.S.: Y casi elimináis al Cacereño, ¿cómo recuerdas aquel partido de vuelta?

I. C.: Lo recuerdo con ilusión, aunque supuso un batacazo. Yo me fracturé la nariz en el último partido de liga en el Artes Carrasco al inicio el partido, y no pude disputar el partido de ida del play off, porque no me homologaron la máscara protectora en la federación, aunque yo hubiese jugado hasta con la nariz rota. Ya para Cáceres sí jugué con esa mascara tan incómoda. El partido fue de tú a tú, e incluso nosotros en el campo nos veíamos que teníamos muchas opciones, solo había que meter una. En la prorroga Matías tuvo una clamorosa sin portero, y le dio al palo por fuera. No se me va a olvidar esa jugada en la vida. Luego nos metieron en el 116 tras un centro donde nos pilló algo descolocados y ahí se acabó.

                                                                                         

P.S.: La temporada pasada volvéis a hacer historia pero La Gimnástica Segoviana fue mucho rival, sobre todo en la vuelta.

I. C.: Buff la Gimnástica tenía más cosas que el Cacereño, sobre todo en ataque, eran aviones. De hecho, mira Agus Alonso este año en el Villarrobledo creo lleva seis goles. Eran auténticos cañones. No le quito mérito a la Gimnástica Segoviana, pero nos mataron nuestros propios errores, el nerviosismo, el viaje…. No sé. Había más ambiente que en Cáceres ya que el campo era más pequeño. Cometimos dos errores infantiles defensivos al empezar y eso en play off y contra ese equipazo te penaliza una barbaridad.

P.S.: Y tras la eliminatoria se anuncia el fichaje de Adrián Hernández por el Real Murcia, ¿qué ha significado Adrián para el Churra y para ti?

I. C.: Hablar de Adrián Hernández para mí, es como si estoy hablando de mi padre o de mi hermano. Es la persona que me ha enseñado a ver el fútbol de otra manera, de disfrutarlo, de sentirlo, de que con pasión y mucho esfuerzo se pueden hacer cosas maravillosas. Confió en mi desde que cogió el equipo en primera autonómica como su capitán, y hemos forjado un vínculo, una amistad, que difícilmente se explica. Cuando nos cogió, de las primeras frases que me decía era que en cuatro años tenía al equipo en tercera y en seis años luchábamos por subir a 2ºB, solo teníamos que creer en él. Tardo dos años en subir a tercera y cuatro años en meternos en un play off a 2ºB. Además, no solo es un entrenador al uso, le puedes contar tus problemas personales, laborales, siempre tiene un buen consejo sea en la situación que sea. Y bueno de fútbol para que voy a decir, es un enfermo de este deporte; no duerme en las derrotas, en las victorias está mandando videos, audios, llamadas, para corregir errores. Motivacionalmente ya se ve en los videos, lo cuales a mi no me sorprenden, lo que sabe de psicología y lo que empatiza con el jugador. Pero sobre todo es la persona con más recursos tácticos que conozco, tiene una solución para todo. Es una de las personas que me ha cambiado la vida.

P.S.: Ha llegado Ismael Ibáñez con el «marrón» de tener que sustituir a alguien que ha hecho historia, ¿en qué se parecen y en qué se diferencian tanto en el aspecto deportivo como personal?

I. C.: Son los dos grandísimas personas, apasionados de su trabajo. Ismael es una persona muy inteligente, con muy buen corazón, tiene mucho temple y es raro verle nervioso. Porque, aunque lo esté, no se le nota. Intenta continuar la fórmula que nos ha ido bien estos años, con un proyecto similar. Ya estuvo media temporada de la pasada con nosotros. Es una situación nueva para él ser primer entrenador en un equipo de tercera, y lo está llevando bastante bien. Le encanta la estrategia, que para nosotros es muy importante la verdad. Y marrón ninguno, el único que tenemos este año es no tener a día de hoy es que no esté terminado el campo de Churra. Y Adrián es muy efusivo, pasional, transmite todo lo que siente, y al llevar años con nosotros el equipo estaba acostumbrado a sus métodos. Amante del rigor táctico y de mejorar individualmente al jugador porque eso lleva a logros colectivos. Le encanta cantar en el vestuario y quedar todo el equipo a cenar si puede ser todas las semanas. 

P.S.: Todos ya ponemos al Churra antes de empezar la liga como uno de los candidatos a quedar en play off, ¿somos injustos exigiendo eso?

I. C.: Creo que si lo sois, el Churra es un equipo que su objetivo debe ser la salvación que ya es mucho para este pequeño club. Aquí hay muy poco presupuesto, y el que hay nos lo gastamos en pizzas y cenas. Los dos últimos años no son años muy normales, se dieron unas circunstancias muy especiales y nos salía todo, acompañado de una comunión equipo-afición que ayudaban mucho a los resultados. Ya se han visto cosas parecidas en el fútbol, sin ir más lejos la Premier que ganó el Leicester. Pero no es lo habitual y más viendo los equipazos y presupuestos de otros equipos de la categoría. Yo me conformo con ver al Churra muchos años en tercera.

P.S.: ¿Cómo valoras la temporada hasta el momento?

I. C.: La temporada está siendo muy complicada, hemos tenido muchos cambios, cuerpo técnico nuevo, algunos compañeros nuevos. Adaptarse a una forma de trabajo diferente, y con el condicionante de no tener casa y estar entrenando cada día en un sitio diferente. Nos está costando este año sacar resultados, pero sabíamos que iba a ser complicado. Ahora nos toca a los jugadores dar el do de pecho y salvar la categoría como sea posible.

                                                                                               

P.S.: Y tenéis el handicap de no poder jugar en vuestro estadio. ¿Notas mucha diferencia con el campo de El Puntal?

I. C.: Hombre notar se nota, el campo es aún más pequeño que Churra, y encima la superficie es muy antigua. Pero es que es lo que hay, necesitamos un campo que está cerca de Churra, para que sea fácil para la gente del pueblo venir a vernos. No estamos sacando malos resultados del todo en casa y más viendo que rivales nos han visitado. Pero estamos ya cansados de estar dando vueltas por todos lados para entrenar, horarios dispares cada día. Los niños de las bases están igual, que todavía es peor para ellos y sus padres estar de un lado a otro. Decían que estaría en diciembre y no tiene pinta. Esperemos que lo arreglen lo antes posible, por el bien de todos.

P.S.: ¿Qué le dirías a la gente para que siga apoyando el proyecto?

I. C.: Pues que sigan animándonos como hasta ahora. Siempre a donde vamos hay aficionados que vienen a vernos, y eso es lo que más gusto da. Que tengan algo de paciencia al nuevo proyecto, que llegarán los resultados. Y sobre todo que nunca nos dejen, porque son lo más importante de Churra

P.S.: Muchas gracias y mucha suerte.

I.C.: Muchas gracias a vosotros

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email